Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

jueves, 30 de enero de 2014

DIES IRAE - César Pérez Gellida


Son muchas las maneras de que llegan hasta nosotros los libros y sus autores. Unas veces los vemos en un escaparate, una promoción, una revista, una librería mientras ojeamos y decidimos que es lo que vamos a llevarnos, cuando llegan a nosotros las novedades de las editoriales... y otras cuando alguien los recomienda y nosotros cogemos el testigo.

Pero cuando hemos cogido esa recomendación al vuelo y ese libro o autor nos ha gustado mucho, va a ser difícil que olvidemos de la mano de quien llegó.

En el caso del autor de esta novela siempre estaré agradecida a Raquel Martos, que a finales del invierno o principios de la primavera de 2013 (no recuerdo muy bien), recomendaba en Twitter un libro que no nos podíamos perder, un libro que se llamaba Memento Mori y era de un autor nada conocido, lógico, era su primera novela, que se llamaba César Pérez Gellida. Ella fue quien me puso sobre la pista y me lo descubrió.

Pero este autor no tardó mucho en hacerse su hueco y que todos hablaran de él y de su novela. Con una novela como Memento Mori el boca a boca funcionó, como sólo funciona cuando algo tiene calidad, y en este caso no cabía duda de que era así. Pronto éramos muchos los que conocíamos a César Pérez Gellida, habíamos leído su novela y estábamos deseando que saliera la segunda parte de su trilogía Versos, canciones y trocitos de carne.

EL AUTOR

Cesár Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y Máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid.

Antes de dedicarse exclusivamente a su gran pasión, escribir y contarnos historias, su carrera profesional se desarrolló en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vinculadas con el mundo de las Telecomunicaciones (Retecal), Outsourcing (Grupo Norte) y la Industria Audiovisual (Canal Ocio Europa).

En mayo de 2013 le otorgaron el Premio Racimo de oro de Literatura.



ARGUMENTO

"La acción de este thriller implacable arranca en la peculiar ciudad italiana de Trieste, frontera entre dos mundos. Au­gusto Ledesma elige el que fuera hogar de James Joyce como primer escenario para continuar su siniestra obra, que alimenta del aliento de sus víctimas y de la humilla­ción de sus perseguidores. Hasta allí se trasladará el ins­pector Ramiro Sancho en su frenética y obsesiva persecución de un asesino en serie que parece haber acentuado su voracidad. Entretanto, al otro lado de la frontera, el psicó­logo criminalista y ex-agente del KGB Armando Lopategui, «Carapocha», recorrerá las calles de Belgrado junto a su hija y ahora discípula con el propósito de zanjar cuentas con un pasado despiadado del que no logra despojarse. En otra vuelta de tuerca, a través de fugaces viajes en el tiem­po, descubriremos cómo se fraguó la relación entre Pílades y Orestes y asistiremos a su sorprendente desenlace".

MIS IMPRESIONES

Uno de los retos de escribir una reseña sobre Dies Irae reside en no contar más de la cuenta, no sólo de la novela objeto de ella, sino tampoco de la primera entrega de la trilogía, Memento Mori, para no revelar extremos a aquellos que no hayan leído cualquiera de las dos, o ninguna de ellas y pretendan hacerlo.

Está visto que en esta trilogía Versos, canciones y trocitos de Carne, César Pérez Gellida no deja de poner retos a los lectores, unos mientras leen cualquiera de las entregas y otros después de leerlas cuando nos disponemos a dar nuestra opinión sobre ellas. Pero vamos a lo que vamos.

Al ser parte de una trilogía, y aunque cada novela tiene entidad propia y nos vamos a encontrar en ellas cosas diferentes, también vamos a encontrar otras comunes sirviendo de hilo de unión entre ellas.

En Dies Irae tanto la estética con la presentación esos capítulos no muy largos, titulados con canciones del grupo Vetusta Morla, en los que vamos a ver referencias a los lugares y horas en los que se desarrolla la acción, la música permanentemente presente en la novela, las alusiones a la literatura, por señalar algunos, unidos a unos personajes que ya conocimos en Memento Mori van a actuar como conductor de la trilogía.

En este caso la acción cambia de país. Ya no vamos a estar en España sino que nos vamos a desplazar a Triestre, lugar al que se ha desplazado Augusto y donde va dar sus primeros pasos de actuación en esta novela, y Belgrado donde se desplazan Carapocha y su hija Erika y donde el psicólogo pretende zanjar y poner punto y final a uno de los episodios más dolorosos de su vida, la pérdida de su mujer.

César sigue utilizando un lenguaje claro, directo, muy fotográfico, tanto que en algunos casos nos podría parecer estar viendo una película, para entrelazar magistralmente tres líneas argumentales y que confluyan en una sola trama, sin que por ello, o por las distintas localizaciones o saltos temporales ralenticen la lectura o creen confusión.

En Dies Irae seremos testigos de como Augusto sigue con su "obra", como Sancho que está un un tanto "decaído" después de los acontecimientos que tuvieron lugar en Memento Mori, cuando es conocedor de donde se encuentra Augusto no duda en pedir una excedencia para seguir con su persecución, o como Carapocha quiere vengar la muerte de su mujer y quiere que Erika le acompañe en esta "misión". Para ello su hija le pone una condición, que le cuente lo que le pasó a su madre, algo que por muy doloroso que le resulte, Carapocha sabe que no tiene más remedio que hacer, que se lo debe. 

De la mano de estos recuerdos de Carapocha nos vamos a adentrar en el conflicto que tuvo lugar en los Balcanes. Una guerra que además de bastante cercana en el tiempo, también a muchos de nosotros nos los resultó a ser la primera guerra que vivimos paso a paso desde nuestra casa a través de la pantalla de la televisión. Una guerra en la que quizás en aquel momento tuvimos una visión distorsionada que era la que nos daban los medios de comunicación, y en la que, como en todas las guerras, se realizaron verdaderas salvajadas.

También vamos a conocer de primera mano como se conocieron Augusto y Carapocha, como fueron aquellos primeros encuentros, que era lo que pretendía el psicólogo y como, quizás las cosas no eran exactamente como él pensaba.

Y con todos estos ingredientes César elabora un cóctel, con unos resultados grandiosos, en los que no sobra ni falta nada, en el que todo se mezcla como se debe mezclar y en el que introduce algunos giros, como un buen barman hace esos movimientos para que todo se combine y el resultado sea todavía mejor.

Y con todo esto llegamos al final que nos dejará con la boca abierta, sorprende, GENIAL y como ya pasó con Memento Mori nos dejará con tantas ganas de más que nos consumirá la impaciencia hasta el 26 de marzo de está prevista la salida de la tercera y última entrega de la trilogía: Consumatum est.

Este escritor novato  (me río yo de los novatos como él) dejó muy alto el listón con Mememento Mori por lo que pensábamos que iba a ser imposible superarlo con Dies Irae pero una vez más nos sorprendió. Ahora, ¿qué nos deparará Consumatum est?

Ahhhh, se me olvidaba, en esta novela aparece un cameo que nos pondrá una sonrisa en la cara. A ver si sabéis cual es.


Hemos leído del autor

domingo, 26 de enero de 2014

ENCUENTRO DE JUAN GÓMEZ-JURADO CON LOS BLOGS




El día 16 de enero salió a la venta en papel EL PACIENTE (no saldría en formato digital hasta el día siguiente), un día muy esperado por todos los que nos sentimos atraídos por la forma de escribir de Juan Gómez-Jurado.

