Blog de opiniones y reseñas sobre libros, novedades literarias: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales…

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas y presentaciones en toda España en constante actualización.

Mostrando entradas con la etiqueta histórica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta histórica. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de enero de 2019

BAJO UN CIELO ESCARLATA - MARK SULLIVAN

NUESTRA OPINIÓN...

Ya sabéis de mi debilidad por las historias que suceden durante la II Guerra Mundial por eso cuando me ofrecieron leer la que hoy os traigo y viendo además que era, en cierto modo, diferente a todas las novelas que con este telón de fondo había leído hasta el momento, no me lo pensé ni un minuto. Hoy os hablo de Bajo un cielo escarlata.

Pino es un adolescente perteneciente a una familia acomodada al que lo único que le interesa son sus amigos y las chicas. Vive en Milán una ciudad con aparente calma pese a haberse asentado en ella los alemanes, pero todo cambiará para nuestro protagonista cuando los aliados empiecen a bombardearla. Es entonces cuando los padres de Pino deciden enviar a sus hijos a Casa Alpina, una especie de escuela/albergue regentada por el Padre Re en la que ya han pasado algunos veranos.

En Casa Alpina cambiará la vida de Pino para siempre, perderá la inocencia, ayudará a judíos a escapar de los nazis a través de los Alpes y será el comienzo de un período de su vida lleno de riesgos que lo convertirán para muchos en un auténtico héroe.

Bajo un cielo escarlata es la historia real novelada de Pino Lella, un muchacho que empezó ayudando a judíos a escapar por los Alpes a Suiza, que cuando cumplió la mayoría de edad para escapar del frente cuando fuera llamado a filas se alistó voluntario en la Organización Todt, y que acabó siendo el chófer de Hans Leyers, uno de los más cercanos colaboradores de Hitler.       

Muchas son las novelas sobre II Guerra Mundial con los nazis como protagonistas que tienen lugar en Alemania y en Francia, pero pocas son las que nos relatan lo que sucedió en Italia y todavía menos las que lo hacen a través de las vivencias de un italiano.

Bajo un cielo escarlata se desarrolla concretamente en Milán y en la zona fronteriza con Suiza, donde los enfrentamientos entre partisanos, fascistas y nazis son continuos,  donde los alemanes campaban a sus anchas, y con Mussolini  a la cabeza del gobierno italiano, que no era más que una marioneta en manos de los nazis.

Pino es el verdadero eje de la novela, con él que el lector compartirá sus sentimientos y el mundo que le rodea. Seremos testigos de sus vivencias, sus logros, sus miedos, sus frustraciones y su amor. Conoceremos cómo fue testigo de primera mano de lo que estaban haciendo los nazis en la "línea gótica", una información que después pasaba a la resistencia, y a la que tenía acceso gracias su puesto de chófer del General Layers y a la labor de intérprete que en ocasiones hacía para él.

Bajo un cielo escarlata es una novela con muy buena ambientación y muy bien documentada, con unos personajes estupendamente dibujados, tanto protagonista como secundarios, que despertarán en el lector toda clase de sentimientos y que sin duda nos dejarán huella. Una historia real de las que superan cualquier ficción, bella y emotiva, de esas en las que en más de una ocasión tienes que parar para coger aire y en la que no dejas de asombrarte de la crueldad con la que puede actuar el ser humano, y con una historia de amor apasionada que marcará al protagonista.

A modo de broche final Mark Sullivan concluye la novela con un epílogo en el que nos hace un resumen de como siguió la vida de las personas que transitan por las páginas de esta novela, una vez terminado el conflicto bélico.

En conclusión, Bajo un cielo escarlata me ha gustado mucho, es una lectura que recomiendo máxime si te gustan las novelas que tratan los hechos que ocurrieron en la II Guerra Mundial y más teniendo en cuenta que se trata de las vivencias de alguien que existió realmente.



FRAGMENTO

martes, 15 de enero de 2019

EL ÚLTIMO TESORO VISIGODO - JOSÉ CALVO POYATO

NUESTRA OPINIÓN...

Nuestra historia está llena de acontecimientos que pueden servir como base para escribir la mejor de las novelas. Y para muestra un botón.

En 1958 tras una fuerte tormenta, un labriego que vuelve a su casa con su mujer y su hijastra desde Toledo, hacen un alto en el camino en Guarrazar y, por casualidad, en medio del barro que se ha formado, encuentran, bajo una especie de lápida, una serie de objetos que a primera vista parecen bastante valiosos y que el aguacero ha dejado al descubierto.

martes, 18 de diciembre de 2018

CANCIÓN DE SANGRE Y ORO - JORGE MOLIST


NUESTRA OPINIÓN...

Es cómo si a veces se me olvidara cuánto disfruto con una buena novela histórica y sólo cuando vuelvo a tener una en mis manos me arrepiento de que la vorágine de otras lecturas me aparte durante tanto tiempo de ellas.

Eso es precisamente lo que me ha pasado con la novela que hoy os traigo Canción de sangre y oro, ganadora del Premio Fernando Lara 2018.

En esta novela nos trasladamos nada menos que al Siglo XIII para acompañar a Constanza desde 1262, en que con 13 años debe abandonar su país, su familia, y todo cuanto ama, para casarse con el que llegará a ser Pedro III de Aragón, por aquel entonces heredero al trono, hasta que es coronada Reina de Sicilia en el año 1283.

Junto a ella seremos testigos de las rebeliones de los nobles catalanes alentadas por Fernán, el hermano bastardo de Pedro, y sus intrigas para hacerse con el trono, de las desavenencias del heredero con su padre a la hora de tomar decisiones en cuanto a la defensa de los territorios, las luchas contra sublevación morisca en Valencia y, sobre todo, de su lucha contra Carlos de Anjou, arropado por el Rey de Francia y por el Papado, que eran los tres mayores poderes de la época, en su batalla por coronar a su esposa Constanza como heredera legítima al trono de Sicilia.

Muchas veces la mayor dificultad que entraña una novela histórica es que sea una lectura fácil y amena a la vez que didáctica y que al mismo tiempo despierte la curiosidad del lector, y Jorge Molist lo consigue sin aparente esfuerzo. 

Nos vamos a encontrar una novela narrada a dos voces que se irán alternando. Una de ellas será de la mano de la propia Constanza, una de las protagonistas principales de la historia, quien en primera persona nos dará cuenta no solo de su vida sino de los acontecimientos históricos que tuvieron lugar en nuestro país. Por otro lado, un narrador omnisciente será el encargado de relatar todos aquellos hechos en los que Constanza no está presente llenando de esta manera todos aquellos huecos que podrían quedar en la historia creando una trama coherente y sólida.

Importantes son los personajes que nos vamos a encontrar en esta novela en la que se mezclan los que son reales con los ficticios, y en los que encontraremos las virtudes, los miedos, las pasiones, los vicios, la maldad o la vileza inherentes al ser humano. Son personajes muy creíbles que Jorge Molist, tanto a principales como secundarios, hace brillar con luz propia ya que todos ellos tienen su importancia en la trama.

En Canción de sangre y oro nos vamos a encontrar una prosa cuidada, una lectura ágil, fluida, una novela muy bien documentada sin descripciones tediosas o extensas que harán las delicias, sin duda, no solo del lector de novela histórica sino a cualquiera que disfrute con una buena lectura.





viernes, 8 de junio de 2018

EL MONASTERIO - LUIS ZUECO



NUESTRA OPINIÓN....


