Blog de opiniones y reseñas sobre libros, novedades literarias: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales…

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas y presentaciones en toda España en constante actualización.

lunes, 28 de abril de 2014

TODOS LOS BUENOS SOLDADOS - David Torres


No es la primera vez, ni será la última, que un libro me atrae mucho, por múltiples motivos, y al final todo se queda en agua de borrajas.

Para mi Todos los buenos soldados tenía muchos ingredientes que hacían que me fijara en él, y mi interés en hacerme con un ejemplar así lo demostraba: el escenario, el período histórico, el introducir entre sus personajes un personaje real como Gila, y una historia que en principio prometía. Pero al final la desilusión ha sido grande.

EL AUTOR

David Torres nació en Madrid en 1966. Es escritor y columnista de prensa, siéndolo de manera habitual en Público donde tiene alojado su blog, habiendo colaborado en diversos medios de prensa españoles.

También es profesor en la escuela literaria Hotel Kafka.

Entre sus obras podemos encontrar: Con Niños de tiza (2008) con la que obtuvo el Premio Dashiell Hammett de la Semana Negra de Gijón y el Premio Tigre Juan, El gran silencio (2003) con la que quedó finalista del Premio Nadal, Punto de fisión (2011) que le valió el Premio Logroño de Novela y El mar en ruinas (2005), una ambiciosa continuación de la Odisea, con la que obtuvo el elogio unánime de la crítica.

También ha publicado libros de viajes (La sangre y el ámbar), libros de relatos (Cuidado con el perro, Donde no irán los navegantes), poesía (Londres), una novela de montaña, Nanga Parbat, y varios libros en colaboración.

Su obra está traducida a varios idiomas.

ARGUMENTO

"Nochevieja de 1957. Artistas españoles viajan a Sidi Ifni para animar a las tropas sitiadas y el cómico Miguel Gila acaba involucrado en un crimen, una sórdida trama de venganzas, sexo y tráfico de kif que implica a un joven alférez enamorado, a la hija de un héroe de guerra, a un viejo legionario y a un desertor estadounidense que practica surf. Gila reconocerá allí el mismo humor negro de sus monólogos bélicos, ese olor a pólvora del absurdo que es también el aroma de la derrota y de la guerra civil".

MIS IMPRESIONES

Es una novela que no ha llegado a atraparme en ningún momento, no me ha seducido la historia que me contaba y mira que a priori me parecía estupenda. No sé muy bien que ha tenido la culpa si la forma de narrar, como estaban expuestos los hechos, que los personajes no estaban lo suficientemente dibujados o que yo confundiese, en algunos casos, a unos personajes con otros según iba leyendo. No lo sé, pero lo cierto es que no ha logrado convencerme.

Parecía que lo que en esta novela se nos ofrecía era una combinación de novela negra y novela histórica con un fondo de humor negro, y los dos primeros puntos, para mi, están presentes sin ninguna duda, pero el último no he terminado de encontrarlo, y no porque no sea capaz de entenderlo o se me haga ajeno, sino porque a mi esta novela, y lo que ella rezumaba, me producía tanta tristeza que no era capaz de encontrarle ese humor, por muy negro que fuese.

Quizás en el tema del humor tenga que hacer una salvedad (y sea a ello a lo que se hace referencia), y es que los únicos momentos de humor que he encontrado en esta novela venían de la mano de esos conocidísimos, para algunos, monólogos de Gila, pero no puedo atribuirle este humor a la novela sino a este grande en el arte de entretener.

En cuanto a esa mezcla de novela negra y novela histórica es verdad que podemos encontrarla, ya que en la novela (aunque no sea una investigación al uso de este tipo de novelas), ya que nos encontramos con unos asesinatos que se encuadran dentro de un marco de corrupción en el cuartel donde se producen, y también nos encontramos que estos hechos están enclavados en las circunstancias políticas, históricas y sociales que rodean a la guerra de Marruecos, y se refieren a la política española de ese momento en las colonias y a la presencia de la Legión en ese territorio. Pero a mi que me gustan estos dos tipos de novela, Todos los buenos soldados no ha conseguido atraparme.