Seguro que fue un día duro para Juan Gómez-Jurado aunque me imagino que repleto de ilusiones, no se saca un nuevo libro todos los días. Además de los nervios por la salida a la venta de su nuevo "retoño", lo que supuso para él una noche con pocas horas de sueño y muchos nervios, hubo que sumarte un montón de entrevistas con los medios (creo que comentó que habían sido 8), algún encuentro por internet y como colofón, después de tantas horas, a las 20.00 horas estaba programado un encuentro con algunos blogs. Desde aquí queremos agradecer a Juan que después de un día tan duro tuviese un rato, prácticamente dos horas, que compartir con nosotros.

A pesar de todo, según nos contaba nada más empezar, este tipo de encuentros le apetecen mucho ya que se siente un poco en familia y se relaja, no es como una entrevista más, sino más bien una charla entre amigos y es por eso que se  negó desde el primer momento a contar muchas cosas del libro y a hablar sólo él, ya que lo que quería era mantener una conversación, que le preguntáramos lo que realmente queríamos saber, así que así fue y más que una presentación se convirtió en una charla entre amigos.

Inicialmente, y para romper un poco el hielo, su editora sí que nos presentó un poco a Juan, aunque no necesitaba mucha presentación para nosotros, y el libro en cuestión. Después, Ángeles dio la palabra a Juan que una vez más insistió en que lo que quería eran preguntas así que.. empezó una conversación cargada de anécdotas que sólo surgen cuando se disfruta de una conversación distendida y fuera de las preguntas habituales.

En cuanto al libro nos contó que era una  historia que necesitaba que saliera, que empezó a escribirla en octubre de 2011, aunque la llevaba dentro desde hacía tiempo (nos cuenta que en 2008 ya pensaba en ella) y que incluso antes de escribir su anterior libro ya estaba en su cabeza. Es por eso que cuando le preguntaron que porqué no aprovechar el tirón del libro anterior para continuar con la historia contestó que esta historia es la que en este momento le apetecía escribir y no seguir con lo mismo.

El libro tiene además a sus espaldas una gran labor de documentación médica, tanto "de libro" como vivida en propia persona y es que el autor, para esta labor, ha llegado a asistir a varias operaciones.

En cuanto a la forma de estructurar la historia, nos contó, que si bien si tiene una especie de esquema (su editora nos chivó que Juan en su casa tiene una pizarra enorme con el hilo de la historia donde va apuntando cosas), en otros libros sí que se ha planteado todo antes de escribirlo, sin embargo en éste caso no lo ha hecho así. sino que las emociones de los personajes han sido las que le han ido guiando. Lo que sí está claro, es que lo primero que elige es el final.

Respecto al argumento, le comentaron que era muy parecido a un capítulo de Person of Interest y nos contestó que estas cosas pasan, que él mismo no había visto la serie aunque después de publicar el libro había habido varias personas que se lo habían comentado.

Una de las preguntas más acertadas fue el porqué un presidente americano y no cualquier otro y es que, según nos contó. había que elegir a alguien que se alejara un poco del contexto habitual que vivimos, que no le afectaran las condiciones del día a día a la hora de escribir sobre él para poder meterse realmente en la piel de los personajes.

Otra de las curiosidades que nos contó fue a raíz del título de la novela y es que por lo visto ésta pasó por varios títulos, de hecho estuvo tiempo llamándose "Punto de equilibrio" hasta que por fin se encontró el título actual que es el que a todos les pareció más adecuado.

También, a curiosidad mía que siempre me da por las portadas ya que es algo fundamental para mí para la elección de un libro, nos ofreció una bonita fotografía como la que tenéis al principio de la reseña a la par que nos explicó también las fases y los problemas por los que había pasado la portada.
Juan nos explicó que le gustan las portadas limpias, y que en ésta, lo primero que ves es el blanco y el malo de la novela se llama White (1º guiño).
Además, querían transmitir algo que no se fuese demasiado ni al thriller ni a la novela romántica, una portada sencilla. El segundo problema es que Juan tiene un apellido demasiado largo y tenía que quedar en una sola línea por lo que era necesario algo llamativo para el título. Inicialmente le eligieron una tipografía que no le gustó, se cambió y con la siguiente todos quedaron más que convencidos.
Además, nos cuentan que el bisturí está hecho así adrede para que no tuviera una imagen demasiado agresiva.

Otra de las cosas que nos contó es que, de sus novelas, es la que tiene unos personajes más reales. En todas sus novelas anteriores, los personajes eran muy ficticios porque eran un poco héroes, sin embargo, en esta novela, los personajes son personas reales con reacciones normales con las que es mucho más fácil empatizar.

En cuanto a la faja que lleva actualmente el libro nos contó cómo consiguió que Katherine Neville (autora de "El ocho") hablara de la novela, y es que por lo visto Juan le hizo una entrevista cuando ella sacó "El fuego" y se cayeron muy bien, y, al despedirse Juan le dijo que no le daba dos besos por no pegarle la gripe y ella es una auténtica hipocondríaca con lo que, como agradecimiento por no habérsela pegado y por la buena relación que han mantenido desde entonces, se ofreció a hacerle esta buena crítica.

Para los que queráis ver otra faceta de Juan, cuándo se le preguntó si estaba pensando en escribir otro tipo de novela y, aunque no le gusta hablar sobre lo que puede tener entre manos, si nos comentó que haciendo lo mismo se aburría y por eso cambiaba de temática, y aunque no descartaba una novela fantástica (por la que concretamente le preguntaban) de momento tendría que esperar, pero que ya tenia unas cuantas historias de este tipo en el cajón esperando.

Como todos los escritores, tiene un montón de historias por salir, un montón de historias por contar ya empezadas pero aun no se sabe cuál será la que continuará, lo que sí anunció que de aquí a un par de años que finalmente quedó entre bromas reducido a uno, probablemente podamos disfrutar de un nuevo libro, mientras... a leer el Paciente!

Por otra parte, para los que os gustan un poco más las cifras nos contaron que ha habido una primera tirada de 40.000 ejemplares pero que estaba preparada la siguiente para que en caso de buenas ventas, de las que algunos no dudamos, estuviera lista para ver la luz en un par de días. Además se han vendido ya las traducciones a 40 países y ha habido conversaciones para la película a nivel internacional.

Según Juan, el libro está recomendado a todo tipo de lectores y edades porque cada lector sacará una idea diferente de él y eso es lo bonito.

Finalmente, nos firmó a cada uno nuestros ejemplares y se ofreció entre risas a todas las fotos que le pedíamos. Gracias desde aquí a Juan por encuentros tan divertidos como éste y más después de un día como el que tuvo.

Hemos leído del autor 












jueves, 23 de enero de 2014

EL VIOLINISTA DE MAUTHAUSEN - Andrés Pérez Domínguez


De todos los que me seguís es conocido que siento debilidad por las novelas que tienen que ver con la Segunda Guerra Mundial, y sobre todo los nazis y los judíos, así que cuando oí o leí (ya no me acuerdo como llegué a ella) sobre esta novela una opinión en la que además la ponían muy bien, no dudé ni un momento que la tenía que leer. Pero no siempre llegamos a los libros tan rápido como queremos así que hasta este verano no tuve la suerte de tenerlo entre mis manos. Ahora sí que sí, sólo era cuestión de encontrar el tiempo, que a veces me es tan escaso, para ponerme con esta lectura. 

Estas Navidades decidí que no podía pasar más tiempo y que había llegado la hora de ponerme con esta lectura, así que en cuanto acabé un compromiso y una lectura que tenía entre manos cogí el libro de la estantería y por fin puedo decir que ha cumplido, y con creces, lo que esperaba de él.