El Monasterio es la tercera entrega de la trilogía que Luis Zueco ha dedicado a la Edad Media y que comenzó con El Castillo y continuó con La ciudad.

Vaya por delante que cualquiera de estas novelas se puede leer independientemente ya que sólo tienen en común que se desarrollan en la Edad Media pero ni los períodos, los personajes o los lugares son comunes, aunque todas ellas se desarrollen en Aragón.

Bizén forma parte de una comitiva que se dirige al Monasterio de Santa María de Veruela, un lugar situado en los límites de los reinos de Castilla, Navarra y Aragón, y que, por lo tanto, es testigo de  continuas disputas entre estos reinos.

lunes, 5 de marzo de 2018

CARMEN LA REBELDE - PILAR EYRE

NUESTRA OPINIÓN....

Las biografías noveladas me atraen, me gusta esa combinación de realidad y ficción que hay en todas ellas, esa mezcla entre lo que fue y lo que quizás fue, así que en cuanto vi el nuevo libro de Pilar Eyre sobre Carmen Ruiz Moraga, una actriz que fue amante de Alfonso XIII, me llamó la atención. Seguro que además de la vida de esta mujer, había mucho entre sus páginas de ese Rey del que siempre se han señalado sus errores y debilidades, y podría encontrar otras facetas y realidades suyas que son prácticamente desconocidas.

Carmen Ruiz Moraga fue, además de la amante del Rey, una actriz madrileña que se creó una vida a su medida, fantaseó creando su propia historia y que supo cómo y dónde dejarla caer para que todos pensaran que pertenecía a la alta sociedad, era hija de buena familia, que había sido educada por institutrices y había estudiando en el extranjero; cuando en realidad era hija ilegítima de un abogado, gobernador civil interino de Granada, que dejó embarazada a la criada que tenía en casa y a la que instaló en Madrid, en la calle Zurbano, donde venía cada 15 días. Una vida que contrastaba con la que era la real, ya que al ser hija ilegítima tuvo que pasar por muchas humillaciones durante su infancia y adolescencia, entre otras, a la hora de recibir una educación.

jueves, 18 de enero de 2018

EL ÚLTIMO REGALO DE PAULINA HOFFMANN - CARMEN ROMERO DORR



NUESTRA OPINIÓN....

Carmen Romero Door no es una desconocida para muchos lectores, aunque no es precisamente su faceta como escritora la que conocemos ya que El último regalo de Paulina Hoffmann es su primera novela y espero que lo sea de muchas más. A mi ya me ha ganado como lectora.

Alicia no se encuentra en su mejor momento después de que cierto acontecimiento hiciera saltar por los aires su vida, además acaba de fallecer su abuela Paulina, una persona importantísima para ella y uno de sus pilares fundamentales.  

Nada hace presagiar que en el testamento de Paulina, una mujer con una situación económica más que desahogada, haya ninguna sorpresa, pero no es así, ya que a los bienes conocidos por todos hay que añadir una casa en Berlín, un piso del que nadie conocía su existencia y que desea pase a ser propiedad de su nieta.

Tras el desconcierto inicial, Alicia piensa que algo ha querido decirle su abuela con esa decisión, así que ya que su hijo de corta edad tiene que pasar con su padre la quincena de vacaciones que ha marcado el juez y presintiendo lo dura que se le va a hacer la separación, decide poner tierra de por medio y viajar a Berlín a ver que si encuentra alguna pista del por qué de esta herencia.

A través del relato con base real que Carmen Romero ha ido tejiendo, conoceremos la historia de Paulina y el regalo póstumo que hace a su nieta, ya que no sólo le deja la casa sino que servirá para que Alicia viaje a las raíces de su abuela y evoque los recuerdos que le trae un álbum de fotos que encuentra en la casa heredada y reconoce de cuando era niña, dándole pie a enfrentarse a sus miedos y poner en orden su vida.

Un album de fotos que será la clave y que, de alguna forma, servirá para que Carmen Romero nos cuente la historia de Paulina, una mujer fuerte, luchadora, a la que se le rompe la vida y logra recomponerla una y otra vez, que tuvo que empezar a aprender a vivir y sobrevivir desde muy pronto. Una mujer llena de silencios, una sufridora solitaria, con gran capacidad de resistencia que al final logra hacer las paces con el pasado. Me ha encantado este personaje.

Paulina es quien mejor conoce a Alicia, en cierto modo se parece mucho a ella. Paulina ha ayudado a su hijo a criarla desde que se quedó viudo cuando su mujer murió en un accidente, y sabe que ese piso y la historia de su vida son la mejor manera de ayudarla a enterrar sus fantasmas, reflexionar sobre su vida e intentar ser feliz.

Porque pese a tenerlo prácticamente todo, Alicia es una mujer a la que desde demasiado pronto le falta lo fundamental, su madre, y aunque su padre y su abuela han intentado suplir esa falta y parece que lo han conseguido, en realidad no es así. Alicia ha tenido una buena educación, ha gozado de libertad ya que el suyo no ha sido un padre demasiado estricto, podría decirse que ha tenido una juventud un tanto alocada que abandonó cuando conoció a Marcos, pero su mayor rémora y lo que no le ha dejado ser totalmente dichosa, es que se trata de una mujer a la que da tanto miedo perder a los que quiere y quedarse sola en la vida que es capaz de hipotecarla a cualquier precio, aun a costa de no ser feliz.

El último regalo de Paulina Hoffmann transcurre en Berlín, Madrid y Málaga, tres ciudades importantes para las dos protagonistas y en las que Paulina vivirá los momentos felices, pero también los más difíciles de su vida.

Carmen Romero va intercalando estas dos historias que suceden en momentos temporales distintos a través de capítulos cortos, creando un relato ágil y con gancho, en el que con un lenguaje directo, ágil, sencillo mantiene al lector pegado a sus páginas hasta el final. Un relato en el que se reconoce el amor de la autora por los libros y por todo lo que tiene que ver con ellos, en el que se aprecia mucho oficio.

Sin duda recomiendo esta novela y, sin dudarlo, añadiré este nombre al de los autores a seguir.

FICHA DEL LIBRO



jueves, 23 de noviembre de 2017

LA HUELLA DE UNA CARTA - ROSARIO RARO


NUESTRA OPINIÓN....

Estaba deseando volver a leer la nueva novela de Rosario Raro después del buen sabor de boca que me dejó Volver a Canfranc. Aunque he tardado un poco más de lo que hubiese querido por fin he podido disfrutar de La huella de una carta.


Nuria Somport, una mujer casada a la que le gusta mucho escribir, que pasa mucho tiempo sola debido a que su marido viaja durante la semana por motivos laborales,  y que ve en un anuncio en el periódico de un trabajo que puede realizar desde casa ocupándose de sus hijos, no se lo piensa dos veces y se decide a solicitar la plaza. Se trata de dar contestación a las cartas no radiadas por no superar la censura de un célebre consultorio radiofónico, y a las cuales no quieren dejar sin contestación aunque ésta no sea la que debería ser, sino la "correcta" para la sociedad en que se vive en esos momentos, un cuadro perfilado con mucho mimo y acierto.

En esta novela Rosario Raro nos sumerge en la intrahistoria de los años 50/60, para denunciar y meterse de lleno en una de las mayores catástrofes farmacéuticas mundiales y que, además, en España tuvo un gran impacto, el uso de la talidomida que se utilizaba, entre otras cosas, como analgésico, para la ansiedad o en el caso de las embarazadas para las náuseas, un componente que afectaba a los embriones que se estaban gestando causando importantes malformaciones.

