Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta romantica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta romantica. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de junio de 2017


Como no iba a fijarme en esta portada. Me traía recuerdos. ¿A vosotros no os trae nada a la mente? Efectivamente al cartel de la Feria del Libro de Madrid del año 2015 que tanto nos gustó a todos: los colores, las líneas, como no podía ser de otra forma el artífice de ambas era Fernando Vicente.

La portada, un par de personas que me habían comentado lo que les estaba gustando la novela y por si fuera poco la invitación a un encuentro con la autora. Estaba claro que esta novela me perseguía.

LA AUTORA 

Sofía Rhei (Madrid, 1978) es escritora. Ha publicado libros de poesía (Alicia Volátil), además de títulos infantiles (las series «El joven Moriarty», «Krippys», «Los hermanos Mozart») y juveniles (Flores de sombra, La calle Andersen). Como poeta ha obtenido el premio Javier Egea; como autora de libros infantiles, ha recibido la mención del Banco del Libro de Venezuela y el galardón Spirit of Dedication de la European Science Fiction Association, y su microficción ha sido nominada a los premios estadounidenses Rhysling y Dwarf Stars. Róndola (Minotauro, 2016) es su primera novela para adultos.

ARGUMENTO

¿Tiene la literatura la capacidad de curar? Esta novela nos muestra que estar con la persona inadecuada puede convertirnos en inadecuados y que la vida siempre nos presenta una segunda oportunidad, solo hay que encontrar el libro apropiado.

Este podría ser el tuyo.


MIS IMPRESIONES 

Silvia vive en París una ciudad que conoció a través de su abuela y donde siempre soñó hacerlo. Ahora, a punto de cumplir los 40, tiene un buen trabajo, una casa, es decidida y le gusta tener todo bajo control, pero hay algo en su vida donde las cosas resultan ser todo lo contrario. Mantiene una relación con Alain, un hombre casado que continuamente le está asegurando que dejará a su mujer para quedarse con ella, pero lo cierto es que el día no llega, tampoco es capaz de poner un punto y final a esa relación, ya que cada vez que hay una ruptura no tarda mucho en producirse un nuevo acercamiento y volver a empezar, y es que Alain entre otras cosas es un embaucador al que es difícil resistirse.

No son muchos con los que comparte esta parcela de su vida, y aunque los que la conocen bien insisten en que debe dejar por fin esa relación sumamente tóxica sobre la que continuamente se miente a si misma además de ser la única que le ve sentido, no hay manera de que reaccione.

Por eso su mejor amiga, trata de ayudarla y dado que Silvia es una enamorada de los libros, le da la dirección y le propone que visite a un consejero literario.

Aunque en un principio no está convencida llegará el momento en que da una oportunidad al consejero, y así a través de los libros, algunos de los cuales no son nuevos en su vida, empieza a conocerse un poco más, a ganar confianza y quererse un poquito más, logrando encontrar una salida a la situación en la que vive.

Estoy segura que la mayoría de los lectores estamos de acuerdo en el poder curativo de los libros y que de una u otra forma nos han "salvado" en algún momento de nuestra vida. Por eso la propuesta que nos hacía Sofía Rhei en Espérame en la última página me parecía sumamente atractiva: La curación a través de los libros, pero al final ha resultado que esta parte de la trama se me ha quedado algo corta y para mi gusto le ha ganado terreno la parte romántica de la historia.

Además del ya mencionado poder curativo de los libros, también vamos a encontrar que se tocan otros dos temas en Espérame en la última página, uno de ellos es el de las relaciones tóxicas y otro, aunque tratado muy superficialmente, la forma de enfrentarse a la muerte.

Aunque no estés muy de acuerdo con la forma de actuar de Silvia es fácil empatizar con ella, es cercana y refleja muy bien a personas que pueden pasar por su misma situación,  una relación que hace daño,  y que solo vista desde fuera se es consciente de lo lesiva que puede llegar a ser.