Hay que reconocerle al autor que utilizando un hecho real como la visita de Gila y Carmen Sevilla para entretener a las tropas aquel fin de año, haya logrado integrar el personaje real de Gila en la historia de manera bastante congruente y sin que chirríe en ningún momento, y cómo a través de este personaje podemos apreciar un paralelismo entre el humor que hacía (y del que en la novela se hace eco) y las situaciones reales que vivían estos militares en una guerra a la que desde el régimen se le quiere quitar importancia, del que apenas se hacía eco en la prensa nacional, y cuyo desenlace tenían claro los militares que la estaban librando. Antes o después la perderían y tendrían que abandonar aquel territorio.

He creido ver entre las páginas de esta novela que el autor ha querido rendir un homenaje a Miguel Gila haciéndole partícipe en la trama de esta novela y dándole voz para que conozcamos de su propia boca, y como si de un mal chiste se tratara, pasajes de su vida tan surrealistas como ese humor tan característico con que deleitaba a sus espectadores.

Si tuviese que encuadrar esta novela lo haría dentro de las noveas corales, ya que ninguno de sus personajes tiene una relevancia especial sobre los otros. Posiblemente el que más recorrido tenga sea Gila, pero no es el protagonista. 

Bajo mi punto de vista, el autor no ha dado demasiado importancia a los personajes, no dotándonos de una personalidad marcada, y prácticamente casi ninguno de ellos están lo suficientemente definidos, son unos personajes que están perfilados para situarlos en la historia, pero, como he dicho, a mi me ha parecido que el autor no ha profundizado suficientemente en ellos. Vamos a conocerlos lo suficiente para que podamos encuadrarlos en el argumento, pero no van a ser de esos personajes que dejan poso y que recordaremos en el tiempo. Para mi gusto son un mero elemento más que el autor necesita para su novela.

Si alguno de los personajes es más reconocible que otro por como los define yo señalaría a Gila, que por conocido es quizás más fácil de reconocer; al Sargento Fox: un hombre extraño, misterioso, raro, indefinido en edad y aspecto, que algunos piensan que es doble espía y que en la historia actúa como ejecutor del trabajo sucio; y el teniente Esnaola: un militar que pertenece a la fiscalía de Canarias, a donde le habían desterrado, y al que mandan a Sidi Ifni a encargarse de los asesinatos que han tenido lugar en la plaza, teniendo que andarse con mucho cuidado si no quiere empeorar su situación y viendo en una resolución exitosa la única forma de librarse de su exilio.

También podríamos señalar el personaje de Adela por ser el único femenino de la novela, un personaje que a mi me daba mucha pena y producía mucha tristeza, y al que no llegaba a entender muy bien hasta que al final descubres la realidad de su comportamiento.

Con un estilo ágil, un claro dominio del lenguaje sumamente directo, y profusión de diálogos, el autor a través de esta novela trata temas como la vida castrense;  históricos, como el final de las colonias españolas y las condiciones que soportaban y la moral de los soldados que allí se encontraban, cómo era la estructura de ese ejército, cómo era la guerra con Marruecos; temas políticos, como la manipulación que se hacía de esta guerra en los medios de comunicación; sociales como el desgaste moral y físico de un ejercito olvidado a su suerte en un territorio hostil y las relaciones con los pueblos nativos; morales, como la violencia y la crueldad, la ausencia de ética, la lealtad, la amistad, los ideales.

Quizás no cogí esta novela en el momento apropiado, quizás no la supe entender pero lo cierto es que la cogí con muchas ganas y con altas expectativas que en mi caso no se han cumplido. No voy a decir que sea una mala novela, ni que me haya aburrido con su lectura, simplemente yo esperaba otra cosa y me ha defraudado.

¿Te atreverás con su lectura?

FICHA DE LA NOVELA






jueves, 24 de abril de 2014

APACHES - MIGUEL SAEZ CARRAL




Reconozco que cuando me llegó este libro entre las novedades de Planeta no me llamó la atención. 

Al contrario que a otras personas con las que hablado posteriormente y a las que desde el principio tanto el título como la portada les encandilaron, a mi, en esta ocasión, no me pasó lo mismo. Sin embargo, gracias a un dossier de prensa más extenso y a la insistencia de Isabel, que pocas veces nos recomienda cosas que luego no nos gustan, me empezó a llamar poco a poco más atención y, cuando me enteré de que era una historia real ya no me quedó ninguna duda de que lo tenía que leer, ya que ésto por lo general sí que lo hace para mi totalmente atractivo.