La verdad es que se ponen los pelos de punta al saber que cualquiera de los que nacimos por esa época pudimos resultar afectados por el afán lucrativo y avaricia de algunos, la corrupción y negligencia de otros, y la falta de escrúpulos de todos.

Rosario Raro se vale del "fenómeno radiofónico" por excelencia en aquellos años, el Consultorio de Elena Francis, no sólo hilo narrativo para hacer esta denuncia sino para ofrecernos un retrato social de aquellos años.

Y a través de la historia de una de esas cartas pidiendo ayuda que llega a manos de Nuria, un relato que le pone los pelos de punta y ante la que no puede quedarse sin hacer nada, es como Rosario Raro une estas dos tramas basadas en historias reales pero que son pura ficción.

Dos historias sobre las que se nota que la escritora ha tenido que realizar una amplia labor de documentación, ya que, aunque ficticias, son muchos los detalles que nos encontramos que las hacen veraces y manejados con tal habilidad que en ningún momento lastran la novela, no hacen que el ritmo de la misma se resienta y el cual, además, se ve agilizado por la vertiente "detectivesca" que Rosario añade a la trama y alguna que otra sorpresa que nos vamos a ir encontrando a lo largo de la lectura.

Rosario Raro, como  he dicho, refleja muy bien la España de aquellos años, un país en donde, todavía la televisión no había irrumpido con toda su fuerza, y la radio era elemento alrededor del cual giraban todos los hogares, y en el que un programa como el Consultorio de Elena Francis contaba con gran número de oyentes. Un consultorio donde llegaban miles de cartas que no siempre se respondían en antena ya que no todas eran ingenuas consultas sobre la vida doméstica o de belleza. Había otras muchas eran el desahogo de personas que no tenían cómo o no sabían cómo dar salida a sus pesares de otra forma.

Un país donde, como en el consultorio radiofónico, había temas que no se tocaban porque esta manera era una forma de demostrar que "no existían"; donde la mujer tenía que ser dócil y obediente a lo que dijera su marido, buena ama de casa, por supuesto hacer la vista gorda hacia ciertas cosas, no preguntar y otras muchas cosas; y donde la religión regía todos los ámbitos de la sociedad, también la censura.

Rosario Raro muestra en la novela un amplio elenco de personajes, estando todos ellos, tanto principales como secundarios, perfilados con gran maestría, hasta el punto que no sólo no nos costará trabajo imaginarnos la valentía y el arrojo de Nuria Somport, de Boro o Liliana, sino que se nos helará la sangre ante esas madres que se sienten vergüenza a la vez que culpabilidad por cómo han nacido sus hijos.

Si en su día con Volver a Canfranc disfruté con la historia y con la forma de escribir de Rosario Raro, con esta novela he vuelto a hacerlo, así que Rosario no te demores mucho ya que estamos esperándote.


lunes, 18 de septiembre de 2017

RECORDARÁN TU NOMBRE - LORENZO SILVA


No he leído todo lo que ha escrito Lorenzo Silva aunque ya se encuentren entre mis lecturas unas cuantas de sus novelas y no todas pertenecientes a la serie de Bevilacqua y Chamorro, de hecho muchas de ellas no lo son, y con todas ellas he disfrutado.

La propuesta que nos traía con Recordarán tu nombre era diferente a todo lo que había leído suyo hasta el momento, pero a mí me atrae todo lo que huele a historia y más si lo que se nos ofrece tiene que ver con la nuestra más reciente, por eso, cuando conocí de qué trataba la novela que nos ocupa no lo dudé un momento y me hice con ella

EL AUTOR

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ha escrito, entre otras, las novelas La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997), Noviembre sin violetas, La sustancia interior, El urinario, El ángel oculto, El nombre de los nuestros, Carta blanca (Premio Primavera 2004), Niños feroces, Música para feos y Recordarán tu nombre. En 2006 publicó junto a Luis Miguel Francisco Y al final, la guerra, un libro-reportaje sobre la intervención de las tropas españolas en Irak y en 2010 Sereno en el peligro. La aventura histórica de la Guardia Civil (Premio Algaba de Ensayo). Además, es autor de la serie policíaca protagonizada por los investigadores de la Guardia Civil Bevilacqua y Chamorro. Con uno de sus títulos, El alquimista impaciente, quedó finalista del Premio Nadal 2000 y con otro, La marca del meridiano, ganó el Premio Planeta 2012. Desde 2010, es guardia civil honorario.

ARGUMENTO

En esta novela, Lorenzo Silva narra en primera persona cómo descubrió uno de los momentos más heroicos y trágicos de la historia española, sorprendentemente olvidado por casi todos. Un suceso clave marcado por el antagonismo entre dos hombres. La historia de la sublevación militar en Barcelona el 19 de julio de 1936, del desafío del general Goded a la legalidad republicana y de la decisión del general Aranguren, el máximo responsable de la Guardia Civil, que optó por defender la democracia.

La negativa de Aranguren a colaborar con el alzamiento y su fidelidad a la República forman parte de nuestra historia, pero de una parte muy poco contada. Y el hecho de que este sea uno de nuestros episodios más desconocidos e incómodos lo convierte en uno de los mejores relatos que puede darnos la literatura sobre la guerra civil.

Esta es la historia de un héroe olvidado. Un hombre que fue capaz de anteponer la lealtad y su sentido del deber a las órdenes de quienes acabarían haciéndose con el poder.

MIS IMPRESIONES

En Recordarán tu nombre vamos a conocer la historia de José Aranguren, que llegó a general de la Guardia Civil y que murió por no querer colaborar con el alzamiento, anteponiendo su deber de defender la democracia y mantener la legalidad republicana vigente en ese momento en Cataluña. Un hombre para el que la lealtad y el honor estaban por encima de todo.

Lorenzo Silva no sólo nos va a mostrar la figura de este general olvidado por la historia, un hombre de honor cuya integridad y nombre todos trataron de borrar de la historia y al que nunca se le ha dado el reconocimiento que merece, sino que para que podamos entender mejor a este personaje y los sucesos que desembocaron en su ejecución por mantener el orden establecido, retrocederá hasta la guerra de África para una mejor y mayor comprensión por parte del lector. Una narración en la que Lorenzo Silva nos desvelará una parte de nuestra historia bastante desconocida para la mayoría de nosotros en la que no todos los ascensos concedidos a los militares eran ganados por méritos de guerra y que después se intentaron anular, lo que llevo a muchos a alzarse contra el gobierno legítimo, desembocando en una cruenta guerra civil.

No podemos decir que Recordarán tu nombre sea una novela, algo que debe quedarle claro al lector desde el principio, ya que lo que nos vamos a encontrar es el relato de no ficción en el que se nos relatan unos hechos que el autor acompaña en algunos casos de los textos originales en los que se apoya, avalando de esta manera lo expuesto, y aunque en algunos momentos de la narración se especula con lo sucedido, algo que se preocupa en hacer notar, los hechos que se refieren en Recordarán tu nombre están probados, siendo respaldados por documentos, algunos de los cuales, como hemos dicho, aparecen en la narración, o por testimonios de quien fue testigo de ellos.

