Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

lunes, 6 de marzo de 2017

AGUACERO - Luis Roso


Aguacero lleva unos meses en nuestras estanterías, concretamente desde que salió, pero ante la avalancha de reseñas tan positivas, decidí tomar distancia. Mis expectativas, aunque en este caso debo decir nuestras ya que las dos hemos leído la novela antes de escribir esta reseña, estaban tan altas que decidimos dejar pasar el tiempo y no coger esta novela con tanto ímpetu, y creo que acertamos al hacerlo.

EL AUTOR

Luis Roso (Moraleja, Cáceres, 1988) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona y posee un máster de Literatura Española e Hispanoamericana. Apasionado de la literatura, la historia, el cine y el deporte, actualmente trabaja como profesor de secundaria en la Comunidad de Madrid. Admira a Delibes, Cela, Ferlosio, Sender, Azorín, De la Serna, Aldecoa, Barea y Martín Santos. Aguacero es su primera novela.

ARGUMENTO

Año 1955. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña donde se está construyendo un pantano: dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangre fría. Un posible asesino en serie podría aterrorizar a la región mientras se desarrollan las obras. El asunto debe ser resuelto –y silenciado- cuanto antes.

Siguiendo los pasos de una investigación que destapará odios, secretos e intereses ocultos, el lector se traslada a una España en blanco y negro. De fondo, el rumor incesante de la lluvia que acompañará al protagonista en su viaje a un escenario rural, remoto, casi salvaje.

MIS IMPRESIONES

Ir con las expectativas muy altas con una novela puede llevar a que te lleves una gran desilusión y que ésta salga peor parada de lo que debe aun tratándose de una buena novela, por eso, a veces, es mejor dejar pasar un tiempo, como hicimos nosotras, y que toda la nebulosa de la que se la ha rodeado se haya ido diluyendo, aunque siempre te queda en el recuerdo. Pero dejemos esto para más adelante y lo comprenderéis mejor.

Ernesto Trevejo es designado por sus superiores para investigar "extraoficialmente", y siguiendo las directrices de las altas esferas, unos asesinatos que se han cometido en la sierra madrileña, entre los que se encuentran los de dos guardias civiles que además han sido torturados. Trevejo no entiende muy bien el porqué de esta decisión, máxime cuando él pertenece a la policía y el caso lo está llevando la Guardia Civil del lugar donde se han cometido los crímenes, y en aquellos tiempos la colaboración entre los dos cuerpos no era precisamente sencilla.

Y como se temía Trevejo, cuando llega al lugar de los hechos, aquellos que hasta el momento han llevado las investigaciones no ven con buenos ojos que alguien ajeno meta las narices, por lo que no se lo ponen nada fácil. Únicamente no sentirá esta animadversión por parte de Aparecido Gutiérrez, el joven Guardia Civil que pide le asignen como ayudante y que siente cierta fascinación por el inspector que han traído desde Madrid.

Son varios los puntos fuertes de esta novela. El primero de ellos es la ambientación tanto temporal como del lugar donde suceden los hechos.

Un autor de la edad de Luis Roso ha tenido que llevar a cabo una ardua labor de investigación  y documentación (seguramente hablar con gente que vivió en aquella época y leer mucho), para conseguir una ambientación sobre aquellos años tan fidedigna a la hora de narrar y mostrarnos la España de los años 50, una España llena de contrastes, donde los caciquismos, el favor a ciertos empresarios, la intromisión de la iglesia en todos los ámbitos sociales y los abusos de poder estaban a la orden del día. Una España además dividida, en la que eras afín al régimen o eras perseguido por "rojo", con una gran tasa de analfabetismo y con gran parte de la población viviendo muy precariamente.

Además Luis Roso utiliza algo tan, por decirlo de alguna manera, "corriente" en aquellos años como la construcción de un pantano en las cercanías de un pueblo para localizar su novela y mostrarnos así una situación gracias a la cual muchos empresarios afines al régimen se enriquecieron mientras que la mayoría de los que trabajaban en aquellas obras había abandonado su entorno en busca de una vida un poco mejor de la que tenían, aunque en realidad tampoco lo consiguieran, por un salario muy bajo y viviendo en condiciones muy precarias. Además la cercanía del pueblo donde se realiza la obra y la conexión de los escenarios con motivo de los asesinatos, consiguen que pueda ofrecernos una imagen social más completa de la época.