Ahora, doy gracias a ese dossier, a todos los que insistieron y al encuentro al que asistimos con el autor, que hizo que adelantara la lectura de este libro en la larga cola que tengo esperando ya que no sólo no me ha defraudado sino que puedo decir que ha sido de los libros que más me ha gustado, enganchado y emocionado en los últimos años.

EL AUTOR

Miguel Sáez Carral nace en Madrid en 1968. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense e inició su carrera como redactor de la agencia Efe para trabajar después en otros medios de comunicación.


Abandona más tarde el periodismo para dedicarse a la creación de guiones. Guionista de media docena de series de éxito, además, ha sido jefe de guion de Al salir de clase, responsable de la adaptación, jefe de guion y argumento de Sin tetas no hay paraíso y creador de Homicidios

Con su labor ha ganado todos los premios de su profesión, entre ellos el TP de Oro y el Ondas.

Apaches es su primera novela.


EL ARGUMENTO

"En esta novela suceden acontecimientos que uno jamás querría protagonizar, pero están basados en hechos reales. Su lectura es hipnótica. Su factura excelente, su historia increíble.



La familia de Miguel sufre un revés inesperado: después de la muerte de su madre, el padre pierde el control de su vida y es estafado por sus socios. En un intento por salvar la economía familiar, se endeuda hasta llevar a todos los miembros a una situación límite en la que pierden la casa, ven embargadas sus nóminas y la cárcel se abre ante sus ojos como un horizonte real. Desesperado, Miguel decide salvar a los suyos aunque le cueste la vida, tal y como le enseñó su padre. Vuelve al barrio en el que nació y, junto a su amigo Sastre, se sumerge en una espiral de robos, asaltos y asesinatos. Cuando todo cobra un nuevo orden, aparece Carol, la amante del amo del barrio, la mujer de la que se enamora y pone en peligro todo aquello por lo que Miguel ha luchado".

MIS IMPRESIONES

Como os he dicho, igual que al principio fue un libro no me llamó la atención, después, mi interés fue aumentando y cada vez lo iba cogiendo con más ganas y estaba deseando poder seguir leyendo.

Hay que reconocer, que da igual con las ganas que lo comiences porque enseguida te sentirás atrapado por él. Es un libro con una trama que engancha desde el minuto uno, con un ritmo tan ágil y una escritura tan cercana que te hace meterte en sus páginas y devorarlo como si de tu serie favorita se tratara.

No os desvelo nada si os cuento que el libro comienza relatándonos cómo se desencadena toda la historia de la que va a tratar, y es que todo comienza con la muerte de la madre de Miguel. Una mujer, según nos cuentan, que siempre había protegido a su familia por encima de todas cosas, la que había tirado de la vida de todos y había sido la cabeza de familia. Con su muerte y la posterior "depresión" del padre de Miguel empiezan todos los problemas. El padre de Miguel ocultará que le han estafado y que deben mucho dinero en forma de deudas a bancos, proveedores o personas particulares. Cuando el padre ya no tiene puertas donde llamar, se acerca el vencimiento de la fecha de pago de las deudas y los intereses de ellas van aumentando, la familia se enterará que está metida hasta el cuello en una situación de no retorno de la que hasta el momento ninguno de los tres hermanos tenía ni idea.

En esta novela nos vamos a encontrar varias cosas que me han gustado mucho.

Por una parte los personajes. Creo que son lo mejor de la novela. Unos personajes muy bien dibujados, en los que en el caso de alguno de ellos se ve una gran evolución, en los que los sentimientos están a flor de piel y que pasan por un montón de etapas, que te hacen sufrir y reír con ellos y sobretodo, quererlos hagan lo que hagan.

Creo que Miguel es capaz de hacernos empatizar muy bien con cualquiera de los personajes. Es capaz de que vayas con los "malos", que quieras que triunfen, que no les pillen y sobretodo es capaz de hacernos comprender, entender y hasta "compartir" las razones que tiene para hacer lo que hace. Me ha sorprendido mucho y gratamente la capacidad de transmitir que tiene el autor, la facilidad con la que te metes en la piel de los personajes, sin duda fruto del trabajo que ha efectuado en la descripción de cada una de las situaciones que ha vivido en primera persona. Además, tiene que haber sido para él un trabajo muy duro emocionalmente, ya que se trata de describirse a sí mismo y a la gente a la que más quiere, con lo bueno pero también con lo malo, para llegar a hacernos comprender cómo son y lo que sienten cada una de esas personas en cada situación que vive, en muchos casos situaciones límite.