No es un libro para una lectura rápida ya que el ritmo que se impone es pausado, es un libro para demorarse en los hechos, para aprender de nuestra historia y a mí me ha resultado muy esclarecedor. Nos vamos a encontrar una historia diferente a la que nos habían contado, a esa que se escribe por parte de los ganadores, y también a la idea que algunos "perdedores" nos han querido hacer llegar, y en la que se nos aclaran muchos hechos y se dará luz sobre muchos acontecimientos y personajes de nuestra historia más reciente, de cuál fue la situación que llevó al levantamiento y como Franco consiguió alzarse con el poder.

Una insurrección que quiso erigirse como legítima y que llevo a militares que poco antes habían sido compañeros en la lucha contra un enemigo común en la Guerra de África a encontrarse por diferentes motivos en bandos encontrados, cómo no todos actuaron con la misma nobleza y pundonor a la hora de tomar decisiones difíciles, no doliéndoles prendas a algunos a la hora de ser injustos sobre esos compañeros a quienes quizás les debieran la vida.

Hay que elogiar que Lorenzo Silva no tome partido por ninguno de los bandos y sea capaz de exponernos los hechos de una manera objetiva, algo que no puede ponerse en duda ya que nos muestra los documentos que sustentan lo dicho.

En un momento como el que estamos viviendo no podemos dejar de pensar en la calidad humana y la talla de un personaje como José Aranguren.

Desde aquí mi agradecimiento a Lorenzo Silva por haberme esclarecido tantos aspectos de la historia de nuestro país



 


miércoles, 7 de junio de 2017

LLAMADME ALEJANDRA - Espido Freire


No es la primera vez que digo que hay novelas que te buscan y creo que con Llamadme Alejandra de Espido Freire ha vuelto a suceder. 

El día que se dio a conocer el Premio Azorín me llamó la atención esta novela, pero la posterior invitación al acto de la presentación de la novela (al que no pude ir) me hizo investigar un poco más sobre ella y decidirme por su lectura. 

No es raro que a mí me atraigan las novelas históricas o sobre personajes históricos y con tantos misterios sobre la Familia Romanov ésta no iba a ser una excepción.

LA AUTORA 

Espido Freire (Bilbao, 1974) debutó como escritora con Irlanda (1998), novela que recibió una espléndida acogida por la crítica y fue galardonada con el Premio Millepage, otorgado por los libreros franceses a la novela revelación extranjera. En 1999 apareció Donde siempre es octubre y seis meses más tarde se convertía en la ganadora más joven del Premio Planeta con su obra Melocotones helados (1999). Sus otras novelas son Diabulus in musica (2001), Nos espera la noche (2003) y Soria Moria (ganadora del Premio Ateneo de Sevilla 2007), La diosa del pubis azul (2005) y su última novela, La Flor del Norte (2011). Es autora, además, de colecciones de cuentos, una novela juvenil y un libro de poemas. La crítica la ha reconocido como una de las voces más interesantes de la narrativa española. En Ariel ha publicado los ensayos Mileuristas, La generación de las mil emociones, Primer amor, Los malos del cuento y Quería Volar.

ARGUMENTO

Como si fueran figuras de ajedrez, la familia Romanov se prepara en silencio para un nuevo traslado. Alejandra, la zarina, sueña con ver a sus cuatro hijas casadas. Tras la abdicación del zar, ya no tiene grandes pretensiones para su pequeño Alexis, más allá de una vida tranquila y alejada del mundo. Echa de menos a su amigo Rasputin, el hombre que más la comprendió después de su amado Nikki. En su última morada y sin más que hacer que esperar su liberación, Alejandra satisface la curiosidad de sus hijas por su pasado. De esa manera reconstruye una vida marcada por la desgracia; pero también plena de felicidad porque el amor que se profesaron ella y Nikki, y que transmitieron a sus hijos, fue el bastión que los mantuvo unidos y fuertes hasta su trágico final.

MIS IMPRESIONES

Es 1918. Acaban de ordenar a la familia imperial que recojan sus pertenencias lo más rápido posible porque van a ser trasladados.

De esta manera comienza Llamadme Alejandra, una novela en la que Alejandra Feodorovna, última zarina de Rusia hará un repaso de su vida y de cómo ella y su familia han llegado al punto en el que se encuentran en ese momento.

La novela tejida a base de sus recuerdos, construida como si de un relato interior se tratara, está narrada en primera persona por la propia Alejandra por lo cual todo lo que vamos a conocer de su historia está relatado bajo su punto de vista y como lo ha vivido. Todo a excepción de unas notas o cartas de sus hijas, la declaración de una mujer encargada de la limpieza de la última casa que ocuparon, y el frío informe del comisario responsable del asesinato de la familia imperial.

Aunque el punto de inicio de la novela es, como he dicho, el año 1918, Alix, nombre que ostentó hasta que se convirtió a la religión ortodoxa para casarse con el zar, nos relatará su vida desde su nacimiento haciéndonos partícipes cómo influyen en ella la pérdida de su madre y su hermano, la muerte de su padre, cómo conoce a Nicolás, y aunque entre sus pretendientes estaba el hijo del Príncipe de Gales, un matrimonio que satisfacía a su abuela pero que no aceptó, pues ella y Nicolás estaban enamorados. Un matrimonio no exento de dificultades ya que no era del agrado de la familia del Zar. Una boda que acabó en tragedia y que no sería la única que la acompañaría en su vida.

Espido Freire nos ofrece de Alejandra una imagen diferente a la que seguramente tenemos de ella. La zarina fue una de las mujeres más importantes de su época y menos conocidas, una mujer que fue víctima de todo tipo de bulos.

Alix pertenecía la nobleza, era nieta de la Reina Victoria (la mujer más poderosa del mundo), quien sentía una predilección especial por ella, era guapa y recibió una educación bastante austera pese a pertenecer a una familia rica. Celosa de su intimidad y la de su familia, muy querida por su marido y sus hijos, pero, en cambio, odiada por su pueblo que siempre la vio como una extranjera y despreciada por su suegra. Era muy tímida, algo que le trajo muchos problemas con el pueblo que la veían como una mujer fría y distante aunque en realidad era apasionada, y fiel a su marido pese a todo lo que se dijo de ella. 

Aunque adoraba a cada una de sus cuatro hijas el que parto tras parto no llegara un heredero deseado por el pueblo y cuando por fin llegó que sufriera hemofilia, enfermedad de la cual ella era portadora, hizo que sufriera mucho, luchando siempre por algo prácticamente imposible: salvarle de esta enfermedad que con casi total seguridad estaba abocado a la muerte, que en el futuro llegara a convertirse en zar y tratando que ésta sólo fuera conocida por los más cercanos.

Una narración en la que también conoceremos aspectos más íntimos de la familia, anécdotas de su vida, cómo era el comportamiento y su relación con la amplia familia Romanov, cómo se empeño en criar ella misma a sus hijos (una decisión muy criticada por la nobleza rusa), así como su empeño en que recibieran una educación a la inglesa; También nos da razón de encuentros con otros personajes históricos, como por ejemplo el que tuvo con Sissi; la necesidad de reclamar su derecho a elegir a sus amigos ante la intromisión de la familia real rusa o una visión bastante distinta a la que conocemos sobre Rasputín y su relación con él, entre otras cosas.

Alejandra es un personaje muy bien perfilado, aunque la autora tampoco se olvida del resto, nos muestra a una mujer no muy distinta a otras si no fuese porque se trata de la Zarina. Una mujer que ama a su familia, que hace planes para el futuro de sus hijos, que reivindica el papel de su marido con el que además tiene gran complicidad, que sufre por la enfermedad del heredero y porque puedan separarlo de ella, que quiere llevar una vida normal y que quiere ser madre y esposa antes que zarina.