No se puede negar que la relación de Silvia y Alain es una relación amorosa totalmente tóxica. Pero, aunque quizás no nos demos cuenta, en nuestra vida hay montones de estas relaciones, de esas que mientras la estamos viviendo somos incapaces de reconocerlas, en las que nos sumimos sin darnos cuenta mientras nos van minando y de las que no somos capaces de salir, puede ser una relación laboral, de amistad o de otro tipo. 

También me ha parecido interesante, aunque se pasa de puntillas y a través del trabajo de uno de los personajes de la novela, el tema de cómo se prepara Monsieur Lestaing a la muerte, cómo hay personas que pueden encargarse ante una muerte inminente de que la persona que está condenada a ella sea capaz de asumirla y cerrar todas las cuentas que tenga pendientes para emprender el camino en paz. Es como si un tema que podría haber dado más de si se hubiese metido un poco con calzador.

A través de capítulos cortos, titulados por una canción y su interprete, con un lenguaje sencillo y de forma muy amena veremos como los libros cambian la vida de Silvia y mientras leemos seguro que nos preguntamos si la autora no habrá pasado por una situación similar, si lo que está vertiendo en estas páginas no son sus propias sensaciones, sus propias vivencias y como los libros le ayudaron a salir del lugar donde se encontraba.




jueves, 10 de noviembre de 2016




Me gusta mucho Marc Levy, me "enamoré" de sus libros con "Las cosas que no nos dijimos" y eso me ha hecho seguirle a lo largo de la mayoría de sus libros, aunque no todos. Sin embargo, hace poco en una conversación me di cuenta de que en realidad sólo me gustan algunos libros de Marc Levy, porque para mí distan mucho unos de otros en estilo y sobre todo en temática. 

En esta novela, al igual que con otras de Marc Levy, me ha vuelto a pasar; si bien me entretienen y disfruto con su lectura, estas novelas de estilo digamos más romántico no son las que más me gustan de este autor.

EL AUTOR


Marc Levy (Boulogne-Billancourt, 1961) es el autor más leído en Francia. A los dieciocho años ingresa en la Cruz Roja como socorrista, donde trabaja durante ocho años. En 1984 se traslada a Estados Unidos y funda una empresa especializada en imagen digital. Nueve años más tarde vuelve a París para abrir un despacho de arquitectura. Su vida cambia cuando, a los treinta y nueve años, escribe un libro para su hijo. En el año 2000 publica su primera novela, Et si c’était vrai. El resultado es fulminante: se convierte en un bestseller, se traduce a 38 idiomas y Dreamworks la convierte en una exitosa película. También es autor de Où es-tu?, Sept jours pour une éternité…, La prochaine fois, Vous revoir, Les enfants de la liberté, Mes amis mes amours, Las cosas que no nos dijimos (Planeta, 2009), El primer día (Planeta, 2010) y La primera noche (Planeta, 2011).

Con más de 26 millones de ejemplares vendidos y traducido a 45 idiomas, Marc Levy es un referente indiscutible de la literatura contemporánea.

EL ARGUMENTO

Una web de contactos les ha unido, pero no se hacen amantes, sino amigos. Y su idea es quedarse ahí…
Ella es actriz. Él, escritor.
Ella se llama Mia. Él, Paul.
Ella es inglesa. Él, americano.
Ella se esconde en Montmartre. Él vive en el Marais.
Ella tiene mucho éxito. Él, no tanto.
Ella es una estrella. Pero él no lo sabe.
Ella se siente sola. Él, también.
Ella mete la pata constantemente. Él la hace reír.
Ella no debe enamorarse. Él, tampoco.


MIS IMPRESIONES

Como he dicho al principio, llevo años siguiendo a Marc Levy, ese autor francés que vende miles de libros tanto en España como en otros muchos países. Muchos son sus seguidores en nuestro país, tanto es así que este mismo año participó en la Feria del Libro de Madrid y, aunque tenía una larga fila para firmar, pudimos llevarnos nuestro ejemplar dedicado.

Sin embargo, como también os he dicho al principio, creo que Marc Levy tiene dos estilos de libros, unos más románticos y otros más de "misterio" mezclado siempre con ciencia ficción, siendo éstos últimos los que más me gustan a mí. Aún así, siempre que sale un nuevo titulo me suelo animar a su lectura ya que en lo que coinciden todas sus novelas es en que son muy entretenidas y, por lo general, no demasiado extensas.