EL AUTOR

Andrés Pérez Domínguez nació en Sevilla en 1969. Desde hace ya unos cuantos años dedica todo su tiempo a lo que él llama "inventar historias", y si tenemos en cuenta lo que ha escrito y publicado, y los premios que ha obtenido, no se le da nada mal.

Como muestra un botón y aquí os dejo una relación tanto de las novelas como de los premios:

El silencio de tu nombre (2012); El violinista de Mauthausen (2009) por la que obtuvo el Premio Ateneo de Sevilla y fue finalista del Premio Espartado de Novela Histórica en la Semana Negra de Gijón; El síndrome de Mowgli (2008) fue Premio Luis Berenguer; El factor Einstein (2008), y La clave Pinner (2004), finalista del Memorial Silverio Cañada en la Semana Negra de Gijón. 

En cuanto a novelas cortas Los perros siempre ladran al anochecer (2010) Premio Iberoamericano La espiga dorada; Los mejores años (2002), Premio José Luis Castillo-Puche, y Duarte (2002), Premio Tierras de León.

También tiene colecciones de cuentos: El centro de la Tierra (2009), finalista del premio Setenil, y Estado provisional (2001), Premio Ciudad de Coria. No nos podemos olvidar del relato Ojos Tristes (2001), Premio Internacional de Cuentos Max Aub.

ARGUMENTO

En París, Rubén y Anna están a punto de casarse en la primavera de 1940, pero la Wehrmacht invade Francia y él, republicano español exiliado, es detenido por la Gestapo y enviado al campo de exterminio de Mauthausen. 

Anna colaborará con los servicios secretos aliados, ya dispuesta a cualquier cosa con tal de saber donde se encuentra Rubén y si está vivo y, si es así, intentar salvar su vida. 

Entre ellos, y sin que ninguno de los dos lo sepan, habrá un ingeniero alemán que ha renunciado a su trabajo en Berlín para no colaborar con los nazis, y que se dedica a recorrer Europa con un violín bajo el brazo.  De algún modo las vidas de los tres se enlazarán para siempre. 

MIS IMPRESIONES

Como he dicho al principio de esta reseña me gustan las novelas sobre este tema y cuando alguna se me pone delante no dudo en hacerme con ella, porque sé que antes o después la voy a leer. Pero nunca me había encontrado con una novela en la que uno de los personajes principales fuese un republicano español que terminase en un campo de exterminio como fue Mauthausen. Claro que al leer el anexo que viene en  la edición que tengo de esta novela entendí el motivo, y es que El Violinista de Mauthausen es la primera novela que trata el tema de los exiliados republicanos en ese campo, un territorio hasta entonces reservado a los historiadores.

Otro de los puntos que va a diferenciar esta novela de otras que he leído sobre el mismo período y hechos que en ella se narran, es la forma en la que el autor nos cuenta la historia dando voz a los cuatro protagonistas mediante capítulos titulados con el nombre del personaje que en ese momento toma la palabra, y siendo ellos cuatro, a través del relato de sus vivencias, los que compondrán la totalidad de la misma. Una trama en la que encontraremos continuos saltos en el tiempo, pero que no llevan a perder el hilo ni a romper el ritmo y que conseguirán su finalidad: ir dando más datos y desde diferentes puntos, consiguiendo enriquecer la historia.

Mediante esos cuatro personajes personajes (Rubén, Anna, Franz y Bishop) estupendamente trazados y ricos en matices, Andrés Pérez Domíguez nos va a llevar desde París, en los primeros momentos que Francia empieza a sufrir la ocupación alemana, hasta un Berlín destrozado y dividido por sectores entre los aliados (Estados Unidos, Francia y Reino Unido) y los soviéticos al finalizar la guerra, pasando por el campo, o quizás tengamos que decir los campos, de exterminio de Mauthausen, donde entre sus presos llegó a haber 7.000 republicanos españoles recluidos, de los que sólo 2.154 sobrevivieron.

Y es que son unos personajes tan de carne y hueso que nos van a hacer ponernos en su pellejo. Vamos a conocer a través de ellos el sufrimiento, la traición, la lealtad, la superación, la lucha, el amor, la vergüenza, y también la rendición. Son unos personajes con una gran evolución a lo largo de la novela. 

Y si se podía incrementar de alguna manera la riqueza de estos personajes es con algo que me ha llamado poderosamente la atención (o por lo menos yo lo he creído ver así), vamos a ver como todos y cada uno de ellos, de diversas maneras, y cada uno de una forma particular y más palpable en unos casos que en otros, van a ser víctimas pero además, también, se van a sentir culpables por algunas de sus acciones. Nos vamos a encontrar con unos personajes que tendrán que vivir al límite.

Me ha gustado mucho la forma que Andrés Pérez Domínguez tiene de escribir, ya que llega al lector, produciendo una serie de imágenes y sensaciones sin floritura, sin palabras innecesarias, que se te meten dentro.

Sensaciones amables como ese amor que pasean en las primeras páginas Anna y Rubén, o esas otras situaciones que no por conocidas son menos duras e impactantes y nos pondrán los pelos de punta, como cuando viajamos con Rubén el en vagón que le lleva a Mauthausen y donde el autor no sólo nos transmite la imagen del viaje de unos presos hacinados durante muchas horas y sus condiciones, y otros detalles del mismo, sino que también sufrimos con Rubén todo lo que se le pasa por la cabeza, la vergüenza, el asco, la pérdida de dignidad; o la vida en el campo de concentración con toda su dureza, y donde Andrés Pérez Domínguez no echa mano del recurso fácil de contarnos una por una y con detalle las atrocidades que allí suceden porque no hace falta, porque con lo que nos relata ya tenemos suficiente; o ese momento, visto desde la perspectiva de dos de los protagonistas, y para mi gusto de los mejores pasajes de la novela, en que Rubén se ha separado de la fila y está al borde del abismo decidido a poner punto y final, cuando de pronto cree escuchar el sonido de un violín tocando el vals que bailaron el día que pidió a Anna que se casara con él.

No le voy a negar dureza a la novela en muchas de las situaciones que viven los protagonistas, y que nos parecerá que estamos viviendo con ellos, pero a la vez estas escenas están narradas con mucha sensibilidad. 

Otra de las cosas que me ha gustado mucho es el final. No podría ser de otra forma. Unas personas que han pasado por tantas cosas, que han sufrido unas situaciones tan al límite, que han padecido mucho tanto física como psíquicamente, que podría decirse que  han llegado a estar muertos en vida, no podían llegar a un final como si nada hubiese pasado, como si fuese fácil continuar con lo que se había interrumpido. Es un final totalmente coherente con la historia y con la realidad de lo que pudo pasar.

Si tuviera que ponerle un pero a la novela, en este caso dos y ninguno de ellos achacable al autor, uno sería algunos pequeños errores de edición y el otro el peso del volumen, que pese a tener alrededor de las 500 páginas, para alguien como yo que siempre que puede lee en papel y la mayor parte del tiempo lo hace en el transporte público resulta trabajoso su traslado.

En conclusión, como habréis podido ver es una novela que me ha gustado mucho, me parece una lectura altamente recomendable, por su estilo, por como está escrita, por la forma en que el autor es capaz de trasladar sensaciones y emociones, por lo visual que es y, porque pese a su dureza, tanto sus personajes como la historia nos van a encandilar.

lunes, 20 de enero de 2014

VOLVERAN LAS NARANJAS - Xisela López



Desde que me hablaron de este libro en una presentación de otro autor a la que fui, tenía ganas de leerlo. Como se suele decir "me habían puesto los dientes largos", así que en cuanto supe que había salido a la venta intenté hacerme con él.