En Llamadme Alejandra, Espido Freire esconde bajo un relato en apariencia sencillo, una novela bastante más compleja de lo que a simple vista puede parecer, en la que a través de la figura de Alejandra hace un recorrido por la historia de la Rusia en los prolegómenos de la revolución, hasta el momento en que asesinaron a los Romanov. Una novela en la que la autora va a lo esencial, lo que no impide que en ocasiones se detenga en descripciones más amplias como es el caso de la ceremonia de coronación y la posterior fiesta organizada por los tíos del zar que acabó con un triste resultado, narrada con más detalle.

En conclusión, en esta novela veremos Alejandra Feodorovna con otros ojos que nos acercarán más a la mujer que a la figura de la última zarina.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

EN TIEMPOS DEL PAPA SIRIO - Jesús Sánchez Adalid


Jesús Sánchez Adalid es un escritor sobradamente conocido de novela histórica, aunque mi primer acercamiento a este autor fue a través de la novela bastante alejada de este género,  La mediadora una obra por la que había obtenido el Premio Abogados de Novela. 

Nada tenía que ver esta novela con la temática de las obras por las que es más conocido y goza de mayor reconocimiento, así que estaba claro que debía acercarme a ellas, y conocerle en ese otro registro.

EL AUTOR

Jesús Sánchez Adalid (Villanueva de la Serena, Badajoz, 1962) se licenció en Derecho por la Universidad de Extremadura y realizó los cursos de doctorado en la Universidad Complutense de Madrid. Ejerció de juez durante dos años, tras los cuales estudió Filosofía y Teología. Además se licenció en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca. 

Es profesor de ética en el Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo. Es autor de novelas históricas de gran éxito y ha recibido como reconocimiento numerosos galardones: Premio Fernando Lara, Premio Alfonso X el Sabio, Premio Internacional de Novela Histórica de Zaragoza, Premio Diálogo de Culturas, Premio Hispanidad, Premio Troa de Literatura con Valores, y el Premio Abogados de Novela. Ha sido elegido académico de número de la Real Academia de las Letras y las Artes de Extremadura.

ARGUMENTO

La extraordinaria historia de un joven educado en la Siria cristiana, en el primer califato Omeya. A las puertas de su edad adulta, Efrén se hará consciente de la pérdida de identidad de una antigua cultura oprimida. Sintiéndose llamado a hacer algo, emprenderá un viaje que le llevará hasta un fascinante santuario poblado por anacoretas en el Valle Santo (Ouadi Qadisha), donde se custodia una profecía que parece estar empezando cumplirse. Tras su conocimiento, Efrén será enviado a afrontar un gran riesgo…

En tiempos del papa sirio nos descubrirá muchos misterios sobre el período de máxima expansión del Islam, en el siglo VIII. Una vez más, Jesús Sánchez Adalid pone en juego sus conocimientos tanto de la Historia como de las pasiones humanas para transmitir a sus lectores hechos sorprendentes e indispensables para comprender todo lo que hoy está sucediendo en el mundo, a pesar de haber transcurrido trece siglos.

MIS IMPRESIONES

La novela se inicia cuando llegan a Roma unos godos procedentes de Hispania, con nada menos que el Arzobispo de Toledo a la cabeza de la expedición. Han llegado allí huyendo de los conflictos internos en la ciudad y por la gran expansión de los musulmanes  en la península.

Los romanos no los reciben bien, acusándoles de traidores y cobardes por haber abandonado su patria y mostrándoles por ello su desprecio, pero cuando el Papa Constantino II es informado de su presencia decide ir a su encuentro para mostrarles su apoyo, ya que él también sabe lo que es tener que salir huyendo de tu ciudad porque eres perseguido.

Este inicio en la novela dará lugar a que Efrén nos lleve hasta Siria para contarnos su historia.

Efrén es el cronista del Papa y, como él, también es sirio. Ambos se encontraron en Constantinopla y los dos eran cristianos que vivieron en el barrio más antiguo del mundo en la ciudad más antigua del mundo, y de la que los dos tuvieron que salir huyendo, en la época más difícil para ser cristiano, durante la expansión islámica en el Imperio de Bizancio.

Una época de dominación musulmana en la que tuvo lugar una de las derogaciones que a lo largo de la historia han tenido lugar, el Pacto de Omar. Un pacto por el cual los cristianos y judíos podían convivir con los musulmanes y seguir manteniendo su religión, sus iglesias y practicar sus cultos a cambio de un impuesto, siempre que no hicieran públicamente, derogación que no fue más que una más de las consecuencias del fanatismo que se vivía.

Efrén como cronista, será el encargado en primera persona de relatarnos unos hechos desconocidos para la mayoría de nosotros y cuya similitud con que se está viviendo en la actualidad posiblemente nos sorprenderá dejándonos perplejos. Hay pasajes de la novela que cobran tal actualidad que nos parecerá estar leyendo una columna de un periódico de hoy y no las páginas de una novela que nos relata unos hechos que tuvieron lugar en el siglo VII.

Además en la novela se nos habla de una profecía real, la de Pseudo Metodio, a la que Efrén tiene acceso y que hace mención a dos dominaciones árabes, la primera de las cuales es la que nos describe la novela, y una segunda que perfectamente pudiera ser la que se está dando en este momento por parte del movimiento yihadista y fundamentalista y que está padeciendo Siria, lo cual no deja de ser curioso.

Está claro que Sánchez Adalid con esta novela intenta acercarnos a una época y unos personajes poco conocidos de la historia a la vez que nos entretiene y, por lo menos en mi caso lo ha conseguido, aunque tenga que reconocer que a veces me haya liado un poco con las diferentes facciones religiosas, pero ésto no ha sido obstáculo para que quisiera seguir leyendo y descubrir lo que allí se nos contaba.

Indudablemente el trabajo de documentación que ha tenido que realizar el escritor ha debido ser arduo pero ha integrado toda esta información en el texto de manera clara, creando un relato muy atractivo, con una ambientación detallada y cuidada, que no supone ningún esfuerzo para el lector, resultando una lectura ágil.

Tampoco se puede pasar por alto al personaje de Efrén ese joven cristiano que desde su infancia es consciente de la persecución, la crueldad y el hostigamiento, llegando a la crueldad, al que son sometidos los cristianos por parte de los seguidores del Islam, una situación que le hace la necesidad de luchar en lo que esté en su mano por no perder la identidad ni sus derechos como cristiano y negándose al sometimiento al que está siendo obligado, emprendiendo un viaje del que no conoce el destino, y que le llevará a tener que abandonar su patria y a los suyos, como estamos viendo que sucede también en la actualidad.

En tiempos del Papa Sirio es una novela interesante, instructiva y que nos pondrá sobre la pista de unos acontecimientos desconocidos para muchos de nosotros y en los que posiblemente podamos encontrar la clave de lo que sucede actualmente.





miércoles, 28 de septiembre de 2016

EL INVIERNO EN TU ROSTRO - Carla Montero



Teníamos ganas de que Carla Montero volviese a publicar. Después de la lectura de La Tabla Esmeralda que en líneas generales tanto nos gustó, leímos La piel dorada que aunque fue una buena lectura no nos gustó tanto como la anterior, por eso teníamos puestas las alertas ante una nueva novela a ver que era lo que nos encontrábamos.