Dado que es una parte tan fundamental del libro no podemos dejar de hablar, en concreto, de alguno de los personajes de la historia.

Miguel, el autor y protagonista de la novela. Es periodista, y en el comienzo de la novela vive con su novia, con la que tiene una relación estable. Pero, con los acontecimientos que se le vienen encima verá que su vida se tambalea, que necesita ayudar a su padre y sobretodo devolverle así todo lo que ha hecho por él en la vida, y que está dispuesto a todo para tomar las riendas de la familia y sacarla de la situación en la que se encuentra, y quién no lo comprenda tendrá que quedarse en el camino.

La situación de la familia, hará que Miguel se meta en una serie de delitos, tanto para saldar las deudas como para "hacer justicia", que empezarán a desmoronar su vida por completo. Volverá con sus antiguas amistades del barrio siendo éstas unas personas con las que ninguno de nuestros padres querría vernos cerca. Esto nos habrá ver las dos caras de Miguel. La de un Miguel que puede ser como cada uno de nosotros, con su vida estable y una situación más o menos cómoda y la de un Miguel que vive una situación límite en la que ninguno de nosotros sabríamos cómo actuaríamos antes de vernos metida en ella.

Miguel es uno de los personajes en los que vamos a ver una evolución brutal. Igual que al principio tiene claro que vuelve al barrio por el tiempo justo para sacar a su familia adelante, que su vida no está allí, poco a poco se irá dando cuenta de que en cierto modo echa de menos lo que dejó atrás, que le gusta lo que vive con la gente con la que años atrás compartía tantas horas y de que él necesita a esa gente, pero esa gente también le necesita a él.

Otro de los personajes principales, muy vinculado a Miguel, es Sastre. Sastre es el amigo de toda la vida de Miguel, una persona que desde niño se ha metido en peleas, ha cometido robos y se ha tomado la justicia por su mano cuando lo ha considerado necesario. A pesar de que hace años que no tienen el contacto que tenían, en cuanto Miguel le pide que le eche una mano Sastre no duda en hacerlo y es que Sastre también debe mucho a Miguel debido a lo que hizó por él su familia cuando eran niños.

Aunque entre Sastre y Miguel vamos a vivir todo tipo de momentos: broncas, risas, peleas, compañerismo, sobretodo, a lo largo de todo el libro veremos una gran fidelidad y lealtad entre ellos, el sentido que tiene la amistad de verdad, la amistad con todas las letras.

Sin duda no podemos dejar de nombrar a Carol, una chica que conocen de toda la vida pero que en cierto momento desapareció del barrio y de la que Miguel no sabía que había vuelto hasta que se la encuentra por casualidad. Miguel guarda buen recuerdo de ella, pero lo que no sabe es que ahora es la amante del amo del barrio, además de la chica que desestabilizará todos sus planes.

Miguel tendrá que valorar si están por encima sus sentimientos hacia ella o seguir intentando salvar a su familia y nadie se lo pondrá fácil ya que no obtendrá el apoyo ni siquiera de su gran amigo Sastre.

La evolución de Carol también es notable a lo largo del libro y es que si bien al principio tiene muy claras sus intenciones, veremos como poco a poco su muro se va cayendo, conoceremos su historia, dejará lugar a los sentimientos, para posteriormente volver a dejar que la cabeza sea la que supere al corazón.

Podría seguir hablando de los personajes y es que creo que cada uno de ellos merece un análisis completo: el Chatarrero y sus negocios; Teresa, la hermana mayor de Miguel, que si bien le puede la cabeza también es consciente de que no hay otra salida más que la que ha buscado Miguel; Vicky (la hermana pequeña de Miguel) casi siempre mediadora entre todos los miembros de la familia; y por supuesto, Boris, el Dela, Miranda, la Asun y toda la banda con la que nos sentiremos partícipes de todas sus reuniones.