Cuando me llegó tuve una sensación extraña, tuve ganas de tocarlo, de acariciarlo, y no era sólo porque su tamaño fuese más pequeño que el habitual, que no tuviese muchas páginas o sus cubiertas fuesen mates y no tuviesen ese atractivo brillo que suele acompañar otras portadas, era como si el libro tuviera  vida, como si quisiera acomodarse en nuestras manos y que no lo soltáramos. Tal vez fuese un presagio.

Esta va a ser una reseña escrita a dos manos, y, si esas fueron las sensaciones de Concha cuando llegó a sus manos, por mi parte yo cuando lo vi, tuve claro que me iba a gustar y por supuesto fue así. Con una portada y un nombre atractivo que sólo toma sentido al final del libro nos sumergiremos en una historia en la que nos veremos atrapados hasta el final y en la que recorreremos con avidez sus hojas.

Ayer, tenía una cena, y dado que tardaba una horita en ir y otra en volver aproveché porque supuse que entre la ida y la vuelta iba a poder terminar con él y así fue...


LA AUTORA

Xisela López nació en A Coruña con 1979. Es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y cuenta con más de nueve años de experiencia en diferentes agencias. Ha realizado creatividades para marcas como Aquatius ("Hay pueblos que necesitan gente y gente que necesita pueblos"), Fundación Reina Sofía, Coca Cola, Gilette y Flex. Ahora es directora creativa de la agencia Sra. Rushmore.

"Volverán las naranjas" es su primer libro escrito hace años y olvidada en un documento de word hasta que su novio lo encontró y decidió llevarlo a editar y llevar a Xisela a que lo viera expuesto en una pequeña librería, como regalo de cumpleaños. Después cayó en manos de alguien de ESPASA y... hasta ahora!

ARGUMENTO


Una historia de amor escrita con mensajes, sujeta al ahorro de caracteres y al abuso de los puntos suspensivos; una historia de amor única, como lo son todas en realidad. En un móvil, aparentemente perdido, alguien encuentra cientos de mensajes en los que una mujer y un hombre, aparentemente desconocidos, escriben con libertad sobre todo lo que les importa o inquieta. Pero ¿queda el mundo virtual tan lejos del mundo real?


MIS IMPRESIONES

Nos vamos a encontrar con un libro que no llega a 150 hojas en las que parte del texto está escrito al uso y otra parte en forma de SMS. Estos dos formatos nos llevan a ponernos en la piel de la agente de policía. Es como si mientras la autora utiliza el formato de los SMS, nos convirtiésemos en la agente que está leyendo los mensajes, y utiliza el cambio de formato cuando interrumpe su lectura y por tanto el hilo de los mismos.

Prácticamente la totalidad del libro, está compuesto por 704 SMS divididos en capítulos correspondientes a los diferentes días en los que se envían y reciben. Os sorprenderá que son SMS y no whatsapp, pero es que esta historia se desarrolla en 2008 cuando todavía usábamos este método para comunicarnos.

Es un libro que se lee muy bien, de hecho en  una sentada, favorecido por el formato, que engancha de principio a fin y en el que es muy fácil meterse. Creo que un poco del porqué de este enganche es que saca "la vena cotilla" de cada uno de nosotros, haciéndonos sentir que estamos invadiendo la intimidad de otro al leer los SMS entre dos personas, pero a la vez no somos capaces de dejar de leer porque necesitamos saber como acaba la historia.

Además, el libro tiene dos grandes sorpresas, una por el medio y otra al final, que lo hacen, si cabe, un poco más adictivo y que llevan a terminar la lectura con un buen sabor de boca y muy buenas sensaciones.

En cuanto a los personajes, principalmente son los dos entre los que se cruzan los SMS, uno de ellos es Elisa y, el otro, es el 618 88 48 25, y es que, aunque más adelante conoceremos en nombre de la otra persona, nunca será denominado por éste, sino por su número de teléfono.

En conclusión, es una historia de las ahora calificadas como chick-lit, que engancha, que te sacará una sonrisa y que te deja con ganas de más, aunque al final hay que reconocerle que tiene la longitud que tiene que tener, ni más ni menos.

jueves, 16 de enero de 2014

AZUL VERMEER - Mar Mella



Una novela que comparte nombre con un color, una portada con una imagen que parece del pasado en la que aparecen unos cuadros y un tema que al leer la sinopsis se nos antoja poco habitual.

Luego vienen las recomendaciones y lo que los afortunados que han tenido la ocasión de leerla antes que nadie, opinan de ella. Maxim Huerta la define como "Una novela que bucea en la sensibilidad y los secretos";  Soledad Púertolas dice "es una novela bien estructura con un sorprendente final". 

No reconozco el nombre de la autora y cuando investigo un poco me encuentro con que es su primera novela, pero aún así las cosas que he visto y leído ya han calado en mi y decido que tengo que leerla.

LA AUTORA

Mar Mella nació en Madrid en 1967, comenzando su actividad profesional en cadenas hoteleras internacionales en las que desarrolló diversas actividades, formando parte de departamentos como el de ventas, marketing y publicidad y relaciones con la prensa en distintos destinos, pero hace unos años cambió el rumbo de su carrera profesional y pasó a colaborar como redactora, en algunos medios de comunicación.

Fue finalista del Premio Ateneo de Sevilla en 2011, y Azul Vermeer, como he dicho anteriormente, es su primera novela y afortunadamente parece que no vamos a tardar en volver a leer una novela suya, porque ya está inmersa en la segunda.

No conozco a Mar personalmente, y espero poder hacerlo pronto, pero por el contacto que he tenido con ella a través de Twitter (@marmella) y a través de algunos correos electrónicos me ha parecido una mujer cercana y muy simpática.

ARGUMENTO

Marta Miralles es una joven que acaba de terminar sus estudios de restauradora de arte habiendo logrado convertirse en una de las mejores de su promoción, lo que la convierte candidata perfecta para poder acceder a una de las becas más prestigiosas en su campo laboral, aunque también de las más solicitadas, lo que hace que resulte difícil acceder a ella.

Pero Marta Miralles la consigue y gracias a esa beca pasados los años, se convertirá en una de las más importantes restauradoras a nivel internacional, teniendo taller propio y pudiendo elegir los trabajos que quiere realizar. 

Marta es tímida e insegura, pero tiene un don especial que la hace transformarse cuando se encuentra frente a un cuadro, entonces se convierte una profesional segura, minuciosa, experta, surgiendo entre ella y el cuadro una comunicación difícil de expresar, y que sólo sus maestros lograron captar.

Pasan los años y Marta se ha convertido en una reputada restauradora que ha montado su propio taller y que se puede permitir elegir sus trabajos.

La familia Medraño, propietaria de una prestigiosa casa de subastas en cuyo taller de restauración estuvo haciendo prácticas antes de que le concedieran la beca, conociendo la excelente reputación de Marta, le hará un encargo muy especial, restaurar un lienzo sin catalogar perteneciente a la familia, y Marta tendrá que enfrentarse a algunas situaciones imprevistas tanto en su vida profesional y personal.

IMPRESIONES

Lleva mucho tiempo esta reseña en el tintero y por unas cosas u otras he tenido que dejar de escribirla en más de una ocasión, así que espero que, pese al tiempo transcurrido desde su lectura, pueda plasmar aquí todas las sensaciones que me produjo y no me deje nada olvidado.