Nada más ver entre las novedades El invierno en tu rostro y conocer su argumento, ya sabíamos que tenía todos las posibilidades de que esta escritora nos volviese a encandilar.

LA AUTORA

Carla Montero nació en Madrid, en 1973, es licenciada en Derecho y diplomada en Administración de Empresas por ICADE. Su gran afición siempre ha sido escribir y el sueño de ver una novela suya publicada lo cumplió cuando ganó el Premio de Novela Círculo de Lectores con Una dama en juego (Círculo de Lectores/ Debolsillo) que tuvo una espectacular respuesta por parte de los lectores. Con su segunda novela, La Tabla Esmeralda, se consolidó como una de las nuevas voces de mayor éxito de público de nuestro país, vendiendo más de 100.000 ejemplares y siendo publicada en países como Francia, Alemania, Polonia, Italia... La piel dorada, su tercera novela, fue publicada en 2014 y El invierno en tu rostro, publicada en 2016, es su última obra.

ARGUMENTO

En un pueblo de montaña los hermanastros Lena y Guillén viven una existencia sencilla y tranquila. Ambos están muy unidos y apenas conciben la vida el uno sin el otro. Sin embargo, algo tan inesperado como extraordinario sucede y se ven obligados a separarse. Con los años y la distancia aquella complicidad infantil se convierte en amor juvenil alimentado con un encuentro esporádico y cientos de cartas.

El estallido de la Guerra Civil sorprende a Lena en Oviedo y a Guillén en Francia, quien, angustiado por la suerte de la mujer que ama, inicia un arriesgado viaje a través de un país asolado por la contienda para reunirse con ella. Sin embargo, la guerra pone a prueba su amor: Lena se ha convertido en enfermera voluntaria del bando sublevado y resiste en una ciudad sitiada por las fuerzas republicanas; Guillén forma parte de esas fuerzas que estrangulan la ciudad.

Más tarde, Lena y Guillén vivirán de primera mano los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y seguirán en bandos opuestos: él en la resistencia contra el nazismo y ella como enfermera de la División Azul. Y aunque sus destinos volverán a cruzarse tanto en la Varsovia aplastada por los nazis como en la exuberante Tánger de los años cuarenta o en el dramático escenario de la posguerra española, siempre estarán condenados a enfrentarse al mismo dilema: ¿Cómo pueden amarse cuando sus voluntades políticas y sus trayectorias vitales han tomado caminos tan distintos.


MIS IMPRESIONES

Invierno en tu rostro comienza en 1990. Pero rápidamente nos retrotrae al año 1927 donde de verdad empieza esta historia.

Carla Montero nos presenta a la familia de Ramón, un hombre viudo con varios hijos, casado por segunda vez con Balbina que aportó un hijo a este matrimonio: Guillén.

Guillén es un chico, introvertido, reservado, callado y muy despierto que no muestra ningún interés por ir a la escuela, y que es feliz como pastor perdiéndose en las montañas y mirando las estrellas junto a Lena, su hermanastra, una chica alegre, cariñosa, la única en la familia que se acerca de verdad a él y con la que tiene una relación muy especial.

Un acontecimiento totalmente inesperado cambiará para siempre la vida de Guillén, surgiendo la oportunidad de que se vaya a Francia y tenga la oportunidad de tener una vida muy distinta a la que parece esperarle, un futuro mejor.

Desde este momento se interpondrá entre Lena y Guillén una distancia que se hará todavía más grande y profunda cuando estalle la Guerra Civil en España y, después, durante la II Guerra Mundial.

Carla Montero en El invierno en tu rostro nos propone, entre otros, un tema que no es baladí, el drama que ha afectado, afecta y afectará a muchas familias: la incidencia que la guerra puede tener en ellas y no sólo me estoy refiriendo a la muerte de alguno de sus miembros o las heridas físicas o psíquicas y las secuelas que puedan quedar a alguno de sus miembros, sino al enfrentamiento que puede surgir entre sus integrantes al encontrarse en distintos bandos ya sea por azar o por sus ideas.

Los dos protagonistas indiscutibles de El invierno en tu rostro son Guillén y Lena, aunque por sus casi 800 páginas van a pasar otros muchos personajes, como no puede ser de otra forma, dado el amplio periodo de tiempo que abarca la novela, los hechos que nos narra y los escenarios en los que transcurre, que aunque no tienen ni de lejos la relevancia de los protagonistas están tan bien perfilados como ellos y son importantes en la historia.

Guillén y Lena son dos personajes muy bien construidos, a los que Carla Montero dota de unos fuertes sentimientos y personalidad, y que a lo largo de la novela nos muestran una gran evolución, una evolución que está muy en consonancia con los momentos convulsos en que se encuentra el mundo, con los hechos que les va a tocar vivir y a todo lo que se enfrentan. 

Lena y Guillén vivirán una montaña rusa de encuentros y desencuentros, de lucha interna entre lo que piensan que es mejor y sus sentimientos, de batalla entre el deseo y lo real, de conflicto por unos ideales en los que creen, una lucha en la que al final terminará ganando lo que de verdad es importante.

Y es que Carla Montero no juzga, no se pone del lado de unos ni de otros, no toma partido ni por nacionales ni por los que luchaban en el otro bando, ni por aquellos que fueron a ayudar a los alemanes en la II Guerra Mundial ni por los que luchaban por unos ideales comunistas, porque aunque el escenario en el que se mueven los protagonistas son la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial, lo verdaderamente importante es lo que sucedió a las personas en esas dos guerras y como  esos acontecimientos influyeron en la vida de tanta gente.

Y para mostrarnos estas dos caras de la moneda la escritora va a utilizar a estos dos personajes contándonos esos años de sus vidas en paralelo, saltando de la vida de un personaje a la del otro y siendo testigos de ambas y de los acontecimientos que acaecen a la vez, desde las perspectivas , unas vidas que transcurren por caminos muy distintos resultando inevitable que se crucen. Unas vidas que discurren por muchos lugares porque tanto Lena como Guillén no pueden estarse quietos ante lo que sucede, ante lo que les ha tocado vivir, aunque quizás también en esa vida haya un poco de huida, quizás también estén huyendo de ellos mismos.

Muchos de los hechos a los que hace referencia Carla Montero, así como algunos sucesos que nos relata y que pueden parecer fruto de su imaginación (muchas veces la realidad supera a la ficción), son históricos y está claro que la autora ha realizado una gran labor de investigación, pero la autora no nos abruma con datos y con batallas, ya que lo que hace la escritora es utilizarlos, acoplándolos con maestría a la ficción, como escenario de lo que nos quiere contar. Lo importante en esta novela no son estos hechos que sucedieron, sino los protagonistas, las personas que los vivieron.

Pese a encontrarnos ante una novela de gran extensión, casi 800 páginas, a mi su lectura no se me ha hecho en ningún momento pesada. La prosa de Carla Montero es amena, la lectura es dinámica, y la alternancia tanto en las dos voces narrativas como en las tramas dan mucha agilidad a la novela y, por supuesto, el interés que desde el primer momento suscitó en mi la historia han conseguido que su lectura me tuviera cautivada.

Está claro que son muchas las cosas que me han gustado de esta novela, cuya lectura no dudo en recomendar, y que para mi es la mejor novela de Carla Montero que he leído hasta la fecha, y creo que sólo tengo pendiente de lectura la primera, así que ahora os toca a vosotros decidir.




jueves, 30 de junio de 2016

LA NIÑA Y SU DOBLE - Alejandro Parisi


Cuando estábamos preparando la entrada de las novedades del mes de junio nos fue imposible no fijarnos en esta novela. 