En esta ocasión nos vamos a encontrar de nuevo con una novela que podríamos clasificar de romántica ya que gira entorno a una historia de amor, o a una no historia de amor ya que los protagonistas inicialmente tienen cada uno su pareja, a su manera, y, aunque se gustan, se resisten a meterse de nuevo en otra relación. Además, no pueden ser más diferentes: por un lado tenemos a Mia, una actriz de éxito inglesa que viaja a Francia donde no es tan fácil que la reconozcan, para pasar una temporada aislada tanto del éxito como de su pareja. Por otro lado tenemos a Paul, un escritor estadounidense que no tiene demasiado éxito ni en su país ni en Francia, donde reside, pero sin embargo sí que lo tiene en Corea y gracias a ello puede vivir de la literatura.

A lo largo de las páginas viviremos la relación de estos personajes que se conocen por casualidad a través de una página de contactos de internet en la que ninguno exactamente estaba buscando pareja, sobre todo porque Paul ni siquiera se había apuntado por sí mismo sino que es su amigo Arthur quien lo hace "por su bien". A través de una cita a ciegas, Paul no sabe que va a una cita, se conocerán personalmente y, después de aclarar el tremendo malentendido, descubrirán que pueden brindarse, como mínimo, una bonita amistad. A partir de aquí empezarán a compartir sus problemas y a ayudarse mutuamente y pasearemos de su mano por distintos lugares de Francia por lo que estoy segura de que quien conozca bien este país y sus rincones disfrutará mucho recorriéndolos, estoy segura de que en este punto el autor se ha sentido como pez en el agua compartiendo muchos de sus lugares favoritos del país.

Tengo que decir que la novela no me ha gustado tanto como otras ya que no he llegado a empatizar realmente con ninguno de los personajes. No es que sus acciones pudieran no parecerme reales pero no he llegado comprender del todo a ninguno, estando en todo momento un poco fuera de la lectura.También ha contribuido a ésto que a veces estaba muy perdida en los diálogos llegándome a parecer algunos inconexos, no sabiendo quién decía qué o no comprendiendo directamente algunas frases del texto. En este punto creo que puede ser más culpa de la traducción que del propio autor, en cualquier caso es una apreciación totalmente personal y quizá alguien más metido en la lectura desde el principio no le suceda.
Lo que sí me ha gustado del estilo de Levy en su prosa es la mezcla de los diálogos con lo que les pasa por la cabeza a los personajes en muchos momentos pero que no dicen (marcado en letra cursiva) y que nos indica a menudo que están pensando exactamente lo contrario a lo que están diciendo provocando en más de una ocasión situaciones cómicas.

También acerca de los personajes quiero decir que me he quedado con ganas de conocer más a Daisy, la amiga de Mia que vive en Francia y a quien acude para pedir socorro cuando sale huyendo de la fama de Inglaterra. Creo que es un personaje que podía haber dado mucho más de sí aunque tampoco he comprendido muchos de sus actos. En general, los personajes secundarios me han gustado mucho más que los propios protagonistas.

Otro punto a favor de Levy, y que quién lo sigue a través de sus libros se habrá dado cuenta, es que hay un universo Levy en el que personajes de unos libros se pasean por otros, escenarios o escenas de unos tienen guiños en otros, etc. En este caso recuperamos a Arthur y Lauren, amigos de Paul, que eran protagonistas de 'Ojala fuera cierto' y de 'Volver a verte'.

Otra de las cosas que más me ha llamado la atención, quizá por el momento exacto en el que he leído
el libro, es la mención a Murakami. .. es invitado a Corea a participar en varios programas y firmas debido a su éxito y uno de los programas lo tiene que compartir con Murakami del que hace no mucho habremos oído hablar debido a la polémica que se ha formado este año a raíz del premio Nobel de literatura. Murakami ha sonado varias veces como candidato a llevárselo pero un año más sigue sin él.