Que mejor manera de empezar esta novela sobre pintura y todo lo que se mueve alrededor de ella, que un hecho que se atribuye a un pintor de la escuela flamenca, como es la entrega por parte de la viuda de Vermeer, del último lienzo que le queda para saldar la deuda que tenían contraída con el panadero, porque no les queda otra forma de hacerlo. Y todavía resulta mucho mejor si tenemos en cuenta la gran importancia que a lo largo de la novela van a tener la pintura (de la escuela flamenca, en general, y Vermer y su obra en particular), los colores, la restauración, las colecciones, las subastas y las obras sin catalogar.

Y es que una de las primeras cosas que me atrajo de Azul Vermeer fue el tema de la novela. Una historia que tenía que ver con la pintura, la restauración, el mundo de las subastas y el coleccionismo, unos temas que nunca me había encontrado en otra novela, ya que aunque en alguna de las que he leído sí han tenido cierto protagonismo los cuadros, ha sido de otra manera.

Estos temas pueden parecer un tanto complejos, pero Mar Mella nos adentra en ellos de una forma sencilla, natural, y aunque, está claro no vamos a conocer en profundidad la materia, ni de ello se trata, si va a llevarnos a que tengamos una idea de como puede ser y funcionar este mundo.

Y en este punto tengo que hacer especial mención a una parte del libro que me ha encantado, y es la visita que Ruud y Marta hacen a casa de Marcel van Dijk, componente de la saga propietaria y fabricante de las pinturas Rembrandt. Esa manera en que la autora pone en boca de Ruud las explicaciones a Marta sobre colores y pigmentos que me atrapó de tal manera que quería prolongar el momento, quería seguir escuchando y seguir aprendiendo. Sí escuchando, porque me parecía que estaba oyendo a Ruud. En detalles como éste (los que no hayáis leído la novela os imaginaréis que no es el único) se nota la gran labor de documentación que ha tenido que llevar a cabo la autora.

Azul Vermeer es una novela divida en varias partes que tituladas (para mi gusto muy acertadamente y como no podría ser de otra forma) con nombres de colores: blanco plomo, rojo ocre, amarillo de india, y azul ultramar. Es como si la autora estuviese preparando la paleta para pintar, y después con ese colores principales ir preparando las mezclas para plasmar todos los matices.

Y es que Mar Mella utiliza las palabras para componer esta historia, como un pintor lo haría con los colores para pintar un cuadro.

Azul Vermeer no tiene una estructura habitual, ya que en cada una de las partes a las que antes he hecho referencia, la historia tiene saltos espaciales y temporales para presentarnos un personaje diferente en cada una de ellas, unos personajes secundarios que, por otra parte, tienen bastante peso en la novela y mucho que ver con Marta, protagonista indiscutible.

Y hablando de personajes, en esta novela nos vamos a encontrar unos personajes ricos en matices, unos matices que que van a hacer que los sintamos reales y próximos, donde vamos a conocer más de una cara de cada uno de ellos.

Marta para mi, ha sido un personaje distinto, especial, ya no sólo por su manera que ser y de actuar, sino que me ha dado la sensación al finalizar la novela de que, pese a que sabía muchas cosas de ella no la conocía, era la imagen que Mar Mella nos quería transmitir de la protagonista, que hay cosas en las personas que por mucho que creamos conocerlas siempre hay algo que no nos deja de sorprender.

Tampoco quiero olvidar a Ruud un personaje muy logrado que tanto guarda en su interior y que a mi me ha gustado mucho y me sorprendido muy gratamente.

Y es que otro de los puntos fuertes de esta novela, y que ya sólo por ello y por descubrirlos, merece la pena que la leáis son los personajes. Todos tienen algo más, todos tienen algo que aportar a la historia.

Pero por si todo lo anterior no fuera suficiente y Mar Mella no hubiese hilado todos los hechos que nos cuenta conformando una historia interesante y llena de secretos y sensibilidad, nos va a sorprender con un final que nos dejará con la boca abierta y hasta hará que lleguemos a necesitar volver a leer las últimas páginas para dar credibilidad a lo que estamos leyendo. El final es tan inesperado y magistral que y ya sólo por eso merecería la pena llegar al final de la novela, aunque como se desprende de todo lo que os he contado no es el caso.

En conclusión, como he dicho me ha encantado Azul Vermeer, por lo inusual de su tema, por sus personajes, por su sensibilidad, porque no es una novela al uso y porque me ha dejado esa sensación que tanto me gusta al acabar los libros de sentir la necesidad de abrazarlos mientras se me dibuja una sonrisa en la cara, y desde aquí os animo a leerla.


domingo, 12 de enero de 2014

NOVEDADES ENERO 2014

Ahora que parece que ya nos hemos asentado un poco después de todo el jaleo de las Navidades venimos cargadas con las novedades de enero que no son precisamente pocas!! Nosotras ya sabemos a cuáles seguro no nos vamos a poder resistir lo que no tenemos tan claro es a cuál renunciar. ¿Vosotros qué decís?¿A cuál seguro no os resistís?

Os vamos poniendo los dientes largos...

"Las guerras de Elena" ya había sido publicada en formato digital, pero ahora llega por fin el papel para alegría de su autora Marta Querol y de la mano de EDICIONES B. Es la segunda parte de "El final del Ave Fénix". Además, en nuestra sección de encuentro con autores podréis ver que hará presentaciones en diferentes ciudades, la primera de ellas Valencia.


"Dos mujeres, un hombre, una ambición común y el futuro de una niña se combinan en una historia de traiciones, negocios, y guerras personales en la España de los años 60 y Oriente Medio de los 70.


Valencia, 1968. Elena Lamarc planta cara a la vida con una fuerza arrolladora. Tras sorprender a su marido en la cama con otra mujer, ha decidido tragarse las lágrimas y ser fuerte. Derrumbarse no entra en sus planes: su empresa de moda infantil y su hija Lucía la necesitan más que nunca. De ella, y solo de ella, depende el futuro de la niña.

Por muy difíciles que sean las cosas, Elena lucha contra una sociedad embalsamada, desafía los valores tradicionales y se opone a un destino que parece inevitable. En su vida hay muchas guerras y debe ganarlas todas. Con los últimos años del franquismo como telón de fondo, Las guerras de Elena es una obra de intriga social que refleja de forma magistral las pasiones eternas del ser humano."

Esta novela saldrá  la venta el 22 de enero.

Por parte de PLANETA tenemos un montón de novedades...

Para empezar llega por fin el desenlace de la trilogía de "Mi hombre" de Jordi Ellen Malpas con un nuevo libro llamado "Mi hombre. Confesión", a la venta el 23 de enero.

"El desenlace del intenso romance entre Ava y Jesse se acerca. Un final lleno de secretos, mentiras, suspense y de su incontrolable y arrebatado amor… Tengo los nervios a flor de piel. Hoy es el día más importante de mi vida, a partir de mañana seré suya para siempre. Aunque estoy haciendo lo correcto, necesito un momento a solas, porque algo no encaja, Jesse oculta demasiados secretos y quiero saber cuáles son antes de dar el paso. Es hora de que mi hombre confiese."


Para nosotras es esperadísimo y sabemos que lo pondremos de los primeros en la lista de lecturas el nuevo libro de Juan Gómez Jurado, "El paciente" a la venta el 16 de enero y del que publicaremos en breve el booktrailer que eso sí, ya se puede disfrutar en la web de antena3.