La portada por si sola llama la atención, si seguíamos teniendo otros aspectos en cuenta, un título como La niña y su doble no podía suscitar más nuestro interés, y cuando, más adelante, leímos que se trataba de una historia real y que el telón de fondo era la Segunda Guerra Mundial, ya no necesitamos más para decidirnos por esta lectura.

EL AUTOR

Alejandro Parisi nació en 1976 en la Ciudad de Buenos Aires. Es guionista y escritor. Varios de sus cuentos han sido publicados en distintas antologías de Argentina, España, Francia y Alemania. Delivery (Sudamericana, 2002) fue traducida al italiano por E/O Edizioni en 2007. Luego publicó El ghetto de las ocho puertas (2009) y Un caballero en el purgatorio (2012).

ARGUMENTO

Érase una vez una niña judía inteligente y hermosa que vivía en la ciudad de Lwow con sus padres. Se llamaba Nusia y sus días transcurrían felices ... Así podría empezar esta historia si fuera una fábula, pero la peripecia de Nusia Stier de Gotlib es real: en 1939 el ejército ruso invade la ciudad donde ella vive, tras los rusos llegan los alemanes y luego el infierno del gueto.

Para salvarse y salvar a los suyos, Nusia se ve obligada a adoptar una falsa identidad: esconderse, mentir, olvidarse de quién era y comportarse como una piadosa jovencita católica le permitió sobrevivir, y sus recuerdos han llegado hasta nosotros.


MIS IMPRESIONES

No es la primera vez que comento que las novelas cuyas historias, reales o inventadas, se desarrollan en el escenario de la Segunda Guerra Mundial ejercen sobre mi una atracción especial, de manera que no es extraño encontrarlas entre mis lecturas.

En este caso nos vamos a encontrar una historia diferente, ya que lo que se nos relata es la historia de Nusia Stier de Gotlib desde que empiezan a sonar los primeros ecos de la Segunda Guerra Mundial y los rusos invaden su ciudad, hasta que por fin los nazis son vencidos y puede volver a  Lwow y reencontrarse con la parte de su familia que ha logrado sobrevivir al Holocausto.

Nusia pertenece a una familia de judíos polacos y lleva una vida apacible junto a sus padres, hermana y una abuela con la que los padres no cruzan palabra.

Sus padres regentan un taller de costura y llevan una vida bastante desahogada, pero la irrupción de la Segunda Guerra Mundial dará al traste con la tranquilidad de los habitantes de la ciudad de Lwow y por consiguiente con la de Nusia y su familia.

Primero esta ciudad sufrirá la invasión de los rusos, y su padre gracias a su anterior ocupación y su buen hacer, logra un trabajo a las órdenes de los invasores que le proporciona un cierto status en el que la familia se siente segura, pero las cosas se tuercen con el avance y ocupación de los nazis y la situación para ellos se hace cada vez más complicada sobre todo teniendo en cuenta la buena relación que el cabeza de familia ha tenido con los rusos, por lo el padre de Nusia buscando una manera de proteger a su familia y a ella en particular, haciendo uso de un contacto conseguirá documentos falsos que proporcionen a la niña una nueva identidad.

Nusia, a partir de ahora, pasará de ser polaca a ser ucraniana y tendrá que cambiar de nombre, de idioma, de modo de vida, de religión, aprender a fingir y a que su vida gire en torno al lema: callar, rezar, mentir y pasar desapercibida.

Nusia tendrá que enfrentarse y vivir una situación totalmente extraña, una judía viviendo bajo la protección de un nazi, porque aunque su documentación diga otra cosa, no deja de ser una niña judía y polaca, a la que el destino ha llevado a ser adoptada por la esposa de un jefe militar cruel y muy temido, ya retirado, y colaborador de los nazis.

Nusia va a tener que convivir aprisionada entre esas dos identidades, donde la de Nusia va a ir perdiendo terreno por la que Slawa (su nuevo nombre) tiene que mostrar a los demás para que no sospechen de quien es en realidad y estando continuamente alerta de no cometer ningún error por el que puedan descubrirla, hablando un idioma que no es el suyo materno y cumpliendo con los ritos de la iglesia católica sin fallo alguno. Pero la llama de Nusia no se extinguirá en ningún momento, volviendo a resurgir impidiendo que olvide quien es en realidad.

Va a resultar curioso ser testigo de como una niña que estaría condenada a la muerte por su condición de judía, con motivo de esta adopción no sólo va a salvar la vida, sino que además va a salir beneficiada de esta situación, ya que además de poder optar por una educación a la que tan difícil o imposible le sería, también por ser hija de quien es (aunque no lo sea por nacimiento) queda a salvo de la barbarie que se está cometiendo a su alrededor contra sus familiares y amigos, contra todos los judíos, y hasta llega a aprovecharse de ello, con todos los riesgos que conlleva, para ayudar en la medida de lo posible a los suyos.

Hay que reconocer que Nusia/Slawa es un personaje complejo y toda la importancia que tiene, ya que en torno a él gira toda la novela, además de que debe haber sido muy complicado para el autor intentar mostrar esa dualidad que existe en el mismo; en el que por un lado, parece que Slawa va ganando terreno a Nusia, que su anterior vida va quedando sepultada por la que lleva actualmente, y como van naciendo y creciendo unos sentimientos por su madre adoptiva siempre preocupada por ella y atenta por todo lo que necesita (aunque de alguna manera forme parte de sus enemigos), que van superponiendo, en cierto modo, a lo sentido por sus verdaderos padres aunque Nusia no los olvide; y por otro, de repente vemos resurgir a Nusia como si quisiera y necesitara recordar quien es en realidad, y que Slawa es sólo una impostora que hace lo que hace pasa sobrevivir.

Una supervivencia que, en más de una ocasión, se planteará si es honesta, pensando si verdaderamente es justo y tiene derecho a aprovecharse de lo que la vida que lleva la brinda, de la existencia que lleva, mientras otros sufren las consecuencias de lo que son.

Debe ser muy difícil plasmar un personaje así, con esa dualidad y que parezca creíble totalmente, tal y como Alejandro Parisi lo hace y consigue con Nusia/Slawa, pero tengo que decir que es un personaje no me ha llenado totalmente ya que en algunas ocasiones notaba en él cierta frialdad y falta de emotividad (algo que por opiniones que he leído ha debido ser totalmente personal). Otro punto en cuanto a este personaje que ha llamado mi atención, es que aunque a veces se nota claramente que es una niña/adolescente y actúa con cierta "imprudencia", hay otras situaciones que, aun reconociendo a lo que Nusia/Slawa  se ha tenido que enfrentar y a las circunstancias en que se ve inmersa, que a la fuerza tienen que haberla hecho madurar con mucha rapidez para la edad que tenía, había momentos en que me olvidaba totalmente que se trataba de una niña/adolescente de corta edad y me parecía que era una persona totalmente adulta.

Alejandro Parisi con una narrativa directa, ágil, fácil de leer, nos mantendrá pegados a las páginas de esta historia diferente a otras muchas leídas sobre el holocausto, a la que para mi gusto le falta un poco de emotividad, aunque a veces nos tenga con el corazón en un puño.

