Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta thriller. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta thriller. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de abril de 2017

EL LIBRO DE LOS ESPEJOS - E.O. Chirovici


Hace unas semanas recibimos un mail en el que nos ofrecían la posibilidad de empezar a leer El libro de los espejos y desde el mismo día de su lanzamiento iniciar un diálogo por Twitter sobre él con la etiqueta #ElLibroDeLosEspejos. Hay ofrecimientos a los que no sabemos negarnos y por eso el mismo día 6 iniciamos la lectura y ya ese mismo día publicamos algún comentario en Twitter, aunque también diremos que nos encontrábamos tan inmersas en su lectura que hasta de eso nos olvidábamos.

EL AUTOR



E.O. Chirovici (1964, Fagaras) nació en Transilvania en el seno de una familia con raíces en Rumanía, Hungría y Alemania. Debutó como escritor con una colección de relatos breves, y su primera novela, The Massacre, fue un éxito de ventas en Rumanía. El libro de los espejos es su primera novela publicada en lengua española. Trabajó durante años como periodista, primero como director de un prestigioso periódico y más tarde dirigiendo una importante cadena de televisión. Desde el año 2013 se dedica exclusivamente a la escritura y en la actualidad vive en Bruselas.




SINOPSIS

Cuando el agente literario Peter Katz recibe un manuscrito titulado El libro de los espejos, no puede evitar sentirse intrigado por lo que encuentra en él. Se trata de las memorias de un tal Richard Flynn, y en ellas habla de su época como estudiante en la Universidad de Princeton en la década de los ochenta, al tiempo que relata su estrecha amistad con otra estudiante y su relación con el profesor Joseph Wieder, un reconocido psicoanalista especializado en la pérdida de la memoria.

En el manuscrito, Flynn vuelve a los detalles olvidados de aquellos meses para contar la verdad sobre un trágico suceso que tuvo lugar la víspera de Navidad de 1987, hace más veintisiete años. Pero el manuscrito termina de forma abrupta y el agente literario se obsesiona por desenterrar la verdad. No será el único: un periodista de investigación intenta reconstruir los hechos y el detective original del caso, ya jubilado, pretende resolverlo antes de que el Alzheimer devore sus recuerdos.

MIS IMPRESIONES


El libro de los espejos está divido en tres partes cada una de las cuales está a cargo de un narrador diferente. 

En la primera parte es Peter Kartz en encargado de contarnos como un día en su mail recibe una carta de presentación que inmediatamente llama su atención, con parte del manuscrito de un libro titulado El libro de los espejos en el que según su autor se cuentan unos hechos reales. Cuando se intenta poner al habla para cerrar el trato y conseguir el resto del manuscrito para su publicación se encuentra con que el autor, Richard Flynn, ha muerto y la mujer con la que vive no sabe donde puede encontrarse el resto del manuscrito.

En la segunda parte es Jonh Keller el que nos relata como ante la imposibilidad de hacerse con el resto del manuscrito de Richard Flynn Peter Kartz se pone en contacto con él para que recabe información a ver si pueden dar con ese manuscrito o, en su defecto, de la información que consiga si se podría hacer cargo de completar la narración del libro de los espejos.

En la tercera y última parte toma la palabra Roy Freeman. Freeman es un policía jubilado que en su día formó parte del equipo que llevó a cabo la investigación sobre los hechos que se relatan en el manuscrito de Flynn. Cuando se llevó a cabo dicha investigación Freeman no se encontraba en su mejor momento, por eso cuando Keller se puso en contacto con él para ver si obtenía información que pudiese servirle para llevar a cabo en encargo de Kartz, algo le decía que en aquél caso algo no encajaba, le surgieron muchas dudas sobre la culpabilidad de quien había sido declarado responsable de aquel asesinato, por lo que decide esclarecer los hechos por su cuenta, ya que se encuentra jubilado.

El libro de los espejos es una novela de misterio, que Chirovici vertebra de una manera muy particular consiguiendo que el lector tenga una amplia visión de los hechos desde distintos puntos de vista, a la vez que nos deja claro que unos mismos hechos dependiendo de quien los relate y los recuerdos que guarde de sus circunstancias logran dar un enfoque totalmente distinto pudiendo llegarse de este modo, a conclusiones bastante diferentes sobre lo que sucedió.