Y, por supuesto, el padre de Miguel, con su vergüenza por haber llevado a su familia a la ruina además de haberla mentido durante tanto tiempo, que si bien no es un protagonista demasiado activo en la novela es el eje principal de la misma. A lo largo de la historia el autor nos dejará muy patente en amor se profesan padre e hijo.

Si decía que uno de los puntos fuertes de la novela son los personajes, el otro sin duda son las localizaciones. Nunca unas localizaciones, a priori nada llamativas, me habían hecho meterme tanto en la trama. Y es que a la trama, le faltaría algo sin un escenario tan bien descrito como el que nos ofrece el autor.

El barrio de Miguel es Tetuán, y hay unas descripciones tan bien construidas de cada uno de los lugares que pisa Miguel que es muy fácil imaginarte, como si estuvieras viendo una serie, por donde se están moviendo cada uno de los personajes de la novela.

He visualizado con mucha facilidad la casa de Carol, en un buen barrio, el patio de la abuela de la casa del Dela, donde se reúnen los amigos para hacer los planes, el almacén del Chatarrero, el taller del padre de Miguel....

Sin embargo, no son para nada unas descripciones pesadas, son unas descripciones claras, directas, que sin que te des cuenta de que lo son te están dando una imagen perfecta de la historia, de la trama y de dónde transcurre todo, te están metiendo hasta tal punto que te hacen sentir como un espectador más de la escena que está transcurriendo.

Por supuesto la trama es sin duda lo fundamental de la novela y no podemos restarle importancia. Creo que el hecho de que sea una historia real, aunque tenga matices de ficción, es algo que nos hace sentirla un poco más, y quizá conocer al autor me ha hecho sumergirme más aún en ella, pero es una historia que desgarra por lo desoladora que es desde el minuto uno, una historia en la que los personajes sufren mucho.

Sin embargo, no está contada de una manera en la que parezca una historia triste, de venganza o que produzca compasión, sino que está contada desde un plano de la valentía de una persona que ve que no tiene tiempo de compadecerse o de buscar culpables, sino que sabe que lo único que puede hacer es buscar soluciones. Yo creo que esto hace que, aunque sea una historia triste, como ya he dicho, en ningún momento nos de esta impresión. Yo, si tuviera que describirla ahora mismo, diría que es una historia de valientes, de superación, de amistad, de amor y en definitiva de sentimientos, pero no de sentimientos al uso, sino que, en medio de una trama trepidante, se entremezclan un montón de sensaciones que sin que te des cuenta se te meten dentro y que cuando acabas el libro te cuesta mucho deshacerte y despedirte de los personajes porque los has llegado a querer y te gustaría saber cuáles van a ser sus siguientes pasos.

Otra de las cosas que me sorprendió fue el final de la novela, cuando a falta de 60 paginas ves que todo "ha terminado" y dices ¿qué más puede pasar? y pasa, vaya que si pasa. Ese tramo final de la novela me lo tuve que leer del tirón, y es que ahí ya sí que no te puedes despegar del libro y tienes el sentimiento encontrado de que necesitas acabar pero no quieres que se termine porque no quieres despedirte de esos personajes y sus historias.

Sin duda es una novela que te dejará poso, de la que no podrás deshacerte en varios días y que recomendarás a todo el mundo, igual que yo os la recomiendo ahora. Una historia de lealtad.

Gracias Miguel por compartir tu historia con todos nosotros.

FICHA DEL LIBRO

miércoles, 23 de abril de 2014

GANADORES SORTEO "LA COCINERA DE HIMMLER"

Como lo prometido es deuda, para celebrar EL DIA DEL LIBRO tenemos los ganadores del sorteo "La cocinera de Himmler".



Y....los ganadores son....

En un rincón de mi aula infantil 

Lunilla

ENHORABUENA y pronto recibiréis vuestro ejemplar. Esperamos vuestras reseñas y os animamos a participar en la lectura conjunta =)

Como siempre, es necesario que nos mandéis un e-mail con vuestros datos postales antes de 48 horas, para poder hacer el envío en el fin de semana.

GRACIAS a todos por la participación, la originalidad y el tiempo dedicado y gracias a SUMA por hacer posible este sorteo.

¡¡¡FELIZ DIA DEL LIBRO!!!

viernes, 18 de abril de 2014

LA COCINERA - Coia Valls



Los que nos leéis ya sabéis que en multitud de ocasiones nos dejamos llevar por la intuición, por una portada, un título, aunque muchas veces no sepamos mucho más de la novela, ni conozcamos a los autores.