Una historia de lucha por la supervivencia y en la que se demuestra que el amor puede existir en medio de la barbarie y que siempre puede haber un rayo de esperanza. Una novela que vuelve a poner de relieve, a través del testimonio de Nusia, los terribles sucesos que se vivieron en una época no tan lejana, y el terror y la tragedia que asolaron Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

En conclusión, si queréis leer un testimonio real, una historia diferente sobre el holocausto, y disfrutar de una buena lectura no dudéis que lo vais a encontrar en La niña y su doble, y os recomiendo que leáis otras reseñas, ya que como he señalado esta falta de emotividad a que he hecho referencia es sólo una impresión personal que otros lectores no han tenido, así que no debe ser óbice para decidiros o no por esta lectura.


FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO



martes, 21 de junio de 2016

ETHERIA - Coia Valls



La novela histórica y la novela de época (a las que casi siempre las metemos en el mismo saco, denominando a ambas como novela histórica) siempre tienen un hueco entre mis lecturas y no es difícil encontrar entre las entradas de este blog, cada cierto tiempo y unas veces con más asiduidad que otras, reseñas de ellas.

Por eso cuando hace unas semanas me ofrecieron la lectura de esta novela, que además estaba escrita por Coia Valls a quien ya había leído en otra ocasión y me había dejado muy buen sabor de boca, no dudé un instante en aceptar la propuesta.

LA AUTORA

Coia Valls (Reus, 1960) es escritora y profesora de Educación Especial y Logopedia. Ha publicado la novela 'La princesa de jade' (2010), premio Néstor Luján de novela histórica, además de numerosos cuentos y relatos en volúmenes colectivos. En el mundo de la literatura infantil han visto la luz 'Marea de lletres que maregen' y la novela 'L’ombra dels oblidats'. Es responsable del blog 'El cuaderno naranja'.

ARGUMENTO

De Calavario a Roma, la extraordinaria odisea de una intrépida viajera del siglo IV.

El último tercio del siglo IV es un período de profundos cambios. Los valores se invierten y los perseguidos se convierten en perseguidores. El Senado romano está dividido y la permanencia de la estatua de la Victoria es el símbolo del enfrentamiento entre paganos y cristianos.

En este escenario de fin de una civilización, Etheria, una mujer noble de la Gallaecia emparentada con el emperador Teodosio, emprende un viaje a Tierra Santa en pos de su sueño. En su paso por Lucus Augusta, Caesaraugusta, Tarraco, Barcino, Gerunda, Roma y otras ciudades, escribe un diario para trasmitir esa experiencia a sus discípulas.

Sin embargo, a menudo las cosas no suceden como se había previsto. La aparición de Irene de Aveleda, una patricia que, bajo su apariencia de luchar por una noble causa, busca venganza, obligará a la peregrina a tomar decisiones insospechadas y enfrentarse a sus propias contradicciones.

Dos mujeres invierten sus destinos en este calidoscopio de una época de crisis. Un canto a la tolerancia y la amistad, a la capacidad de convertir el viaje en una experiencia de vida. Porque nada está escrito en las estrellas.

MIS IMPRESIONES

Irene, sobrina del senador Simaco, llega a Calavario donde vive Etheria en una congregación de mujeres piadosas, con el fin de hacerse con la última copia del Libro del Catón que se encuentra en poder de esta última.

Lo que no imagina Irene cuando llega es que Etheria se va a embarcar muy pronto en una peregrinación a Tierra Santa, y, entre otros objetos que la acompañarán en el viaje, estará la copia que ha venido a buscar.

Aunque ninguna de las dos se encuentra cómoda en la presencia de la otra, cuando Etheria propone a Irene que la acompañe en el viaje que va a iniciar, esta última no se lo piensa dos veces, ya que será la única forma en que podrá hacerse con el libro que ha venido a buscar y que supone para su tío la última esperanza de que las antiguas creencias del Imperio sean respetadas. Lo que ninguna de las dos intuye cuando emprenden este largo recorrido es que también van a realizar una importante importante travesía interior.

No es ninguna novedad que me gusta la novela histórica o la que está ambientada en hechos históricos, y aunque la Antigua Roma no es precisamente de los períodos que más me llaman la atención, alguna novela con este trasfondo he tenido en mis manos. Sin embargo nunca hasta el momento había leído una en la que el cristianismo ya se había convertido en la religión mayoritaria y los cristianos habían tomado posiciones de poder en el Imperio, cambiando las tornas y convirtiendo en perseguidos a los seguidores de las antiguas creencias y hasta hace poco perseguidores. Quizás también es que existen menos obras que suceden con este telón de fondo, siendo más numerosas en las que las persecuciones a los cristianos tienen más protagonismo.

Está claro que siempre se ha puesto mucho más énfasis en las persecuciones y tormentos que tuvieron que sufrir los primeros cristianos, y no se ha escrito tanto sobre como una vez alcanzado el poder fueron los cristianos los que se dedicaron a hostigar a los ciudadanos del imperio que no se habían convertido al cristianismo, por eso me ha gustado conocer la otra cara de la moneda y encontrar en esta novela el reflejo de estos hechos mostrando el revanchismo que afloró, y como aunque a muchos de los poderosos no les importó convertirse al cristianismo sólo para conservar o lograr las posiciones de poder, otros lucharon contra viento y marea intentando frenar los abusos y el avance de la nueva religión y que se les permitiese mantenerse fieles a sus creencias, y que éstas se respetaran.

También me llamó la atención al leer la novela encontrarme con Etheria (la protagonista junto a Irene de la novela y en torno a las cuales gira la historia), un personaje al que no conocía, como tampoco sus circunstancias. Etheria era una mujer peculiar, una especie de monja de aquella época que peregrinó hasta Tierra Santa, dejando constancia escrita de su viaje.

Junto con la ambientación y el momento histórico, una de las cosas que más me ha gustado de esta novela ha sido la relación que se va tejiendo entre Irene y Etheria, dos mujeres tan distintas, muy arraigadas a sus creencias, las cuales están a su vez totalmente enfrentadas, que muestran gran determinación y entre las que se va creando un vínculo que ni ellas mismas son capaces de entender, ya que por un lado recelan la una de la otra y de lo que representan, pero por otro surge entre ellas una especie conexión en la que tiene mucho que ver el que el respeto, las ganas de entenderse y, creo que, hasta de admiración que sólo al final son capaces de reconocer. Una relación que en muchos casos me ha resultado difícil comprender pero en la que la escritora muestra una clara evolución. Una evolución que no podría haber sido posible si a la vez no se hubiese dado en estos dos personajes.

Pero aparte de este crecimiento que se observa en estas dos mujeres, como al resto de los que transitan por la novela, es como si les faltase algo. Para mi gusto carecen de ese punto que hace que un personaje traspase las páginas de una novela y los sientas a tu lado.

No se puede negar que Coia Valls ha hecho una gran labor de documentación, la cual está latente y con la que no nos abruma, habiendo utilizado una prosa sencilla cuidada, fluida y ágil con la que es capaz de mantenernos prendidos a sus páginas, transmitiéndonos a su vez un claro mensaje de respeto y tolerancia por las creencias del otro, que tan necesario es en nuestros días. Pero a pesar de todo lo anterior, para mi gusto, a la narración le ha faltado cierta emoción, cierta tensión, para que esta historia haya terminado de calarme.

Pese a esos puntos que no me han llegado a convencer, para mi Etheria ha sido una lectura grata y entretenida y me ha hecho conocer algunos hechos de la historia en los que no me había detenido, y a un personaje sobre el que indagar.

Ahora os toca elegir a vosotros.



Hemos leído de la autora
FICHA DEL LIBRO