A propósito de este personaje, creo que el autor ha aprovechado para meter el conflicto de la dictadura de Corea del Norte y hacernos un llamamiento a saber un poco más acerca de este problema del que, por lo menos yo, sé poco o prácticamente nada.

Por último decir que, a pesar de que la lectura del libro en general me ha sido entretenida y no se me ha hecho para nada pesada no puedo decir que la haya disfrutado del todo, que no me haya metido en ella hasta las últimas 50 páginas. Creo que el final del libro es muy bueno y que, introducido un poco antes, se podía haber desarrollado un poco más el tema del que habla y que no os puedo revelar, dotando a la historia de más profundidad de la que tiene el resto de la novela que no deja de ser una historia romántica.

En conclusión, es un libro que no puedo decir que no me haya gustado, en líneas generales, y se me ha hecho fácil de leer pero en el que no me he sentido del todo a gusto y dentro de la lectura hasta el final. Un final que me ha sorprendido y del que creo que, como he dicho, se podía haber sacado mucho más partido a lo largo de la novela. Aún así, estoy segura que a los lectores del Levy más romántico les gustará mucho esta historia y la disfrutarán como todas las demás.

martes, 10 de mayo de 2016



En un principio no me había fijado en esta novela de manera especial. Sí es cierto que el título es atractivo y la portada sencilla con dos muchachas también es de esas que te invitan a "quedártela" pero a la hora de elegir no se encontraba entre mis preferencias.

Pero es cierto que era como si esta novela estuviera predestinada a que la leyese. El primer aviso fue la pregunta de si me habían llegado las galeradas, que nunca tuve en mi poder. Después, toda la información que me iba llegando de un lado y otro y, para rematar todo ello, las reseñas de varios blogs de esos de los que te fías. 

Estaba claro que era una novela que me perseguía y tenía que leerla.

LA AUTORA

Cristina Campos nace en Barcelona en 1975. Es licenciada en Humanidades por la Universidad Autónoma de Barcelona. Acaba sus estudios en la Universidad alemana de Heidelberg, donde también trabaja como coordinadora del Festival Internacional de Cine de dicha ciudad. Tras regresar a su país natal empieza su carrera laboral en el sector cinematográfico. Desde hace diez años, se dedica a la dirección de casting de largometrajes y series de televisión. Actualmente compagina su trabajo en el sector audiovisual con su pasión por la escritura. Pan de limón con semillas de amapola es su primera novela. 


ARGUMENTO

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. 

Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG. 

Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos. 

Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro.

MIS IMPRESIONES

Pan de limón con semilla de amapola nos cuenta la historia de dos hermanas que tras 14 años se reencuentran.

Marina y Anna han heredado una panadería y un viejo molino de una mujer a la que no conocían y la aceptación de la herencia y futura venta del inmueble lleva a Marina de vuelta a Mallorca, lugar que sirve de telón de fondo para esta maravillosa novela.

Marina y Anna son dos hermanas muy diferentes pero no sólo físicamente, también en su forma de ser, su forma de vida, la manera de enfrentarse a ella, la forma de comportarse y las aspiraciones que han tenido en la vida.

Marina es una mujer de 45 años, independiente, trabaja como cooperante de Médicos sin Fronteras en Etiopía, comparte su vida un otro médico diez años menor que ella pero la diferencia de edad no tiene ninguna importancia en su relación porque lo más importante es que se quieren y forman un buen equipo.

Anna es la hermana mayor, tiene 49 años y en pocas ocasiones ha salido de la isla. Lleva casada 25 años pero es una relación que lleva mucho tiempo acabada. Su marido es un egocéntrico que nunca tiene tiempo para ella ni para su hija. Además están pasando por un momento económico muy delicado debido a ciertos problemas en el negocio de su marido. Con su hija tampoco se entiende muy bien. Anna lleva la vida que le fue inculcada por su madre, en la que las apariencias y el papel para el que se supone la mujer está destinada tienen mucha importancia. Nunca ha vivido la vida que a ella le hubiese gustado, sino la que la que los demás han querido.