Y es que la memoria tiene un papel fundamental en lo que se narra en esta novela, para interpretar los hechos y llegar a la conclusión de cómo sucedieron en realidad, desde los recuerdos que quedan borrados por un accidente a partir del cual todo lo anterior es como si no existiese, la forma en que se manipulan los recuerdos de otra persona para que la imagen que tiene de lo que sucedió no sea totalmente fiel, cómo la memoria puede deformar los recuerdos como si de un espejo de esos que encontramos en las ferias se tratase,  o también, cómo por un hecho traumático sea la propia persona la que cambia la realidad de lo que sucedido borrando lo que no se quiere recordar, o, también, la recuperación de la memoria por una imagen o un suceso que funciona como un resorte para que aquello que había quedado en un lugar relegado de la mente vuelva a resurgir como si se abriera una espita.

Pero también está esa otra pérdida de la memoria poco a poco y que nunca se va a poder recuperar, debida a una enfermedad como el Alzheimer y que el autor no ha querido dejar fuera.

Si bien, como ya he mencionado, toda la narración es en primera persona, en la primera parte la narración del manuscrito me pareció un tanto distante y fría lo cual me hizo temer que pudiera alejarme demasiado de la narración, lo que no sucedió, sino todo lo contrario ya que El libro de los espejos es una novela de misterio con una narración muy ágil, que te vuela en las manos, que logra captar la atención del lector desde el primer momento, no dándote tregua, en la que dudarás de todos y de todo, de lo que lo que cuentan fuera así en realidad, de que traten de engañarte o que su memoria les esté jugando a ellos una mala pasada, y en la que tendrás que esperar hasta el final para descubrir lo que realmente sucedió.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO


   



lunes, 17 de abril de 2017

NO SOY UN MONSTRUO - CARME CHAPARRO


Ya hace años, casi desde los inicios de este blog, que somos invitadas a los Premios Primavera: al fallo y a la propia fiesta de presentación y por mucho que se siga diciendo que son premios que están dados, que se dan a quien interesa porque vende u otras muchas cosas lo cierto es que año tras año se reciben miles de manuscritos, que cualquiera puede presentarse y que existe un jurado que avala este premio. Un jurado, dicho sea de paso, formado por gente que sabe lo que hace y que año tras año escoge obras que, por lo menos en mi humilde opinión, se merecen los premios que les han otorgado. "No soy un monstuo" no hace más que seguir corroborando mi opinión.

Este año además, como ya os contamos en la crónica del fallo del premio, el jurado había decidido por unanimidad ya que a todos los había dejado fascinada esta obra en la que solo al final todo encaja a la perfección. Una obra escrita por una periodista que esta acostumbrada a contar historias, en este caso reales, cada día.

LA AUTORA


Carme Chaparro (Barcelona, 1973) es periodista, con una amplia y consolidada carrera como presentadora y editora en informativos de televisión. Desde hace veinte años está al frente de las principales ediciones informativas del grupo Mediaset, en Informativos Telecinco y Noticias Cuatro, espacios para los que ha cubierto los acontecimientos nacionales e internacionales más destacados de las últimas dos décadas.

Su pasión por la lectura se ha traducido en pasión por escribir. Carme ha compaginado su trabajo en televisión con colaboraciones como columnista para las revistas Yo Dona —en la que tiene un espacio semanal—, GQ y Mujer Hoy. Actualmente también escribe su propio blog en Yahoo. 

No soy un monstruo es su primera novela: Premio Primavera 2017.

EL ARGUMENTO

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Porque lo que hace Carme Chaparro en No soy un monstruo, su primera novela, es llevar al límite a sus personajes y a sus lectores. Y ni ellos ni nosotros saldremos indemnes de esta prueba. Compruébenlo.


MIS IMPRESIONES

"No soy un monstuo" tiene un arranque muy potente: el secuestro de un niño, Kike, en un centro comercial lleno de gente, a plena luz del día. Sólo con esta premisa el acontecimiento tiene todas las papeletas de convertirse en el centro de los informativos y programas de televisión durante días y días pero aún hay más: el niño secuestrado tiene la misma edad, se parece mucho físicamente y ha desaparecido en el mismo sitio que dos años atrás Nicolás. Un niño que se volatilizó, un caso que quedó sin resolver y que ocupó semanas de programación hasta que todos, incluidos los medios, lo olvidaron. Pero con la desaparición de Kike todo vuelve, ¿habrá vuelto Slenderman, el nombre con el que bautizaron al secuestrador?¿seguirá Nicolás con vida?¿por qué precisamente ahora, dos años después?¿se tratará de un imitador? 