Eso fue lo que me pasó en este caso. Una novela que estaba enclavada dentro de la novela histórica, una portada que me llamaba muchisimo la atención y un título que daba nombre a una novela en la que podía encontrar muchas cosas: una profesión, el amor por la cocina, un arte, etc. Porque la cocina puede dar cabida a sensaciones, culturas, emociones, y, por tanto, quien se dedica a ella, sea de la forma que sea, se impregna de ellas.

LA AUTORA


Coia Valls nació en Reus en 1960. Es escritora aunque también trabaja como logopeda. Ha publicado varias novelas La princesa de Jade (2010) que recibió el Premio Néstor Luján  de novela histórica; El mercader (publicada con Ediciones B, en 2012) que consiguió el Premio de los Lectores de L'Illa dels Libres, el Premio a la Mejor Novela en Catalán de Llegir en cas d'incendi y el Premio a la Mejor Novela Histórica 2012 de la web Novelas Históricas, traducida a varios idiomas y que también ha sido adaptada al teatro; y Las torres del cielo (Ediciones B, 2013) sobre los orígenes del Monasterio de Montserrat.

Coia Valls también se ha adentrado en la literatura infantil y juvenil, encontrándose en su haber títulos como Marea de lletres que maregen (2010) y L'ombra dels oblidats (2011).

Por si esto fuera poco también podemos disfrutar de su faceta de actriz en el filme Ventre blanc, que recientemente ha rodado a las ordenes del escritor y cineasta Jordi Lara.

No es difícil encontrar a Coia Valls en la red, ya que es responsable del blog El cuaderno naranja, o también en Twitter (@CoiaValls).

ARGUMENTO

Cuando mueren los padres de Constança, Antoine Champel cocinero del Virrey se hace cargo de ella, pero ahora que siente que su final está próximo, con el legado de todo lo que le ha enseñado entre fogones y el nombre de Pierre Bress, pide a Joaquín de Acevedo, funcionario real que es llamado a la corte española por Carlos III que se encargue de ella durante el viaje que la llevará de vuelta a España, con sus abuelos.

Cuando Constança llega a Barcelona, las cosas no serán como se las imaginaba. Su abuela no la trata mejor que si fuera una criada y no tiene con ella ninguna consideración especial. Tan sólo encuentra algo de cariño y consuelo en Victoria una mujer que lleva toda la vida, como antes lo hicieron su madre y su abuela, trabajando en la drogería de su abuela.

Constança no cejará en su empeño de encontrar a Pierre Bress, aunque para ello tenga que luchar mucho y llevarse más de un desengaño. Pero cuando menos lo imaginas y cuando menos lo buscas la suerte puede salir a tu encuentro

Pero ¿encontrar a Pierre Bress será como Constança lo imaginó?

MIS IMPRESIONES

Entre las páginas de La cocinera nos vamos a encontrar la vida de Constança, una mujer que luchará por lo que más la gusta y para lo que siempre se ha preparado: ser cocinera, algo para lo que además tiene un don especial.

La novela, que está dividida en cinco partes, está narrada en tercera persona excepto los capítulos 4 de cada parte, en los que Constança toma la palabra para hacernos participes de sus recuerdos en Lima, más concretamente,  algunos momentos de los que compartió con Ikay a orillas del río Rímac, alguien muy importante en su vida, a quien debe muchas enseñanzas que la ayudarán a lo largo de su vida, y al que no deja de añorar.

Cuando en estos capítulos Constança toma la palabra para dar rienda suelta a sus recuerdos es cuando más empatizamos con esa niña/adolescente. Una muchacha que se apoya en Ikay para salir de la tristeza de la muerte de sus padres y que siempre será un referente en su vida.

Y es que nos vamos a encontrar con unos personajes muy bien dibujados, tanto los que están más presentes en la novela como aquellos otros, como Ikay o Antoine Campell, que aunque no formen parte de la acción de la novela la sobrevuelan haciéndose patentes.