Las dos hermanas viven la llegada a Marina a la isla de una manera muy diferente. Mientras Anna ha preparado todo con ilusión para ese reencuentro después de 14 años, Marina sólo lo ve como un trámite, y no es que no quiera a su hermana y añore los años en los que estuvieron tan unidas, pero presiente que el reencuentro con su cuñado no va a ser fácil. Un enfrentamiento con él fue precisamente el motivo del distanciamiento entre las dos hermanas. Así que su idea es firmar la venta de la panadería y el molino y volver lo antes posible a la que hasta ahora ha sido su vida.

Pero la venta de las propiedades heredadas hace que una vez más, se pongan de manifiesto las diferencias entre las hermanas. Mientras Anna sólo ve en la herencia y su venta una manera de que se solucionen sus problemas económicos, a los que se han visto abocados por culpa de su maridoy poder seguir con el estatus social que ha llevado hasta el momento, Marina necesita descubrir cuales son los motivos que han llevado a una mujer que no conocen de nada a dejarles una herencia tan cuantiosa. 

Lo que no saben estas dos mujeres es lo que esta decisión de Marina va a cambiar sus vidas.

Aunque el peso de la historia recae principalmente sobre estas dos mujeres no son las únicas que nos vamos a encontrar, y es que las mujeres son muy importantes en esta novela. Pan de limón con semillas de amapola es sobre todo una novela de mujeres, que no sólo para mujeres, en cuya alma de adentra.

Pan de limón con semillas de amapola es un libro de búsquedas. Búsquedas que permitan aclarar secretos, búsquedas personales, familiares, y de tiempo perdido. Búsquedas que lleven a las mujeres de esta novela a recuperar lo que no hicieron, superar sus miedos y vivir de verdad. Aunque también encontraremos amistad, lealtad, amor en todas sus vertientes, respeto, libertad, añoranza, inquietudes.

Pero, aunque quizás aunque en un principio no nos demos cuenta, uno de los temas importantes de esta novela es el amor maternal y la maternidad vivida de diferentes maneras: el instinto maternal o su falta, y la relación entre madres e hijas, o la carencia de ésta por diferentes motivos.

Este libro coincidió con días de mucho trabajo y estrés y no sé que magia contenían sus páginas que cuando llegaba a ellas conseguían que me viera envuelta en una sensación desosiego, tranquilidad, de calma muy placentera, por lo que estaba deseando tener un rato para sumergirme en su lectura.

Porque Pan de limón con semillas de amapola es una novela maravillosa, cautivadora, profundamente sensorial, escrita con muchísima sensibilidad y encanto en la que es una delicia perderse entre sus páginas. Además, la prosa de Cristina Campos es espléndida, sencilla, cercana y llena de sentimientos que te sumerge en una montaña rusa de emociones, y con unos personajes que van a dejar su mella en nosotros y a los que nos va a ser difícil olvidar.

Unos personajes perfectamente construidos y desarrollados, cercanos y tan auténticos que su vida cotidiana podría formar parte de la de cualquier lugar y que seguro con los que seguro no nos hubiera importado compartir algún momento de nuestras vidas.

Tampoco quiero pasar por alto la ambientación. Seguro que si no hemos visitado Valldemosa nos entraran unas inmensas de conocer este precioso pueblo que nos describe rodeado de olivos centenarios y almendros en flor, con sus calles empedradas y sus cuestas, y descubrir si verdaderamente existen los lugares que nos describe, como el hotel donde se hospeda Marina los primeros días o la panadería y el molino.

Pan de limón con semilla de amapolas es en definitiva una novela que una vez caiga en tus manos no querrás soltar, de esas que dan pena que se acabe, de las que cuesta separarse y que cuando la acabas te quedas un rato abrazada a ella para alargar y demorar más posible ese momento. Es como disfrutar de ese pan de limón con semilla de amapolas recién hecho.



FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO



jueves, 14 de enero de 2016

EL ULTIMO ADIÓS


Kate Morton

Dos eran los libros que había leído de Kate Morton: La Casa Riverton y El jardín olvidado, aunque también tenía sus otras dos novelas publicadas en mi poder esperando a que tener un poco de tiempo libre para seguir con su lectura. 