A todas estas preguntas se tendrá que enfrentar una de nuestras protagonistas, Ana Arén, inspectora jefa del SAF, Brigada provincial de la policía judicial de Madrid, mientras empieza una lucha contrarreloj para que el caso de Kike no vuelva a convertirse en otro fracaso sin resolver como fue el de Nicolás. Además, Ana Arén, tendrá que luchar con la presión mediática y el pánico social que vuelve a despertarse desde que el caso salta a la prensa. Esto también hará que sus jefes empiecen a ponerse nerviosos y que cesen a su comisario para sustituirle por alguien de la vieja escuela, un policía machista al que solo interesan los resultados y tener un culpable, independientemente de que realmente lo sea o no, para salvar su posición y reputación. Este es el primer tema que trata la novela: cómo a raíz de que un caso se convierte en mediático los altos mandos empiezan a ejercer presión hacia abajo, cómo policías trabajan descanso para buscar sospechosos, pruebas y testimonios que acrediten que alguien es inocente o culpable mientras que los altos mandos solo ejercen presión para que se haga rápido, para que se obtengan resultados para que un caso sin resolver no sea la mancha que ensucie su historial llegando incluso hasta cargos del gobierno.

Además de conocer a Ana Arén en ámbito profesional, Carme Chaparro nos cuenta cómo ha llegado hasta allí, de dónde procede, qué la ha ido sucediendo y porqué tiene la personalidad que tiene: una persona dura con todos pero que se transforma cuando trata con las víctimas, con una confianza ciega en sus amigos y totalmente independiente, alguien a quien le cuesta abrirse, que está acostumbrada a no encajar y que necesita hacerlo, necesita caer bien. 

"Le gusta ganar pero también le gusta caer bien. Necesita caer bien. Y las dos cosas son incompatibles. Lo aprendió a base de hostias: o ganas o caes bien. Las dos cosas a la vez son imposibles".

Sin embargo, el caso de Nicolás supuso un duro golpe para ella y necesita que la historia no se repita, que la pesadilla no se repita. Ana Arén trabajará sin descanso y acudirá a todo el que pueda proporcionarle una pista fiable de quién es el secuestrador. Aquí es donde entra en juego Joan, uno de los pocos amigos de Ana, un hacker que trabaja para una gran empresa pero que hace pequeños trabajos al margen para sus amigos policías. Joan será el encargado de presentarnos y hablarnos de NeuroQwerty, un programa capaz de detectar los síntomas de enfermedades neurodegenerativas antes de que sean evidentes por medio de la huella digital, esa manera de teclear que todos tenemos y que es única para cada persona. Ni que decir tiene que éste me ha parecido un tema muy interesante, y que es totalmente real, que de hecho todos podemos participar en este proyecto dejando que estudien la nuestra en https://www.neuroqwerty.com/es/

La otra protagonista de "No soy un monstruo" es Inés Grau, periodista de sucesos de Canal Once, escritora de éxito y... amiga de Ana. Tener una amiga policía, inspectora jefa para más inri, tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. Ya nos contó Carme Chaparro en la presentación que muchas veces la policía tiene que dar algo de información a cambio de que no se cuenten otras cosas, que la relación entre policía y prensa es algo necesario y la autora nos la narra mediante la relación de Ana e Inés. Mediante el personaje de Inés será como Carme Chaparro nos contará la parte de atrás de la televisión, ese mundo que tan bien conoce: los directos, las audiencias, el llegar antes que el resto para dar la exclusiva, los intereses que rodean a los sucesos mediáticos, etc.

Y aunque estos son los dos personajes principales por la novela circulan muchos otros y no puedo dejar de nombrar a dos que a mí me han gustado especialmente: por una parte Pedro, el investigador jefe del laboratorio, por todo lo que cuenta sobre las pruebas, la manera de llegar a unos resultados y los avances tecnológicos explicados para que todos lo entendamos. Y por otra parte a Laura, la vecina de la casa de Ana de cuando era niña, una mujer que una vez enviuda ha comenzado a vivir.


En cuanto a la manera de narrar se nota que Carme Chaparro es periodista. Con capítulos cortos, encabezados por el nombre del personaje del que va a tratar cada uno, vamos a ir viviendo el desarrollo de la historia de una manera muy visual. Con frases cortas, directas, sin enredarse en detalles innecesarios. Mi único pero en este aspecto es que hay veces que me ha parecido que se repetía, que me daba las explicaciones de quién era alguien más de una vez, de la misma manera exacta aunque creo que puede ser también defecto de su profesión, de dejar claro cuando estás contando algo de quién hablas, aunque ya lo hayas contado antes.

También es interesante la manera que utiliza la autora de desarrollar la historia, desde la perspectiva de varias personas (aunque solo será Inés la que nos hable en primera persona), haciendo que solo sea el lector el que posea toda la información. 

No quiero dejar de mencionar la gran labor de documentación que ha tenido que hacer la autora en todos los aspectos: forense, investigación de pruebas, policía... Ella misma contó que tres policían han colaborado con ella día y noche respondiendo hasta las dudas de los detalles más minuciosos de manera que todo lo que se cuenta responda a los procedimientos reales en una investigación de este estilo. También creo que ha querido hacer un homenaje, al que por supuesto me uno, a todos esos policías que trabajan en brigadas de persecución de pederastia o pornografía infantil y que tienen que ver a diario imágenes que no son fáciles de olvidar.