"El prestigioso neurocirujano David Evans se enfrenta a una terrible encrucijada: si su próximo paciente sale vivo de la mesa de operaciones, su pequeña hija Julia morirá a manos de un psicópata. Para el Dr. Evans se inicia una desesperada cuenta atrás cuando descubre que el paciente que debe morir para que su hija viva no es otro que el presidente de Estados Unidos.


Con su habitual maestría en la literatura de intriga, Juan Gómez-Jurado atrapa irremediablemente al lector. Una novela apasionante y emotiva que se desarrolla en 63 frenéticas horas, que no da respiro en su lectura y que plantea un dilema moral imposible que puede cambiar el curso de la Historia."




Por otra parte el pasado 9 de enero salió a la venta "Todos los buenos soldados" de

David Torres.


"Nochevieja de 1957. Artistas españoles viajan a Sidi Ifni para animar a las tropas sitiadas y el cómico Miguel Gila acaba involucrado en un crimen, una sórdida trama de venganzas, sexo y tráfico de kif que implica a un joven alférez enamorado, a la hija de un héroe de guerra, a un viejo legionario y a un desertor estadounidense que practica surf. Gila reconocerá allí el mismo humor negro de sus monólogos bélicos, ese olor a pólvora del absurdo que es también el aroma de la derrota y de la guerra civil.Más allá de los géneros, David Torres se adentra en el desierto de las emociones humanas, en las encrucijadas del salvajismo y la civilización, con una novela que quiere ser también «un homenaje a los combatientes que no tienen nombre ni voz, los anónimos figurantes que nadie ve y que son los buenos soldados de esta historia»."



Cambiando de tercio por completo tenemos a Gaspar Hernández con su novela "La terapeuta", a la venta el próximo 23 de enero.


"Héctor Amat es un actor que padece ansiedad. Después de presenciar por casualidad el asesinato de una joven, se bloquea y no recuerda detalles de lo sucedido. Para mitigar la angustia y recuperar su memoria, Héctor acude a la consulta de la psicóloga Eugenia Llort, la terapeuta que lo atendió después del crimen. Esta relación, en un primer momento profesional, se irá convirtiendo en una relación de dependencia que llegará hasta límites inusuales. Para que él pueda actuar, ella acudirá cada noche al teatro en el que Héctor interpreta a Dick Diver, el personaje protagonista de Suave es la noche. Pero como su propio personaje, un psicólogo que se enamora de una paciente, él también terminará por enamorarse perdidamente de su terapeuta.


Una excelente novela que aborda con sensibilidad e inteligencia el problema de la ansiedad, una de las enfermedades de nuestro siglo."


Como sabéis nos gusta mucho la novela de crímenes así que entre que ya nos gutsa y una portada mñas que llamativa sabemos que este caerá. Se trata de "El hombre de arena" de Lars Kepler, a  la venta desde el 14 de enero.



"Jurek Walter es uno de los asesinos en serie más peligrosos y mortales de la historia. Aunque lleva trece años encerrado en el módulo de máxima seguridad de un psiquiátrico, la policía nunca ha podido resolver sus crímenes ni dar con sus víctimas. Pero cuando el joven Mikael Kohler-Frost aparece una madrugada vagando por una vía de tren más muerto que vivo, el comisario Joona Linna y su equipo retoman el caso.


Convencidos de que Jurek ha contado siempre con colaboración externa, deciden infi ltrar en el psiquiátrico a Saga Bauer, la mejor agente del cuerpo, con la misión de ganarse su confianza y descubrir al cómplice. El duelo está a punto de empezar.

ATRÉVETE A CONOCER A JUREK WALTER, UN SINIESTRO PSICÓPATA TAN INTELIGENTE COMO HANNIBAL LECTER, Y DESCUBRE EL FASCINANTE MUNDO DE LOS KEPLER, QUE YA CUENTA CON MÁS DE TRES MILLONES DE LECTORES EN TODO EL MUNDO."


Podéis encontrar el booktráiler de este libro en nuestra sección.


Terminando con Planeta, el 14 de enero saldrá a la venta "El corazón del bambú" de

Pablo Tobías.



"Cuando Laura gana el campeonato nacional de kendo en 2011, piensa que por fin todo va a ponerse en su sitio: se demostrará a sí misma lo que vale, sus padres empezarán por fin a comprenderla  y, sobre todo, podrá ir a Japón a estar con Isamu, el amor de su vida. Sin embargo, lo que en principio iba a ser el más feliz de los viajes pronto se convertirá en una pesadilla cuando Laura aterrice en Tokio el 11 de marzo, el día del tsunami de Fukushima. Desesperada por saber si Isamu sigue vivo o no, Laura emprenderá otro viaje aún más complejo por el interior de Japón en el que, con la ayuda de Carlos, otro español en una situación parecida a la suya, descubrirá que también está viajando por el interior de sí misma. Solo atreviéndose a llegar hasta el foco del terremoto descubrirá su destino; solo llegando a su propio corazón alcanzará a conocer la verdad."



Por parte de ESPASA tenemos una novela recién sacada del horno el 9 de enero y de la que ya nos habñian hablado por lo que también la tenemos ganas. Se trata de "Volverán las naranjas" de Xisela López.


"Una historia de amor escrita con mensajes, sujeta al ahorro de caracteres y al abuso de los puntos suspensivos; una historia de amor única, como lo son todas en realidad. En un móvil, aparentemente perdido, alguien encuentra cientos de mensajes en los que una mujer y un hombre, aparentemente desconocidos, escriben con libertad sobre todo lo que les importa o inquieta. Pero ¿queda el mundo virtual tan lejos del mundo real?"





A la par que su salida en la gran pantalla, también lo hace su historia en papel ya que desde el 8 de enero tenemos a la venta "Agosto" de Tracy Letts de la mano de PUNTO DE LECTURA.



"La obra ganadora de los premios Pulitzer y Tony en la que se basa la película protagonizada por Meryl Streep, Julia Roberts y Ewan McGregor.

El retrato de una familia disfuncional de la América profunda en su peor momento.
Ingenio, acidez, ironía, tragedia y mucho humor negro.
Tras la desaparición del patriarca de los Weston una calurosa noche de de verano, el clan se ve obligado a reunirse en la casa familiar de Pawhuska, Oklahoma, donde sentimientos reprimidos durante años estallan en un torrente de emociones. Todos estarán bajo la influencia de Violet, una mujer que cuando no está absolutamente drogada por las píldoras, suelta veneno por la boca; se enfrentarán con su pasado y su presente, entre secretos y verdades a medias."



Para los amantes de Isabel Allende, llega gracias a la PLAZA&JANÉS su nuevo libro "El juego de Ripper" del que dicen que nada tiene que ver con sus anteriores novelas ya que hace un cambio de tercio en la temática. A la venta desde el 3 de enero.

«Tal como predijo la astróloga más reputada de San Francisco, una oleada de crímenes comienza a sacudir la ciudad. En la investigación sobre los asesinatos, el inspector Bob Martín recibirá la ayuda inesperada de un grupo de internautas especializados en juegos de rol, Ripper.
"Mi madre todavía está viva, pero la matará el Viernes Santo a medianoche", le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios. La mujer estaba cautiva en algún punto de los dieciocho mil kilómetros cuadrados de la bahía de San Francisco, tenían pocas horas para encontrarla con vida y él no sabía por dónde empezar a buscarla.»




De mano de CANDAYA llega "Autopsia" de Miguel Serrano Larranz, a la venta desde el 20 de enero.