Cuando la Editorial me envío por sorpresa, El último adiós decidí que con esta novela no iba a pasar lo mismo, por eso a los pocos días de recibirlo me puse con él. No iba a dar lugar a que hiciera compañía a mis lecturas pendientes. 

Tenía muchas ganas de volver a leer a Kate Morton y me lo habían puesto en bandeja.

LA AUTORA

Kate Morton creció en las montañas del noreste de Australia, en Queensland. Posee títulos en arte dramático y literatura inglesa y es candidata doctoral en la Universidad de Queensland. Vive con su esposo e hijos en Brisbane. Su primera novela, La casa de Riverton, se publicó con enorme éxito en 38 países, alcanzó el número uno en muchos de ellos y lleva vendidos más de dos millones de ejemplares en todo el mundo. El jardín olvidado, con unas ventas que superan los cuatro millones de ejemplares, supuso la consolidación absoluta de esta espléndida autora y le granjeó el reconocimiento masivo de la crítica y los lectores. Su tercera novela, Las horas distantes, se convirtió igualmente de inmediato en un best seller. Se estima que las ventas en todo el mundo de las obras de Kate Morton se acercan a los ocho millones de ejemplares.


ARGUMENTO

"Junio de 1933: en Loanneth, la mansión en el campo de la familia Edevane, todo está limpio y reluciente, listo para la tan esperada fiesta de solsticio de verano. Alice Edevane, de dieciséis años y escritora en ciernes, está especialmente ilusionada. No solo ha encontrado el giro argumental perfecto para su novela, también se ha enamorado perdidamente de quien no debería. Pero para cuando llegue la media noche y los fuegos artificiales iluminen el cielo estival, la familia Edevane habrá sufrido una pérdida tan grande que tendrá que abandonar Loanneth para siempre...

Setenta años más tarde: después de un caso especialmente complicado, Sadie Sparrow, investigadora en Scotland Yard, está cumpliendo un permiso forzoso en su trabajo. Refugiada en la casa de su abuelo en Cornualles, pronto comprueba que estar ociosa le resulta complicado. Hasta que un día llega por casualidad a una vieja casa abandonada rodeada de jardines salvajes y espesos bosques y descubre la historia de un niñito desaparecido sin dejar rastro..."

MIS IMPRESIONES

Seguro que si habéis leído otros post u opiniones sobre esta novela no os extraña cuando digo que Kate Morton en este título no nos ofrece nada nuevo. Es vedad, Kate Morton vuelve a utilizar las mismas herramientas que en sus otras novelas para contarnos una nueva historia.

Muchas veces criticamos a algunos autores en que no innovan, que cuando les leemos nos ofrecen más de lo mismo, y ésto es en realidad lo que hace esta escritora, pero esa fórmula que maneja algo debe tener de especial y mágica en sus manos, cuando no nos importa, cuando le perdonamos esa falta de innovación. No sé muy bien si serán sus historias, su forma de contar, sus personajes, o todo ello junto, pero eso que a veces criticamos en otros es, precisamente, lo que nos gusta de ella.

En El último adiós volvemos a tener una historia familiar, con secretos y misterios; dos historias que transcurren en momentos temporales diferentes pero que de alguna forma están unidas, y además con un escenario y unos personajes (siendo los más importantes femeninos), que captan la atención del lector desde el primer minuto. Está claro, casi todo es igual o parecido, pero funciona y lo hace muy bien. Se nota que Kate Morton se encuentra cómoda con lo que hace y además lo ha ido depurando.

Como he anticipado, Kate Morton en esta novela utiliza dos líneas argumentales entre las que se va moviendo y las cuales va alternando, y dentro de las cuales tampoco vamos a encontrar un orden cronológico. En ellas va saltando adelante y atrás y va dosificando la información, manejando los tiempos, dejando algunos cabos sueltos para crear una intriga y un misterio con los cuales el lector vaya tejiendo sus teorías. Unas teorías que en más de una ocasión tendrá que replantearse según vaya avanzando en la lectura al quedar éstas desbaratadas, porque al final las cosas, seguramente, no serán como las ha imaginado. Al final saldrá a la luz la realidad de los hechos y todo tendrá su sentido, habiendo logrado la autora hilvanar toda la historia sin dejar ninguna fisura.