Con todos estos ingredientes nos encontramos con una novela con un arranque muy potente, en la que los hechos se van desarrollando con un ritmo muy ágil que hacen que no te puedas despegar de sus páginas. Una novela llena de giros en la que todos parecen sospechosos e inocentes a la vez y en la que a partir de la mitad ya no podrás parar hasta el final, un final, concretamente el último capítulo, en el que todo encaja de repente, un final que no te esperas y que te dejará con la boca abierta.

En conclusión, aproximadamente una semana de investigación que vivirás con Ana Arén e Inés Grau en mucho menos tiempo ya que cuando empieces no podrás abandonar el caso ni a sus protagonistas. 
Una novela en la que veremos el otro lado de un suceso mediático: el lado en el que unos luchan por encontrar al culpable y otros por ser los primeros en dar la noticia. Una novela que no te dejará indiferente porque... ¿serás capaz de ir a un centro comercial sin recordarla?¿serás capaz de ver el próximo suceso mediático sin preguntarte más cosas?

"No soy un monstruo" se merece el premio recibido y esperemos haber ganado una escritora más.


No dejes de apuntarte a nuestro sorteo si quieres ganar un ejemplar de esta novela:

 http://leyendoyleyendo.blogspot.com.es/2017/04/sorteo-conjunto-no-soy-un-monstruo.html



martes, 4 de abril de 2017

POR UN PUÑADO DE LETRAS - Javier Bernal




Ya teníamos referencias de Javier Bernal por “El enigma de Rania Roberts” a pesar de que esta novela se convirtió en uno de nuestros pendientes que sigue esperando en la estantería enterrado por otros tantos. Es por ello por lo que cuando nos ofrecieron participar en un encuentro con el autor a raíz de la publicación de su nueva novela “Por un puñado de letras” decidimos adelantar esta lectura a otros títulos pendientes para conocer al autor habiendo leído algo de él y además así preguntarle todo lo que quisiéramos de su nuevo libro.


EL AUTOR

Javier Bernal nació en Valencia. Ha vivido en Barcelona, Londres, Nueva York, Madrid y en la actualidad reside en Estambul. Está casado y tiene cuatro hijos. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona y MBA por el IESE. Es directivo de una importante entidad financiera.

Ha publicado El enigma de Rania Roberts (Suma, 2014).

Por un puñado de letras es su segunda novela.

SINOPSIS


Dos amigos de la universidad, Pablo Azcárraga, corresponsal de guerra y Ryan Mullkin, analista político de The New York Times, ponen en marcha un innovador periódico digital en Nueva York. Su propósito: crear una plataforma de intercambio libre de información e ideas, con la palabra como herramienta para contribuir a una sociedad más justa. Muy pronto el éxito profesional les acompaña.

Mary Wo, una atractiva y extrovertida catalogadora de arte amiga del pasado de Ryan, irrumpe con su alegría y desparpajo en sus vidas. Pablo, envuelto en una sólida y larga relación con Alejandra, queda fascinado por su arrolladora personalidad.

Un día, el misterioso mensaje de un lector anónimo los pone en la pista de una trama criminal que pronto adquiere tintes de conspiración y en la que se ven envueltas las más altas instancias de poder internacional. Ninguno imagina las consecuencias inexorables que traerá consigo este descubrimiento.

Por un puñado de letras es un thriller moderno donde las nuevas tecnologías de la comunicación tienen un papel protagonista. Un mundo de intriga e intereses creados inquietantemente reconocibles. Una novela trepidante en la que ficción y realidad caminan de la mano.



MIS IMPRESIONES

Lo primero que llama la atención en esta novela es la portada, por lo menos en mi caso. Es de esos libros que según los ves te cautivan y tienes que, como mínimo darles la vuelta para ver si la sinopsis los acompaña. Aunque a priori podemos imaginarnos un libro sobre hackers, o eso es lo que se me vino a mi a la mente cuando lo vi, en realidad es un libro de periodistas, eso sí, en el equipo de estos periodistas va a haber dos informáticos que también van a jugar un papel importante en esta novela.

En Por un puñado de letras nos vamos a encontrar a Pablo y a Ryan, dos periodistas que se conocieron estudiando y que decidieron montar un periódico independiente, Presstalk, y diferente, un periódico en el que hubiera auténtica libertad informativa (ya que es una fundación que se financia con las donaciones de los lectores) y que se centrara en artículos de investigación votados por los lectores y muchas veces colaborando ellos mismos ya que, además, tienen un buzón al que la gente puede enviar documentos, textos, fotografías o cualquier tipo de documentación confidencial que piensen que les puede ayudar algo a nuestros periodistas.