"El protagonista de Autopsia es un joven obsesionado por una oscura acción de su pasado: el acoso a una compañera de colegio, Laura Buey, a la que cree haber arruinado la vida y de la que después no ha vuelto a saber nada. En un discurso obsesivo, a veces delirante, el protagonista pasa revista a todos los actos de violencia que han tenido lugar en su entorno: las tribus urbanas de su juventud, la lucha de clases, las relaciones de pareja, la literatura, la familia, la amistad.

La novela, que tiene algo de retrato colectivo de la primera generación que tuvo acceso a Internet y amplió los mitos privados para hacerlos públicos, es un intento de reflexión sobre la culpa, la venganza, la paternidad, la dificultad de afirmar la personalidad en una ciudad de provincias... pero también sobre la apropiación de las experiencias ajenas, sobre las redes sociales, sobre los ídolos y los personajes anónimos que trazan y destruyen al mismo tiempo nuestra educación sentimental."



Megan Maxwell vuelve a sacar libro. Esta vez se trata de "Melocotón loco" de la mano de ESENCIA. Está a la venta desde el 10 de enero.


"Ana y Nekane regentan un estudio de fotografía en el casco antiguo de Madrid. Un día se declara un incendio en su edificio y, aunque están acostumbradas a trabajar con modelos de lo más glamurosos, no pueden dejar de sorprenderse ante aquellos valerosos «machomanes» vestidos de azul que no se preocupan porque su pelo se encrespe ni sus manos se ensucien. Cuando el objetivo de la cámara de Ana se centra en Rodrigo, su corazón le indica que ya nada volverá a ser igual. Él se da cuenta de la forma embobada en que lo está mirando y, a pesar de que no le gusta, inician una extraña amistad. Todo se complica cuando Ana descubre que está embarazada y Nekane la anima a que cumpla su fantasía sexual con el bombero antes de que la barriga, las estrías y los vómitos matinales se manifiesten y lo espanten. Pero una mentira de Ana a sus padres ocasionará un sinfín de enredos y situaciones alucinantes que a Rodrigo lo dejarán sin habla.



Y por último tenemos de mano de SEIX BARRAL la nueva novela del autor de "La ofensa". Se trata de  "Niños en el tiempo" de Ricardo Menéndez Salmón, a la venta desde el 9 de enero.


"El final de un matrimonio narrado a través de la muerte del hijo, el relato de una posible infancia de Jesús y el viaje a una isla de una mujer que ha de tomar una decisión trascendental son tres fragmentos de una misma historia que apunta directamente al corazón: la del hecho tan maravilloso como enigmático de que siempre, de un modo u otro, la vida se abre camino."Niños en el tiempo" es una novela en torno al amor como asombro y como catástrofe, pero también acerca de la capacidad que la literatura posee para exorcizar el dolor y devolvernos no a quienes hemos perdido, sino a nosotros mismos, hasta el punto de salvar nuestra dignidad y nuestra cordura cuando todas las luces parecen haberse apagado."



¿Ya habéis decidido por cuál empezar?


jueves, 9 de enero de 2014

DESAFÍO 25 ESPAÑOLES - EDICIÓN 2014



Que Laky del blog "Libros que hay que leer" nos proponga el Reto de 25 españoles se está convirtiendo en toda una tradición. No sé si habrá habido alguna edición más pero para mi esta va a ser la tercera a la que me voy a apuntar.

Para mi es un reto muy atractivo porque, además de parecerme de los que más se adecuan a mis gustos lectores, me parece que es una manera de fomentar la literatura escrita en nuestra lengua.

Para cumplir este reto está claro que lo que hay que hacer es leer 25 libros escritos originariamente en español, por lo que abarca tanto a los escritores españoles como a los hispanoamericanos.

Se puede apuntar cualquier persona, tenga blog o no, que luego publique las reseñas de esos 25 libros leídos. Pero no me voy a extender más, si pincháis AQUI  podéis consultar la entrada del Reto en el blog "Libros que voy leyendo" para que consultéis los requisitos y os podáis apuntar.

Que sepáis que cumplir el reto tiene premio y que entre los que lo hayan hecho habrá un sorteo para el que Laky intentará reunir el mayor número posible de libros.

AQUÍ ESTÁN LOS MÍOS


  1. Medea en los infiernos.- Diego Vaya
  2. Azul Vermeer.- Mar Mella
  3. Volverán las naranjas.- Xisela López
  4. El violinista de Mauthausen.- Andrés Pérez Domínguez
  5. Dies Irae.- César Pérez Gellida
  6. El Paciente.- Juan Gómez-Jurado
  7. La suave superficie de la culata.- Antonio Manzanera
  8. Los años del miedo.- Juan Eslava Galán
  9. Ojos de agua.- Domingo Villar
  10. Assur.- Francisco Narla
  11. Regreso a tu piel.- Luz Gabás
  12. Consummatum est.- César Pérez Gellida
  13. Apaches.- Miguel Sáez Carral
  14. Todos los buenos soldados.- David Torres
  15. La luz de Candela.- Mónica Carrillo
  16. Días de champán. Rafel Nadal
  17. La familia: Alojamiento con tensión completa.- Srta. Puri
  18. Cartas a Palacio.- Jorge Díaz
  19. Una madre.- Alejandro Palomas
  20. El hombre que arreglaba las bicicletas.- Angel Gil Cheza
  21. Primera temporada.- Enric Pardo
  22. Un millón de gotas.- Víctor del Arbol
  23. La chica con los ojos del color de mi piscina.- Jorge Salinas
  24. Venganza en Sevilla.- Matilde Asensi
  25. Nubes de algodón.- Carmen Alcayde
  26. Respirar por la herida.- Víctor del Arbol
  27. El siglo de los indomables.- Juan Carlos Padilla
  28. Operación Princesa.- Antonio Salas
  29. La piel dorada.- Carla Montero
  30. Edén.- Andrés Pascual
  31. La última vuelta del Scaife.- Mercedes Pinto
  32. No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas.- Laura Norton
  33. Puente de Vauxhall.- Javier Sebastián
  34. La última noche de Tremore Beach.- Mikel Santiago
  35. Cuatro Torres.- Leandro Pérez
  36. PRIM. El asesinato de la calle del Turco.- Nacho Faerna
  37. Pasaje a Tahití.- Eva García Sáenz
  38. La vida es suero.- Historias de una enfermera saturada.- Enfermera Saturada
  39. El corazón del caimán.- Pilar Ruiz

martes, 7 de enero de 2014

MEDEA EN LOS INFIERNOS - Diego Vaya

Hace unos meses Diego se puso en contacto con nosotras, después de haber pasado por nuestro blog, para que leyésemos su novela y le comentásemos que nos parecía.

Los múltiples compromisos y lecturas pendientes hicieron que, poco a poco, esta lectura se fuese quedando atrás y si no llega a ponerse en contacto con nosotras hace unas semanas, para otros asuntos y nos hubiese recordado que no había sido esa la primera vez que nos había escrito, posiblemente su novela todavía se hubiese quedado pendiente por más tiempo y nos habríamos perdido una buena lectura, una lectura que, de verdad, merece la pena.

EL AUTOR

Diego Vaya nació en Sevilla en 1980. Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Sevilla, donde se licenció. Además de crítico literario en diversos medios de información, y colaborador con reseñas y poemas en diversos medios culturales, es ideólogo, co-fundador y coordinador de ANFI y de la editorial Sim/libros.

Además de poeta en lengua castellana formando parte de recuentos y antologías de poesía española contemporánea. También ha coordinado el Ciclo de Lecturas Poéticas de la Facultad de Filología, así como varias colecciones de libros de poesía y narrativa, editadas por el Aula de Cultura de esta Facultad.