En este tipo de estructuras en que se utilizan dos líneas temporales diferentes es muy difícil mantener un equilibrio, y no es raro que una de ellas tenga más fuerza y sea más atractiva que la otra para el lector. En mi caso casi siempre me atrapa más la historia más antigua o lejana en el tiempo y este caso no ha sido una excepción.

Aun habiendo logrado la autora que no quede ningún cabo suelto y todo tenga su sentido, tendría que ponerle un "pero" a esta novela y es el final. Todos sabemos que muchas veces la realidad supera a la ficción y que se dan muchas casualidades en la vida, pero me ha parecido que en este caso Kate Morton ha tensado la cuerda en exceso. Es un final posible, pero el lector, por lo menos en mi caso, no deja de pensar que lo ha llevado un poco al límite y es un poco forzado, en definitiva es un final que no me ha convencido.

Los personajes son otro de los puntos fuertes de la novela, y en este caso, como es habitual en esta escritora, son también los femeninos los que tienen mayor peso en ella y son su eje central, aunque no por tener menos protagonismo o menos recorrido los masculinos dejan de ser importantes o están peor trazados. Son todos ellos personajes muy complejos, muy bien dibujados, con una marcada personalidad y unos rasgos que los definen muy bien, de tal forma que llevan al lector a conocerlos con bastante profundidad, y poder llegar a entender sus actos.

En cuanto a la forma de escribir de Kate Morton, es sencilla, cuidada, elegante, evocadora, que, sin darte cuenta, te atrapa entre las páginas del libro, y hace que disfrutes leyendo, dejándote un buen sabor de boca cuando acabas sus novelas.

En conclusión, aunque no es para mi la mejor novela de esta escritora, creo que está claro que pese a ese "pero" que le ponía y que hace que baje algunos puntos la opinión global sobre la novela, El último adiós me ha gustado, ha sido una lectura agradable y seguramente volveré a leer a Kate Morton porque con sus ambientaciones, sus misterios, sus sagas familiares y sus personajes ha sabido atraparme, aunque termine repitiendo esquemas.



FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO


Otros libros que hemos reseñado de la autora

miércoles, 4 de marzo de 2015



Para mi Las hojas de Julia no era un libro desconocido antes de publicarse en papel. Había visto muchos tuits, alguna que otra reseña con buenos comentarios, así que cuando me hablaron de un encuentro con la autora y la posibilidad de leerlos con anterioridad, enseguida dije que sí. 

Me gustan los encuentros con autores y si además tienes la posibilidad de llevar el o los libros leídos creo que se disfrutan mucho más.

LA AUTORA




María Jeunet es el seudónimo tras el que se esconde una pequeña empresaria-escritora salmantina nacida en 1983. Cursó estudios en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Salamanca y en esa misma ciudad fundó su empresa. Se define como «mitad trabajadora en su negocio, mitad imaginadora de historias». Las hojas de Julia es su primera novela. Autopublicada en Amazon fue muy bien acogida en redes sociales y se situó desde su publicación en las listas de más vendidos de ficción romántica. Al éxito de su primera novela se suma el de La foto de Nora, su segundo trabajo literario, que completa el éxito de la primera y que se ha situado asimismo en los primeros puestos de las listas de los ebooks más vendidos.

Si queréis encontrar a María en internet lo tenéis fácil, lo podéis hacer en su blog: elblogdemariajeunet.com, en Twitter: @MariaJeunet, o en Facebook: MariaJeunet.Imaginadora.


ARGUMENTO

"Julia Olsen es una chica de éxito, a punto de cumplir los treinta se encuentra en su mejor momento, adora a su familia, tiene el trabajo de sus sueños, un precioso piso en el mejor barrio de Washington, buenas amigas...