Así será como llegará una misteriosa frase que para ellos no dice nada pero que se convertirá en la más votada por los lectores para investigar ya que el correo que les llegó con ella fue lo último que escribió el remitente antes de morir asesinado en un hotel.

Como imaginaréis después de todo esto la novela va a girar entorno a esta investigación: ¿quién era Mustafa Al Said, el remitente del mensaje?,¿qué significa la misteriosa frase?¿tendrá algo que ver con la reciente exclusiva que ha publicado Presstalk sobre un dirigente islámico? 

Así, el reducido equipo de colaboradores del periódico podrán todo de su parte para ir desentrañando los misterios haciendo de esta novela un auténtico thriller en el que se van sucediendo un gran número de giros inesperados entrando en juego intereses políticos, mafias, terrorismo, tráfico de influencias…

Respecto a esto, quizá lo que he echado un poco en falta ha sido recorrer un poco más lentamente los pasos que van dando los periodistas. Se suceden tan velozmente los hechos, pasando rápidamente de un escenario a otro y de un sospechoso a otro que me ha dejado con ganas de más en muchos casos, aunque por otro lado esto es lo que hace que no podamos dejar de leer. Para mí, hacia la mitad de la novela se convierte en una novela de aventuras que me ha recordado, salvando las distancias, a “El último Catón”.

Los capítulos cortos también ayudan a que el ritmo sea trepidante y que con el “un capítulo más” cuando nos queramos dar cuenta hayamos terminado. Además, la estructura de la novela hace que no olvidemos en ningún momento a ninguno de los personajes ayudando a que el ritmo no decaiga en ningún momento.

Como no podía ser de otra forma, en esta historia también vamos a encontrarnos una historia de amor. Pablo tiene a su novia desde hace muchos años pero con su profesión pasa su vida a caballo entre Madrid y Nueva York y será allí donde conozca a Mary Wo, una catalogadora de arte que le dejará cautivado y le pondrá en la disyuntiva de apostar por su amor de siempre o por el deseo del presente.

Además, mediante las conversaciones de ambos, el autor ha encontrado la manera de irnos dando información de manera muy amena y que ayuda a que comprendamos algunas cosas como el origen de Presstalk, cómo se conocieron Pablo y Ryan, el funcionamiento del periódico y porqué escogieron ese modelo. Datos que escritos como descripciones podrían habernos aburrido pero así, en forma de una conversación como la que podríamos tener con alguien que acabamos de conocer y nos atrae su trabajo, se hacen muy interesantes y no entorpecen para nada el ritmo de la lectura.

En cuanto a los personajes, sobre el que más vamos a saber es sobre Pablo. Ninguno está descrito en exceso pero eso no es inconveniente para que lleguemos a conocerlos ya que mediante las intervenciones que tienen, cuando interactúan entre ellos y cuando se nos cuenta cómo se han conocido, cosa que se hace en todos los casos, se nos da una idea bastante amplia de cómo es cada uno. Tengo que destacar a Erika, una informática que trabaja desde su sótano de Berlín, es decir, el mito del informático eterno, pero que el autor dibuja con una personalidad tan irónica, divertida e incluso tierna en muchos casos que hace que la quieras desde el principio. A mí es el personaje que más me ha cautivado.

En cuanto a los escenarios también es algo que cabe destacar, viajaremos por Nueva York, Marrakech, México, Italia, y por supuesto Madrid. La zona de Madrid que se describe la conozco muy bien y me ha encantado encontrarme con lugares que no solo conozco sino que en muchos casos incluso he visitado como “La lupita”, “El quintín”, “El café Gijón”, etc. He podido pasear por las calles a la vez que Alejandra y Pablo porque yo misma las piso todos los días.

En conclusión, en Por un puñado de letras vamos a encontrar un thriller de los de no poder parar hasta el final, con un rimo frenético, lleno de giros inesperados y que en muchos casos casi llega a convertirse en novela de aventuras. Todo ello protagonizado por un elenco de personajes que tienen, todos ellos sin excepción, su momento de protagonismo. Sin duda alguna, no será la última novela de Javier Bernal de la que disfrute.


Os dejo con un interrogante: ¿Sería posible fundar en España un Presstalk? Desde luego sería un modelo muy interesante a tener en cuenta.



lunes, 27 de marzo de 2017

LA QUÍMICA - Stephenie Meyer


Cuando el fenómeno Crepúsculo estaba en pleno auge indudablemente yo no me encontraba en el rango de edad al que iba dirigida la novela pero mi hija sí. Su insistencia hizo que leyera los libros de Stephenie Meyer, y esta saga fue el inicio de una lista de lectura que hemos ido compartiendo a lo largo del tiempo.