Entre su obra poética podemos encontrar Las sombras del agua, Un canto a ras de tierra (Premio de Poesía Internacional La Garúa), Única herencia (Premio de la Universidad de Sevilla) y El libro del viento (Accésit del Premio de Poesia Adonáis.

También es autor de dos novelas: Inma la estrecha no quiere mi amor, y la que es objeto de esta reseña Medea en los infiernos que fue galardonada en el año 2012 con el premio de novela en el XVIII Certamen de Letras Hispánicas Universidad de Sevilla.

ARGUMENTO

Una profesora de música va a pasar unos días a una casa que posee en una urbanización de la costa. Este hecho es algo habitual en ella siempre que sus hijos pasan unos días con su padre, ya que aprovecha para no quedarse sola en casa y, casi al mismo tiempo que ellos se van, ella emprende camino para volver poco antes de que ellos regresen. Además va a intentar aprovechar el viaje y parte de ese tiempo en escribir un artículo que le han solicitado y que todavía ni siquiera ha encauzado.

Pero no le va a resultar fácil ni concentrarse en escribir el artículo sobre la novena sinfonía de varios compositores, ni disfrutar de su retiro costero. Son muchas las cosas que le van a pasar por la cabeza en ese "retiro". Además la urbanización en la que se encuentra está totalmente vacía de gente, ya que la época de vacaciones ha tocado su fin y los últimos veraneantes ya se han marchado, encontrándose aislada, a lo que hay que añadir una climatología nada agradable que contribuyen a un ambiente triste, desolador y opresivo, que en nada benefician sus cavilaciones y su  estado de ánimo.

Pero, ¿por qué ha llegado a esta situación? ¿Hay algo más en este viaje interior de la protagonista?

MIS IMPRESIONES

Decir que esta novela está muy bien escrita y que se disfruta al leer un texto muy cuidado y de calidad, no es más que reconocer un hecho.

Aunque no es el único género que trata, para mi es una novela de las que yo llamo "de sentimientos" y, los que habitualmente me leéis, ya sabéis que no son éstas las novelas que más me atraen, ni a las lectura a las que yo me lanzo con los ojos cerrados, ya que son un tipo de novelas con las que no me es fácil conectar, pero aún así tengo que decir que no me ha costado leerla, no me ha aburrido, y tenía cierta curiosidad por saber a dónde me iba a llevar lo que estaba leyendo.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención de "Medea en los infiernos" es que ninguno de los personajes tiene nombre y tampoco el lugar en que está situada la novela (son pocos los detalles que nos da sobre este extremo, a excepción de que se trata de una casa de su propiedad, en una urbanización de la costa), lo que no hace más que poner de manifiesto que el autor quiere transmitirnos es que nada de ésto tiene verdadera importancia. Lo importante en la novela es otra cosa: la protagonista y su viaje interior.

Aunque está escrita en tercera persona da la sensación de que el narrador está dentro de la protagonista, es como si sintiera como ella siente, pensara como ella piensa, no sé, me ha transmitido una sensación extraña, un cierto desasosiego y en algún momento inquietud, resultándome a la vez una sensación cercana y real. Todo lo vamos a ver a través de los pensamientos y los recuerdos de la protagonista. Me ha gustado esta forma de transmitir de Diego Vaya.

Durante la lectura me parecía que la protagonista no se quería, que arrastraba una gran inseguridad, quizás por algo que provenía de su infancia, algo que termina por ser en cierta forma verdad (aunque me ha parecido que el final de esa parte de la historia no ha quedado del todo cerrado); ese convencimiento de que es gris, que es invisible, que pasa desapercibida, de que nada en ella es atractivo, excepto las manos y como utiliza estas como escudo, me ha dado la sensación de que no se está refiriendo sólo a su físico, sino que abarca a toda su persona. 

Una inseguridad que, yo entendía, la llevaba a no querer pronunciarse nunca, a querer pasar desapercibida, a que nadie note que está, a no querer entrar en conflictos quizás por miedo a que alguien repare en ella, a que esto suponga dejar de ser invisible, que en cierta forma es lo más cómodo, pero que a su vez la lleva a sentir que nadie la quiere, que nadie se molesta por saber lo que ella siente.

Pero por otro lado también me parecía que en todo esto tenía mucho que ver su ex-marido. Un hombre que a mi me ha llegado como una persona con ciertos aires de superioridad, al que lo único que le importa es el éxito. Un ex-marido que entiende que el éxito es fruto del esfuerzo, pero en una carrera como la suya en la que deberían primar otras cosas, si él se esfuerza no es para evitar el dolor, el sufrimiento o para salvar una vida sino como una manera de demostrar que es muy bueno en su trabajo, que es el mejor. Estos aires de superioridad le llevan a hacer de menos a su mujer y hasta en algunos momentos ridiculizarla, como cuando le intenta quitar la idea a su hijo pequeño de que siga los pasos de su madre. Si quiere dedicarse a la música que sea en sus ratos de ocio no como una manera de ganarse la vida. No es un personaje que acabe cayendo simpático.

Yo he intuido tras esta manera de hacerla de menos, un indicio de "malos tratos", indudablemente no físicos, pero si de ir minando su moral y hacer que dude todavía más, si es posible, de ella misma y de lo vale y de que no ha sido más que una mera comparsa en su vida, alguien que sin él no es nada.

Durante la lectura me llamó la atención que una mujer con una personalidad como ésta, y quizás por lo poco común de esa situación, cuando se divorcia no quiere que sus hijos sientan la carencia de su padre, quiere que las cosas sean lo más fácil posible, empujándoles a que la relación paterno filial sea fluida y muy buena, aunque para ella sea dolorosa (y aunque en el fondo quizás lo que esté buscando, sin ella saberlo, es evitar esos enfrentamientos de los que tanto huye y ha huido siempre), no quiere que le echen a ella la culpa, que se piense que es ella la que obstaculiza esa relación. Pero con lo que no cuenta es con que será con sus hijos con los que entre en conflicto, algo que todavía le dolerá más, y es que los hijos no es que no quieran una relación con el padre, sino que esa relación implique que también la tengan con la pareja de este último, algo que el padre impone, aunque parece ser que cuando el padre no está delante les humilla, algo que éste no hace nada por evitar, aunque  no queda claro si es por que el padre no quiere creer a los hijos cuando se lo dicen, o porque realmente no le importa y lo ignora.

En estas situaciones que se iban reflejando he creído ver que en realidad, lo que pasa, es que ella se siente culpable, que se echa la culpa de todo y al final he comprendido el motivo.

En conclusión, me ha parecido que la protagonista tiene una personalidad muy compleja, que el autor ha reflejado y transmitido muy bien, aunque a veces resulta difícil de entender.

No voy a dar pistas, ya que esta novela bordea, a veces, otros géneros como el de misterio o el de terror (y quizás sin querer podría desvelar más de lo que debo), pero el  final me ha sorprendido, ya que aunque en algunos momentos, entiendo que, el autor nos ha querido ir dando pistas de por donde iban las cosas, no me ha dejado de impactar y me parece que este extremo incrementa el valor de la lectura.

En definitiva, como creo que se desprende de esta reseña, es una novela que me ha gustado, me ha sorprendido, me ha parecido una buena lectura y he encontrado en ella mucho más de lo que esperaba, por lo que merece la pena darle una oportunidad.

Después del acercamiento a este autor, si se decide ponerse manos a la obra con otra novela, me encantará volver a leerle y disfrutar de su forma de escribir.