Sin embargo tras la fachada de control que Julia Olsen muestra ante los demás, hay escondidos, en un rincón de su corazón, miedos, esperanzas y un sueño romántico que alguien alimentó con fantasías cuando aún era una niña. Ni las responsabilidades ni el paso del tiempo le harán olvidar lo que una anciana le dijo una noche de feria cuando tenía trece años: “...nada más veros sabréis que debéis estar juntos. Haz caso a tu corazón Julia, él te guiará hacia ese hombre, que te cambiará la vida y te completará. Sólo sé que tiene una marca en la cara, algo que le hace único.”

En los últimos meses esas palabras resuenan con fuerza en la mente de Julia, le gritan tan alto y con tal convicción que no podrá evitar creer en ellas.

Pero cuando su nuevo compañero de trabajo, Will McAvoy, se instale en la oficina, todo su mundo se pondrá patas arriba: porque Will, salvo unos rasgos irresistibles, no tiene ninguna marca en su cara.
¿Se dejará llevar Julia a los brazos de su compañero? O por el contrario, ¿buscará a ese hombre especial que lleva escondido en su corazón desde que era una niña?".


MIS IMPRESIONES

A quien piense que hay lecturas apropiadas para ciertas fechas sin ninguna duda le recomendaría este libro para San Valentín. Qué mejor lectura para esta celebración que una novela romántica o de amor.

Porque Las hojas de Julia es una historia de amor, una historia como esa de las que me encantaba leer cuando tenía unos cuantos años menos, una historia que casi es un cuento, aunque sea un cuento actual.

Julia es una chica que busca el que será el amor de su vida, pero ese chico no es uno cualquiera porque está empeñada en creer lo que, siendo más niña que adolescente, le dijo una adivina en una feria: Antes de los 30 conocerá a ese chico al que reconocerá porque tendrá una marca en la cara, una marca que no podía definir, podía ser una cicatriz, un lunar, ..., no sabía muy bien qué, pero algo había en ella. Y ella no cejará en su empeño, hasta tal punto que se convertirá encontrar ese rasgo en casi una obsesión.

Julia lo tendrá claro, aunque haya varias relaciones en su vida, para que prolongarlas más de lo necesario. Si no cumplen el requisito de la marca en la cara mejor romperlas antes que después y que el sufrimiento sea mayor. Aun cuando en su fuero interno cree que ha encontrado al hombre de su vida, con el que se siente muy a gusto y quiere compartir todo su tiempo, y que hace saltar en ella todas las alarmas sintiéndose sumamente atraída es capaz de dar con todo al traste por esa obsesión, porque es así como yo la llamaría (en más de una ocasión me han dado ganas de darle un buen zarandeo y que se dejase de tonterías).

Las hojas de Julia una novela sencilla, con una historia a mi modo de ver bastante previsible en la que la autora ha utilizado una estructura sin complicaciones y que se lee rápido y bien, pero para mi gusto se trata de historia bastante edulcorada, pero quede claro que esto es una opinión totalmente personal.

Una vez terminada la lectura estimo que va sobretodo dirigida a chicas jóvenes, como la protagonista y quizás por ello la autora ha utilizado, a mi modo de ver, un lenguaje excesivamente coloquial, como el que se utiliza en la calle, pero que en una novela no sea quizás el más apropiado, además en algunos casos, para mi gusto, abusa de la repetición de frases  y expresiones, a veces en párrafos muy cercanos, pero nada que no se pueda perdonar y más si tenemos en cuenta que es su primera novela.

Nos vamos a encontrar una lectura fresca, muy fresca, sencilla y sin muchas complicaciones, muy entretenida, con unos personajes que cumplen su papel, aunque no están excesivamente trabajados y que sin ninguna duda nos hará pasar unas buenas horas de lectura alejándonos de nuestra rutina y nos dejará un buen sabor de boca.

Las hojas de Julia creo que ha resultado un buen inicio en la literatura para María Jeunet, pero os adelanto que si no os ha convencido del todo o si os ha gustado, no debéis dejar de leer su segunda novela: La foto de Nora, porque os va a sorprender lo que esta autora ha sido capaz de evolucionar. No os digo más porque esa novela será objeto de otra reseña que tendrás que leer si quieres descubrir más.