Lecturas que hemos compartido, sobre las que hemos conversado, debatido y que, al final con un pequeño empujón exterior, hicieron que pusiéramos en marcha este blog.


LA AUTORA


Stephenie Meyer se licenció en Literatura Inglesa en la Brigham Young University. Es autora de la serie best seller Crepúsculo, de la que se han vendido 155 millones de libros en todo el mundo. En 2008 publicó The Host, su primera novela para adultos, que entró directamente en el número uno de las listas de más vendidos de The New York Times y The Wall Street Journal y fue llevada al cine en 2013. Meyer vive con su marido y sus tres hijos en Arizona.


SINOPSIS

Antes trabajaba para el gobierno de Estados Unidos, aunque casi nadie lo sabía. Como experta en su campo, era uno de los secretos más oscuros de una agencia tan clandestina que ni siquiera tiene nombre. Hasta que la consideraron un lastre y fueron a por ella sin avisar.

Ahora rara vez se queda en el mismo lugar o utiliza el mismo nombre durante mucho tiempo. Ya han matado a la única persona en quien confiaba, pero sabe algo que sigue suponiendo una amenaza. La quieren muerta, y pronto.

Cuando su antiguo jefe le ofrece una salida, comprende que será su única oportunidad de borrar la enorme diana que lleva dibujada en la espalda. Pero eso implica aceptar un último encargo. Y, para su horror, la información que consigue vuelve aún más peligrosa la situación.

Decidida a afrontar el desafío cara a cara, empieza a prepararse para la peor pelea de su vida, mientras se da cuenta de que se está enamorando de un hombre que solo puede complicar sus posibilidades de supervivencia. Ahora que sus opciones menguan a marchas forzadas, deberá aplicar su especial talento de formas en las que nunca antes habría soñado.

MIS IMPRESIONES

En un encuentro al que asistimos en la editorial con motivo del lanzamiento de esta novela "para adultos" (calificándola así para dejar claro su alejamiento de la saga Crepúsculo), nos comentaron que Stephenie Meyer había querido crear una heroína basada en Jason Bourne, una protagonista que usara su mente como fortaleza en lugar de su cuerpo, y con la chica de los diferentes nombres (entre ellos Alex) lo ha conseguido.

El inicio de la novela no tarda en atraparte. Nos encontramos con una chica que lleva años escondiéndose, adoptando distintas personalidades, cambiando de nombre y de apariencia, intentando pasar lo más desapercibida posible, intentando no existir.

En realidad no conoce el motivo por el que quieren acabar con su vida sus antiguos jefes, y aunque no sabe exactamente qué, presupone que puede ser por algo que escuchó durante uno de los interrogatorios que llevo a cabo para el departamento del Gobierno para el que trabajaba. Porque esta chica era toda una experta en "sacar información" con unos métodos poco convencionales, junto a su compañero al que ya han asesinado.

Un descuido hace que la localicen y le ofrezcan un último trabajo con el que poner fin a su huida. No las tiene todas consigo pero piensa que si pone sus condiciones, sigue llevando a práctica las mismas medidas para su seguridad que hasta ahora, y no vuelve a cometer equivocaciones, quizás pueda volver a tener una vida sin huidas y sin esconderse continuamente. Una vida relativamente normal.

En La Química nos encontramos con una novela que responde totalmente al concepto de pasapáginas. Una novela con una trama sin complicaciones en la que los "malos" persiguen a los "buenos" y los "buenos" les van dando esquinazo, con mucha acción y con un ritmo trepidante, en la mayor parte de la novela, ya que en otras queda un tanto lastrado por una historia de amor que, para mi gusto, no aporta demasiado a la trama y la autora podría haberse evitado.

Stephenie Meyer utiliza un lenguaje sencillo, conciso, donde el predominio de diálogos agiliza la lectura y utiliza un narrador en tercera persona que ofrece al lector una imagen desde los diferentes personajes. La narración es muy visual, tanto es así que en más de una ocasión te imaginas las escenas como si estuvieses viendo una película o una serie de acción.

En cuanto a los personajes están lo suficientemente dibujados como para que nos hagamos una idea bastante precisa de como son y sin duda Stephenie Meyer nos presenta un personaje que cumple todos los requisitos para el papel que le ha asignado a la protagonista de la novela: una chica menuda, delgada, con una apariencia física que no llama la atención, pero que tiene una cabeza privilegiada, es fría y calculadora y además goza de unos conocimientos en química que además de salvarle la vida pueden hacer temblar a cualquiera que se encuentre cerca. Una heroína muy alejada de los estándares a los que estamos acostumbrados y en la que la inteligencia está por encima del físico.