Me ha gustado ese carácter luchador de Constança, una mujer que sabe que lo que vale y sabe lo que quiere y lucha por ello, que no se amilana ni se deja vencer, aunque muchas veces las cosas se le pongan muy difíciles y parezca que se va a rendir. Es luchadora e intenta hacer frente, dentro de las posibilidades que le imponen la sociedad, su condición de mujer y no pertenecer a la clase noble, a las injusticias y a todos los obstáculos que se encuentra por el camino. Es un personaje en el que vamos a ver muy claro la evolución que sufre a lo largo de los años, desde que inicia ese viaje desde Lima y durante toda sus años en Barcelona.

Pero es que ningún personaje nos va a dejar indiferente ya que todos están dotados de emociones y nos van a hacer sentir cariño, aversión, simpatía, antipatía, añoranza, etc.

Me ha parecido sumamente original el sobrenombre que ha puesto la autora y por el que todo el mundo conoce en Barcelona a Pierre Bress, de quien todo el mundo desconoce su nombre real, y que recoge totalmente la personalidad de este personaje: Monsieur Plaisir; ese individuo que busca unir, en cierta forma, el placer sexual y el de la cocina como fuente de exaltar los sentidos.

Los sentimientos, las emociones y las sensaciones son otros de los pilares importantes de la historia. Toda la novela está impregnada de ellos y son la principal fuente de inspiración de Constança a la hora de elaborar sus recetas. Esas recetas mágicas que la hacen sentir poderosa, a las que nadie puede resistirse y para las que tiene un don especial.

"Para ella la cocina era más que un trabajo, era su manera de poner en orden las emociones; era un espacio de introspección y de conexión con ella misma donde cada ingrediente se convertía en una reacción, una sensación, una intuición, un sentimiento. Ahora lo necesitaba para dar curso a una serie de razonamientos que, de otra manera, no se veía capaz de articular".

Una de las cosas que más me ha gustado es esa forma que ha tenido Coia de plasmar como Constança es capaz de dar rienda suelta a lo que siente haciendo esas creaciones culinarias. Ese don por el cual después de una enfermedad, un disgusto o de gozar de cualquier tipo de placer, sobre todo el sexual, es capaz de transmitir todo lo que de ella emerge en sus recetas, con esa mezcla de ingredientes que le brotan de dentro como si fueran parte de sus sentidos. Cualquier cosa o situación que estimule sus sentidos la lleva a buscar ingredientes, hacer nuevas mezclas, buscar nuevas posibilidades, elaborar nuevas recetas.

Y Constança quiere ser capaz de transmitir esa emoción que ella experimenta a través de sus platos, para poder compartirla con el resto de la gente.

"Muy a menudo, cuando me encuentro delante de los fogones, cuando preparo un plato nuevo, experimento una emoción profunda. He descubierto que esto es lo que más deseo. Y necesito percibir que también soy capaz de transmitir esta emoción a los que se acercan a mi cocina".

El escenario principal de La cocinera es la Barcelona de la segunda mitad del siglo XVIII. Una Barcelona que estaba empezando a cambiar, con un proyecto que prometía convertir la Rambla en un lugar importante. Una Barcelona que bullía, donde estaba en marcha una rebelión de su población contra la vida caprichosa y regalada de nobleza y los abusos de poder.

Me ha gustado la forma de narrar de Coia Valls, con un lenguaje sencillo, que se hace ameno, quizás también gracias a esos capítulos cortos, con la cantidad justa de diálogo, que en ningún momento pierde el ritmo y una historia que no deja de plantearnos situaciones que sentimos la necesidad de saber como van a resolverse. Además yo he creído, o querido, intuir que la autora quería plasmar en la narración una especie de paralelismo entre el placer de los sentidos y el placer culinario, en todas sus vertientes (creación, elaboración y degustación).

Si tuviese que ponerle un pero a la novela, aunque no tiene la mayor importancia ni es determinante para la historia (a mi es que me gusta que me den todo resuelto y que no queden flecos sueltos por pequeños que sean), es que en ciertos pasajes es como si quedaran cosas en el aire, aunque no influyen para el resto de la historia (por ejemplo cuando pierde las mermeladas y aunque nos suponemos la bronca que debió montarle su abuela al final nada nos cuenta de ello). Es como ese guiso del que estás disfrutando de sus aromas y hasta has colaborado en su elaboración y al final no terminas de disfrutarlo. Pero, como en todo, esto son apreciaciones mías.

Hemos leído de la autora