También es de destacar cómo el autor logra sumergirnos en un ambiente angustioso (¡que bien elegido el nombre de Las Angustias para el pueblo!), opresivo y gris gracias a esas descripciones del paisaje y de las condiciones atmosféricas que sufren los personajes y que resultan tan visuales, reflejo al mismo tiempo, de cómo era la vida de entonces.

Me ha gustado mucho esta pareja compuesta por Trevejo y Aparecido, una pareja con gran atractivo para la trama que nos propone Luis Roso y que muy bien podría ser protagonista de una serie, y que forman parte de un elenco de personajes creados con mucho cuidado y acierto.

Hay que reconocerle al autor una forma de escritura de calidad, con un agudo y sútil sentido del humor y una narración con unos diálogos excelentes que además dotan de agilidad a la novela, adecuando la forma de hablar a los personajes con habilidad.

Pero en cambio ha habido algo que no me ha terminado de convencer en esta novela para que fuera redonda debido a que tenía la idea de que era una novela más policíaca, y eso ha sido lo concerniente a la investigación. Lo cierto es que me esperaba una investigación al uso, donde poco a poco el que la lleva a cabo va tirando de la hebra hasta llegar a una resolución, a la vez el lector va enlazando ésto y aquéllo tratando de encontrar al culpable (lo llegue a conseguir o no), pero en esta novela no ha sido así, resultando algo totalmente secundario. Eso sí, hay que tener en cuenta que lo anterior es algo totalmente personal.

Sin negar que te encuentras con varios giros en la novela que te despistan y no sabes muy bien a quien achacar los crímenes, tampoco van a decirnos mucho las investigaciones de Trevejo, ya que tampoco investiga mucho, quizás porque tampoco le dejan, ya que le ponen muchos palos en el camino para que no lo haga, pero la sensación que me quedó al final es que si llega a descubrir lo que pasó en realidad es porque se lo dan en bandeja y no por su pericia a la hora de esclarecer el caso. Claro que esto es una opinión puramente personal.

Sin que esto último le quite valor a todo lo anteriormente comentado, tengo que decir que Aguacero es una novela que merece la pena ser leída, aunque no haya cumplido totalmente esas expectativas tan altas que había puesto en ella, y es que a veces tanto comentario muy favorable puede hacer estragos en una buena novela, una novela que quizás para mi no haya sido redonda pero que tiene calidad.

FICHA DEL LIBRO



17 comentarios:

  1. La compré cuando la pusieron en oferta y todavía no he encontrado el momento de leerla...

    ResponderEliminar
  2. Me gustó bastante cuando lo leí. Un besote

    ResponderEliminar
  3. A mi en cambio me pareció una novela redonda.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Coincido en impresiones, también me gustó mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. En general coincidimos. Una buena lectura y una ambientación fantástica.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me gustó muchísimo y eso que la época de ambientación no es de mis preferidas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo sí supe ver la pericia de Trevejo y creo que el investigador tuvo un papel muy importante en la resolución del caso. Esta novela me gustó mucho y ya tengo ganas de reencontrarme con el protagonista.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho, y la ambientación de lo que más.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo apuntado, lo que me falta es tiempo je, como a todos, besotes

    ResponderEliminar
  10. Me llamó mucho la atención cuando salió pero después ha ido cayendo en el olvido y no se si rescatarlo, con tanto pendiente...
    Besos

    ResponderEliminar
  11. A mi me ha gustado mucho, no tenía expectativas ninguna y por eso creo que la disfruté más si cabe, pues me suele ocurrir que me emociono con una lectura antes de comenzar y luego me llevo de cada chafón...

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. La compré y la tengo en el kindle esperando, así que iré con ganas pero teniendo en cuenta lo que puntúas sobre la investigación del caso.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. El problema de las expectativas, qué razón tienes... lo trataba en mi última entrada, un beso!

    ResponderEliminar
  14. Me gusto léerla sobre todo por si ambientación.

    ResponderEliminar
  15. Tenemos impresiones similares. Sin duda la ambientación y la pareja de Trevejo y Aparecido son las estrellas de la novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. A veces es que la resolución es demasiado fácil pero bueno, es un libro que me atrae desde siempre. Besos

    ResponderEliminar