Pero la autora no se ha quedado en este protagonista sino que le ha buscado un antagonista total: el típico guaperas, machito y musculitos que duda continuamente de la capacidad de nuestra heroína, esa "chica de los venenos" que es tan poquita cosa y que al final consigue que tenga que reconocer que puede ser más peligrosa que lo que muestra su apariencia, que no todo es el físico, y sabe desenvolverse tan bien o mejor que él. Me ha gustado esa "lucha", esa contraposición, que la autora crea entre los dos personajes.

En definitiva, La Química es un thriller en toda regla, tiene una narración sencilla y rápida, aunque con algún altibajo en el ritmo, con sorpresas y acción, mucha acción, con una trama bastante sencilla que podría ser el guión de cualquier película americana en la que tengan cabida conspiraciones, juegos de poder, aderezando todo ello con Agencias Estatales, y algún tipo de peligro terrorista. Una novela llena de suspense, acción, tensión y giros argumentales, cuyo único fin es entretener y mantenerte pegado a sus páginas, algo que cumple sobradamente.



FICHA DEL LIBRO




 






miércoles, 22 de marzo de 2017

LA MANO QUE TE DA DE COMER - A.J. Rich



Quién nos lee habitualmente sabe que a mí todo lo que tiene que ver con la psicología me gusta mucho, es por ello que cuando vi como se anunciaba este libro como "psicothriller", no me lo pensé dos veces: psicología y thriller, que más se puede pedir.

LAS AUTORAS


A.J. Rich es el pseudónimo de las dos coautoras de esta novela:

Amy Hempel es autora de cuatro colecciones de relatos y vive en Nueva York. Su libro Collected Stories fue considerado por The New York Times como uno de los mejores libros del año 2006. Tiene numerosas distinciones, entre las que destacan una beca Guggenheim y el PEN/Malamud Award. Actualmente trabaja como profesora de escritura.

Jill Ciment es autora de varias obras de ficción y una autobiografía. Ha recibido el New York State Fellowships for the Arts, el premio Janet Heidinger Kafka y una beca Guggenheim. Actualmente trabaja como profesora en la Universidad de Florida.

EL ARGUMENTO

Morgan tiene tres pasiones: la victimología, sobre la que prepara una tesis doctoral, sus perros -Cloud, un adorable gran pirineo, Chester y George, dos pitbulls- y Bennett, su prometido de origen canadiense que conoció en Internet y con quien vive una tórrida historia de amor. Un día, al volver a casa, encuentra el cuerpo de Bennett destrozado y a sus perros cubiertos de sangre. A pesar de que todo indica que los animales han matado a Bennett, Morgan se resiste a creerlo y, además, irá descubriendo cosas del pasado de su prometido que lo convierten en un personaje oscuro y peligroso que guardaba muchos secretos, y que nada tiene que ver con el hombre que ella creía conocer. Pero esto es solo el principio, y lo que Morgan ignora es que su vida está en peligro.

MIS IMPRESIONES

Lo primero de lo que os quiero hablar en esta opinión es de cómo se originó, cuál fue el chispazo que le dio vida. Normalmente ésto es algo que solemos preguntar cuando tenemos la suerte de tener al autor delante y compartir un rato con él. Este no es ese caso ya que no hemos estado con las autoras pero ellas sí que han querido compartir a través de internet y entrevistas este origen.

Como os he dicho arriba, en realidad, la novela está firmada bajo el pseudónimo que está compuesto de tres partes, la inicial de cada una de las escritoras que firman la novela y el apellido: Rich está puesto en honor a la escritora Katherine Russel Rich, amiga de las dos autoras. A Katherine la sucedió algo parecido a lo que nos cuenta esta historia: descubrió que el hombre con el que estaba saliendo no era quien decía ser sino que tenía una doble vida. Cuando se enteró de todo, decidió dejarle y empezó a escribir una novela sobre el tema, sin embargo, no fue capaz de pasar del primer capítulo. Unos meses después, murió de un cáncer de mama y sus amigas Amy Hempel y Jill Climent decidieron contar la historia por ella, convirtiéndola en una novela. Como veis, en muchos casos, la ficción no está lejos de la realidad.

En este aspecto tengo que decir que no se nota nada que está escrito a cuatro manos. Desconozco si se han repartido en manuscrito o han ido escribiendo alternativamente pero no se aprecian cambios de estilo a pesar de ser dos las autoras de la obra.

Además, las autoras quisieron hacer más claro este homenaje a su fallecida amiga introduciendo en la novela un personaje llamado Kathy, fallecido de cáncer de mama, del que la protagonista recuerda sus conversaciones con ella y sus sabios consejos.

Respecto a la novela en sí podemos decir que trata tres grandes temas; los perros, concretamente los considerados perros peligrosos únicamente por su raza, la victimología (tema al que se dedica nuestra protagonista Morgan) y la doble vida: ¿conocemos realmente a la persona con la que vivimos o con la que nos relacionamos diariamente?


La novela tiene un arranque muy potente en el que Morgan se encuentra a su prometido Bennet, muerto en su casa y a sus perros llenos de sangre. Inmediatamente llama a la policía y se encierra en en el baño: ella es la primera que tiene miedo de que la agredan sus mascotas, todo apunta a que han sido ellas quienes han matado a Bennet.

Es por ello que, cuando llega la policía matan a uno de los perros y envían a los otros dos a una zona de animales peligrosos de una perrera.

A partir de aquí empezará una lucha de Morgan por recuperar a sus perros y por conocer la verdad. ¿Quién quería matar a Morgan?¿Han sido realmente los perros quienes lo han hecho?¿Son realmente peligrosos? Morgan se enfrentará a un montón de preguntas desde el principio a las que se sumarán muchas más ya que pronto se dará cuenta de que todo lo que conocía de su prometido, Bennet, es mentira: no vive en la dirección que ella tiene, no trabaja en lo que la había contado y ni siquiera ha estudiado lo que ella creía. Morgan descubrirá que ella, que contactó inicialmente con él a través de internet buscando perfiles para su tesis de victimología, ha terminado cayendo en las redes de una persona que ha sido capaz de engañarla en todo.

Me ha parecido muy interesante la tesis a la que Morgan se dedica y todo lo que se cuenta sobre la victimología y de hecho me he quedado con ganas de saber más. Es verdad que se cuenta el origen de la tesis y cómo ha empezado a desarrollarla. Después se paraliza en tema cuando la sucede todo esto y el tema se retoma más adelante cuando la propia Morgan intenta retomar su vida. Sin embargo, me ha parecido que el tema se podía haber desarrollado mucho más. Si bien es cierto que este tipo de temas psicológicos a mí me interesan bastante y a otra persona más contenido de este tema le podría llegar a resultar a aburrido. También me parece muy interesante la visión que se da este asunto: la persona que está formada y está estudiando sobre victimología acaba siendo la propia víctima de otra persona. Creo que se podría haber sacado mucho más partido de esta parte de la trama. Aún así, me parece que está muy bien explicado, sin llegar a aburrir pero dejando claros los conceptos en todo momento, así como la explicación de porqué ella misma ha llegado a convertirse en víctima cuando nos enteramos de la resolución de la historia.


En cuanto al tema de los perros a mí personalmente se me ha hecho pesado. Sí me ha parecido interesante, y creo que es una crítica a las leyes de este estilo, que porque un perro sea de una determinada raza ya se le considera peligroso de manera que si hay algún altercado de manera automática se le mata sin darle más vueltas. Nuestra protagonista nos explicará, mediante el proceso que vive, su lucha porque se le hagan unos exámenes de comportamiento que acrediten que los perros no son peligrosos, y cómo lucha para sacarlos del corredor de la muerte y enviarlos a otro lugar en el que, aunque estén apartados, puedan vivir decentemente. Creo que las autoras nos han querido mostrar, por una parte, que siempre hay alternativas a la muerte del perro y por otra, que no todos los perros son peligrosos por ser de una determinada raza, al igual que hay perros que sí lo son aún siendo considerados de una raza no peligrosa.

En cuanto a la novela en sí tengo que decir que en líneas generales me ha gustado, la parte psicológica me ha gustado mucho y creo que está muy bien explicada pero sin ser excesiva, sin embargo, la parte de thriller, a pesar de que el ritmo no decae en ningún momento y de que según avanza la historia se va animando más y más, me ha dejado un poco fría. Es verdad que a partir más o menos de la mitad de la historia las páginas se devoran pero, según iba avanzando, vi clara cuál iba a ser la resolución y no me equivoqué, es más, creía que aún sabiendo quién era el culpable de todo iba a haber una vuelta de tuerca más, una explicación más rebuscada pero no.

En conclusión, es una novela que me ha gustado y que recomiendo sobre todo a todos los que le guste el tema psicológico en las novelas e incluso amantes de los perros porque creo que van a disfrutar con la lucha de Morgan por salvar a sus perros. Si lo que buscas es un thiller que te sorprenda, para mí, esta no es una buena elección por la previsión del desenlace, aunque sí hay que reconocer que está bien construido y que no deja ningún cabo suelto. En definitiva, La mano que te da de comer es una novela en la que la parte psicológica planea con diferentes temas a lo largo de toda la trama.